arrow

Las ratas (1997)

5,9
611
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En los años 50, en la Castilla rural más pobre y olvidada vive el Nini, un niño sin más conocimientos que los que le proporciona la naturaleza. El Nini vive con su padre en una cueva, y con él se dedica a la caza de ratas de agua, único medio de subsistencia que conocen. Pero cuando se les intenta privar de su techo y de su medio de vida, la violencia estalla incontenible. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ España España
Título original:
Las ratas
Duración
100 min.
Guion
Antonio Giménez Rico (Novela: Miguel Delibes)
Fotografía
Teodoro Escamilla
Género
Drama Vida rural
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Miguel Delibes
"Película estéril, cuyo pretendido tono realista queda en una puesta en escena tópica y plana."
[Cinemanía]
"Adaptación de la novela de Miguel Delibes. (...) Buena"
[Diario El País]
7
La España rural.
Antonio Giménez-Rico aparecía en el maravilloso programa de José Luis Garci y era tal su entusiasmo que te lo contagiaba, no paraba de hablar y todo lo que decía era muy interesante.

Ésta obra (que no habrá visto casi nadie) está muy bien realizada, adapta un libro de Delibes y lo hace con gran elegancia. Es una buena película.

Recuerdo a José Caride que hablaba con propiedad, era culto y luego lo ves en la película y hace un papelón porque se mete en la piel de una persona sin cultura ni formación que se dedica a cazar ratas de agua. Y el niño en la película creo que ahora ya crecido es una estrella de las adolescentes.

Es un retrato de la España rural y campesina y es interesante. Vivimos ahora en grandes urbes y uno no se puede imaginar que no hace mucho había gente que se dedicaba a cazar ratas....

A mi me pareció buena. Y el final me gustó mucho.

Gran retrato, muy realista. (Delibes quedó sorprendido)
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Castilla trágica y rural.
"Las ratas" es una obra maestra del paisaje y paisanaje rurales castellanos, una narración concisa y soberbia del maestro Delibes con gran fuerza evocadora para los que vivimos aquí. La adaptación que Giménez Rico hace es loable pues quiere ser rigurosa y así fue rodada durante las cuatro estaciones del año (gran fotografía de Teo Escamilla), apostándose por un tono muy realista y naturalista, que era el que más le iba a la novela. Así, también es una película austera dónde no hay rostros famosos que contaminen la sensación de que estamos viendo personajes rurales y vulgares, de clara tradición y primitivismo, pero a los que el espectador debe coger apego y hasta cariño. Y la opción de Giménez Rico también es epidérmica y por ello algo impersonal, con el brutal final como metáfora de este mundo castellano dónde hay una relación fraternal y vital entre la despiadada, imprevisible y a la vez indispensable Naturaleza y estas gentes, y dónde hay convicciones profundas e irreversibles que provocan la tragedia: si en la espléndida "Los santos inocentes" era la Milana bonita de Azarías el desencadenante de la querida tragedia, aquí en "Las ratas" es el "las ratas son mías", con que el ratero se repite cada día alimentando su odio contra el intruso que por diversión y ocio le está quitando su medio de supervivencia. Y al fondo, el inolvidable Nini (buena actuación del chaval Monje) que es toda una fuente de sabiduría plenamente natural, personaje con el que realmente debemos quedarnos como metáfora y paradigma del ruralismo castellanos. Una película tan correcta como carente de un estilo definido. Rodada en las provincias de Valladolid y, sobre todo, Palencia.
[Leer más +]
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil