arrow

Deadpool 2 (2018)

Deadpool 2
Trailer
7,0
16.514
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Wade Wilson (Ryan Reynolds), mejor conocido como Deadpool, su nombre de batalla e identidad antiheroica, está de regreso con Deadpool 2 y en esta ocasión su misión será salvar a un chico llamado Russell (Julian Dennison) de las manos de un poderoso rival llamado Cable (Josh Brolin). En aras de dar cumplimiento a su tarea el antihéroe formará un grupo al cual pondrá el nombre de X-Force. Secuela de la exitosa película (recaudó más de 780 millones de dólares en todo el mundo) parodia de los superhéroes mutantes del 2016, también protagonizada por Reynolds. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Deadpool 2
Duración
111 min.
Estreno
18 de mayo de 2018
Guion
Rhett Reese, Paul Wernick, Ryan Reynolds (Cómic: Rob Liefeld, Fabian Nicieza)
Música
Tyler Bates
Fotografía
Jonathan Sela
Productora
Marvel Entertainment / 20th Century Fox / Donners' Company / Kinberg Genre. Productor: Ryan Reynolds
Género
Acción Fantástico Comedia Superhéroes Marvel Comics Cómic Secuela
Grupos  Novedad
X-Men Deadpool
8
Inclasificable en todos los sentidos
El cine de superhéroes se ha convertido en el western del siglo XX, un público en masa acude al cine con ansias de ver al superheroe/es de turno salvar el mundo (me gusta la idea de dentro de un par de décadas esta generación vea estas pelis con sus hijos igual que la generación de mis padres y abuelos hace con las pelis de vaqueros). Pero Deadpool 2 se sale de la tónica de este género con una bestialidad desconocida, si la primera parte ya fue todo un halo de originalidad y aire fresco, en esta ocasión multiplican la barbarie y el "humor de mal gusto" a unas dimensiones inéditas, Ryan Reynolds (el alma y el corazón de este personaje) es un tipo con un gran sentido del humor, nadie sabe reírse de sí mismo como lo hace él, y durante 111 minutos (parece mucho más larga de lo intensa que es) lleva al personaje a una hilaridad mucho más redonda que su predecesora, con personajes más completos y más absurdos tambien (con la dificultad que lleva casar esos dos términos).
Si alguien me preguntara ¿Cual te ha gustado más, Infinity War o Deadpool 2? Sería incapaz de responderle, a pesar de ser películas del mismo género, son muy diferentes. SI Deadpool tenía calificación R, Deadpool 2 se pasa la R por las partes bajas de Reynolds.
Lo peor de todo es que con la tercera parte volverán con la estrategia de pasarse cuatro pueblos en cuanto violencia y humor gamberro, y puede que se pasen, ya lo veremos, de momento a disfrutar de esta maravillosa locura
[Leer más +]
71 de 88 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Que gamberro eres Ryan...
Que vayas a ver ‘Deadpool 2’ al cine implica que vas a encontrar una película realizada por personal que se quiere divertir y que quiere divertir. La historia del superhéroe más carismático, deslenguado y seguramente irresponsable del panorama ya hizo las delicias de muchos de los que visionaron su primera entrega en el cine y, en ésta ocasión, aunque no al mismo nivel, mantiene esas ganas de hacer disfrutar en la butaca.

La misma seriedad que en su antecesora, en ‘Deadpool 2’ tenemos una historia de un tono más serio; pero no nos dejemos engañar por esto puesto que, aunque el fondo pueda tener mayor seriedad el envoltorio es un amalgama de estupideces varias, frases sacadas de contexto, sarcasmo, bromas al propio gremio cinéfilo y un caradura como un castillo de grande. Ryan Reynols se lo pasa en grande y se nota, disfruta de cada minuto dentro del traje de Deadpool y eso le insufla una calidad a su interpretación aún mayor. Tiene el gran porcentaje de buenas bromas y diálogos, obviamente, pero les un completo en cuanto a reparto. Los compañeros de interpretación danzan al ritmo que las palmas de Reynods dictan pero sin descompasar: Josh Brolin está casi igual de bien de Cable como lo estuvo de Thanos. Zazie Beetz como Domino; Brianna Hildebrand, Morena Baccarin e incluso Stefan Kapicic como Coloso no pierden el ritmo de Ryan Reynolds.



Las escenas de pelea incluyen momentos innecesarios de violencia y otros en los cuales piensas en la imaginación de los coreógrafos. Ésta muestra de poderes y los juegos de cámara cuando la acción entra mantienen un punto extra de tensión que, unido a la música mantienen el ritmo de la historia sin que haya bajas en la misma.

De hecho el comienzo es arrollador en casi todos los sentidos. Un comienzo vertiginoso y rápido que introduce una película que no agobiará, pero tampoco dejará descansar. La rotura de la cuarta pared ayuda un poco a todo, tanto a las risas y facilidad en las bromas, como a la narración y al equilibrio de la película, que no caiga ni en el aburrimiento ni en el extra de velocidad.

Si a todo esto añadimos que la película es súper gamberra, que no busca nada profundo; que incluso llega a reírse de sí misma en muchos de los momentos del metraje y las referencias cinematográficas que encontramos en ella… estamos ante una segunda parte que sigue la estela del buen debut que en su día tuvo el superhéroe más macarra que se recuerda: Deadpool.
[Leer más +]
37 de 50 usuarios han encontrado esta crítica útil