arrow

Todo o nada (2002)

Todo o nada
Trailer
7,1
1.937
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Penny, una cajera de supermercado, ha dejado de querer a su marido Phil, un taxista tierno y de espíritu filosófico. Su hija Rachel es limpiadora en una residencia de ancianos, pero su hijo Rory, un chico de carácter agresivo, está en el paro. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
All or Nothing
Duración
128 min.
Guion
Mike Leigh
Música
Andrew Dickson
Fotografía
Dick Pope
Productora
Coproducción Reino Unido-Francia; Thin Man Films / Les Films Alain Sarde / Studiocanal
Género
Drama Romance Drama social
La última película del siempre interesante Mike Leigh ha despertado un entusiasmo casi unánime entre la crítica. Sin embargo, “Todo o nada” está lejos de la maestría de “Secretos o mentiras”, de la fuerza de “Naked”, y del encanto de “Chicas de hoy en día”. Nada que objetar a la dirección o a los soberbios actores, pero sí al guión. Esta historia acerca de un matrimonio en crisis abusa del tremendismo (vayan anotando: hay alcoholismo, trabajo precario, dificultades económicas, malos tratos, adolescentes embarazadas, enfermedades, incomunicación, trastornos alimentarios... todo muy bien contado, eso sí). Pero, lo que es más grave, comienza relatando dos historias auxiliares que de repente se esfuman de la pantalla, como si hubiesen desaparecido en la mesa de montaje. La película se ve bien, especialmente por la conmovedora interpretación de la pareja protagonista y todos los secundarios, pero cuando termina es difícil no pensar aquello de: “yo me esperaba más...”
[FilmAffinity]
"Leigh vuelve a ofrecernos sus mejores esencias. Y eso implica commoción, una capacidad fuera de lo común para describir las sensaciones íntimas, las heridas y los sueños de gente que siempre lo ha tenido muy crudo para sobrevivir (...) desprende hermosura y veracidad"
[Diario El Mundo]
9
EXISTENCIAS A RAS DE SUELO
Cine de bajo presupuesto, con actores desconocidos, pero imprescindible para todos.
El director de la espléndida Secretos y mentiras, y de la aún inédita en España Topsy-Turvy, ha alcanzado su plenitud creadora gracias a una propuesta situada en las antípodas del cine actual, o sea, de las del entretenimiento. Mike Leigh bebe de las fuentes de la cinematografía social británica, y las técnicas documentales, para conformar un crudo mosaico realista de paradójico aliento que sobrecogerá al más afortunado, optimista y valiente de los espectadores.
En un barrio de protección oficial de Londres, un grupo de vecinos de clase media-baja sobrelleva el día a día como puede. Penny, una cajera de supermercado, está perdiendo el amor que sentía por su pareja Phil, un taxista tierno y bonachón aunque un tanto abúlico. Su hija Rachel trabaja limpiando en una residencia de ancianos, y su hijo Rory, de carácter agresivo y perezoso, se mantiene en el paro. Además, Penny tiene dos amigas cuyas familias se van a pique: una comparte excesivas dosis de alcoholismo junto a su marido, compañero de trabajo de Phil, mientras su hija asiste al derrumbamiento; otra, viuda, trata de volcarse en la protección y ayuda de su hija, que atraviesa un mal momento con su novio. Afuera, en el patio de vecinos, un paria imberbe divaga y hace de las suyas, símbolo del abismo al que se dirigen los protagonistas.
Prescindiendo de toda técnica narrativa, y a través de un aparente naturalismo interpretativo, Todo o nada es la prueba palpable de que el cine no es sólo ritmo, de que lo que importa al final de una película es la transmisión pura de emociones, y de que no existe mejor guión dramatizado que la tragedia diaria de nuestras vidas. Unas vidas cuya rutina e inercia pueden llevarnos al hastío o la desesperación, unas vidas que convierten el día a día en una existencia escalofriante, dolorosa y oscura, unas vidas que van abandonando poco a poco los lazos familiares, el cariño, el apoyo y el amor en estado latente.
El mundo real
Mike Leigh nos recuerda con ojos grises que la mayoría de los seres son feos, gordos y pobres, que la desgracia y el horror humano más próximos son la adversidad cotidiana y el refugio en una morada deprimente, consecuencia del mundo en que vivimos y del que todos somos partícipes. Los personajes se introducen poco a poco en un callejón sin salida (sí con retorno) del que sólo saldrán a fuerza de amor, aunque sea en pequeñas dosis. Los espacios herméticos son su entorno natural: cuchitriles, hospitales, supermercados, taxis...
Se observa en el director cierta timidez ante la felicidad, que lo sume en la prolongación de lo crepuscular, pero no importa, su ambición vitalista desecha la supuesta calidad perentoria que ha de tener todo film. Como la vida misma, con el ánimo maltrecho pero la reflexión estimulada, decimos adiós a los sueños, hola a los sentimientos que nos rodean y a los que todos nos aferramos, y gracias por esta suculenta obra maestra.
[Leer más +]
17 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Luces y sombras
Más vale tarde que nunca. Tras un largo tiempo esperando para poder ver este film de Leigh, y tras la gran "El Secreto de Vera Drake", esta película, que nos enseña cómo vivir en una rutina de desprecios, soledades, marginación, angustia, desempleo, alcoholismo, etc.. es una forma de vida. Una forma de vida que queda reflejada perfectamente en esta historia, que coge fuerza por momentos, y que acaba diluyéndose en un final, demasiado condescendiente para con los dos protagonistas.
El matrimonio visto antes y después. El punto de inflexión es la enfermedad del hijo. Esto cambia la vida del matrimonio.
Las actuaciones son muy destacables, tanto la de Timothy Spall, con parsimonia, tranquilidad y desgana que da vida a un deambulante en su día a día. Y no desmerece nada Lesley Martin.

Quizá pase de puntillas por los problemas del resto de los vecinos, esboza una serie de episodios que coinciden en un punto concreto, que acaban abandonados y no se sabe bien porqué, quedan inconclusos. Son historias paralelas, que podrían haber enriquecido la trama.

Finaliza la película con una serie de actitudes que cambian a los personajes, o personajes que cambian de actitud, con gestos, con miradas,etc. Cambia la luminosidad y hasta el físico de los personajes *
En definitiva, una historia común de un barrio cualquiera de una familia cualquiera, que dice mucho más de lo que se ve y de lo que no se ve. Habla de una sociedad en un tiempo concreto y un lugar concreto.
Un 7.5 es mi nota.
[Leer más +]
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil