arrow

Ni jueza, ni sumisa (2017)

Ni jueza, ni sumisa
Trailer
5,8
142
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La extraordinaria y nada convencional jueza Anne Gruwez nos lleva a la trastienda de investigaciones criminales reales. Durante tres años el equipo satírico que está detrás de la serie televisiva de culto 'Strip-Tease' capturó lo que nadie hasta entonces se había atrevido a filmar. Sin concesiones y de un modo políticamente incorrecto. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Bélgica Bélgica
Título original:
Ni juge, ni soumise
Duración
99 min.
Guion
Jean Libon, Yves Hinant
Fotografía
Didier Hill-Derive
Productora
Coproducción Bélgica-Francia; RTBF (Télévision Belge)
Género
Documental Comedia
4
Muy curiosa sí, pero se le va el gas poco a poco
Pues eso, como la publicidad dice: esto no es cine, ¡es peor!.
No lo podrían haber definido mejor... o bueno, puede que sí, puesto que no es tan mala y tiene indudables virtudes.
Sucede que como se ha visto en la Competición ¡OFICIAL! del Festiva Internacional de Cine de Donostia 2017, uno/a se echa las manos a la cabeza preguntándose el porqué de haber sido seleccionada en dicho apartado. Como curiosidad está bien, hay que ver de todo, pero ¡en el Tercer Festival de cine en importancia de Europa...!
En fin, una vez que el mal está hecho, asistes al trabajo diario (un recopilatorio de casos filmados a lo largo de tres años) de una pero que muy peculiar jueza (¿o es juez?), con las personas a las que debe impartir justicia, unas veces condenándoles a multas, otras dejándoles en libertad sin cargos, otras enviándoles a la cárcel, o conmutándoles las penas con servicios sociales que tienen que cumplir para reparar la pena (en casos no graves, por supuesto).
Y lo hace con cierta gracia durante los primeros quince o veinte minutos, pero se le va, como no podía ser de otra manera, la chispa enseguida, y a lo largo de más de hora y media (daba para un medio metraje como mucho) asistimos a las magistrales, entrañables y a veces duras y justas sentencias.
No voy a decir que no haya escenas divertidas, sin echar cohetes, pero llega un momento en que ya cansa y deseas que finalice... pero no, sigue.
En fin, que no convenció a la crítica especializada y a mucho/as espectadore/as, pero a otros sí y el Jurado del Festival de Cine de Donostia ha acabado concediendo a la juez y protagonista de este semi-documental Anne Gruwez una Mención Especial. Enhorabuena. No tanto para el Jurado, francamente.

https://filmsencajatonta.blogspot.com.es
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El día a día en el trabajo de Anne Gruwez
De vez en cuando se sacan adelante proyectos diferentes, extraños y que siendo películas documentales parecen cintas de ficción, y uno de esos casos es esta coproducción europea que tuvo su estreno en el pasado festival de cine de San Sebastián en donde formó parte de la sección oficial y recibió una mención especial del jurado presidido por John Malkovich. La propuesta se desarrolla en Bruselas y aborda el trabajo diario de Anne, una jueza de guardia muy peculiar que tiene que decidir el futuro de sospechosos detenidos y lo hace en un despacho recibiendo a esas personas y sus abogados, y toma su decisión después de escuchar su declaración e interrogar de manera minuciosa. Casi todos esos supuestos culpables son ciudadanos extranjeros, musulmanes, y salvo un caso hombres, y el comportamiento de esa protagonista tan peculiar es la de no achantarse ante las súplicas de esas personas que corren el riesgo de ir a la cárcel o entrar en precariedad económica si la decisión es la de que es culpable de los hechos investigados. Esos casos están muy bien tratados y el espectador se puede posicionar del lado de los investigados simplemente porque parecen dar pena en sus declaraciones y observando la actitud que parece despótica por parte de esa mujer.

Pero viendo la vida diaria de Anne y analizando la ley y la imparcialidad del comportamiento de un juez creo que no hay que criticarla y lo único que la achaco es que se excede con los hombres investigados y es mucho más comprensivo y escucha a la mujer que acude como supuesta culpable a su sala. Esas declaraciones son muchas pero cortas, y se insertan en medio del gran caso que se aborda en el documental, el de la investigación de un asesinato que tuvo lugar hace muchos años y que centra el día a día de esa mujer y los que la rodean. Me provocó la risa muchos comentarios y situaciones diarias de la protagonista, y como se mueve por las calles de Bruselas con ese coche tan antiguo ( me recordó al inspector Clouseau e incluso a Mr Bean con su mini ) y las escenas en su casa con el hámster que es gran compañía. Un personaje peculiar, al que cogí cariño y me provocó la risa unas cuantas veces, pero que si analizamos a fondo algunas de sus reacciones puede que su actitud no sea tan plausible.
Recomendable a los que quieran ver un proyecto diferente dentro del género documental.

LO MEJOR: Su sentido del humor. La valentía de Anne Gruwez.
LO PEOR: Algunos excesos de la protagonista.

Pueden leer esta crítica con imágenes y contenidos adicionales en: http://www.filmdreams.net
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil