arrow

¿Vencedores o vencidos? (El juicio de Nuremberg) (1961)

¿Vencedores o vencidos? (El juicio de Nuremberg)
Trailer
8,1
11.227
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En 1948, tres años después del final de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), cuatro jueces, cómplices de la política nazi de esterilización y limpieza étnica, van a ser juzgados en Nuremberg. Sobre Dan Haywood (Spencer Tracy), un juez norteamericano retirado, recae la importante responsabilidad de presidir este juicio contra los crímenes de guerra nazis. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Judgment at Nuremberg
Duración
186 min.
Guion
Abby Mann (Teatro: Abby Mann)
Música
Ernest Gold
Fotografía
Ernest Laszlo (B&W)
Productora
Roxlom Films Inc. Distribuida por United Artists
Género
Drama Drama judicial Histórico Nazismo Holocausto Años 40 II Guerra Mundial
"Producción animada por unas interpretaciones soberbias. Mención aparte merece el siempre febril y torturado Montgomery Clift"
[Diario El País]
9
Para el recuerdo
No es justo etiquetarla como mera película judicial que condena a los vencidos de forma partidista. Se trata de una película profunda y llena de matices, juicio a la propia Justicia, que propone adentrarse en el controvertido tema de la culpabilidad de la sociedad civil alemana en general, y de los jueces en particular, durante el nazismo. Hay buenos y hay malos, pero ambos bandos tienen voz y posturas justificadas que te conducen a la reflexión.
Toda esta trama argumentativa se sustenta en un envidiable reparto con actuaciones tan creíbles como increíbles -por lo estelar- de los protagonistas y de los actores de reparto (bordan sus papeles Judy Garlan y Montgomery Clift, en plenas crisis personales).
Discursos que ponen la piel de gallina, silencios y miradas (enorme Burt Lancaster), sutiles escenas donde se dice todo sin decir nada (no paséis por alto la llegada del juez que interpreta Tracy con la forma que tiene de conducir el chófer) durante, eso sí, casi tres horas de metraje.
Algunos trucos fáciles que no pasarán inadvertidos, muy discursiva, pero se trata de una reflexión honesta y unas actuaciones para el recuerdo.
[Leer más +]
102 de 109 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
OBRA MAESTRA, JOYA, NECESARIA, IMPRESCINDIBLE PARA TODO BUEN CINEFILO.
Soberbia, una película atrevida incluso para hoy en día, que incluso se atreve a detallar lo bueno que hicieron los nazis, fuera de todo perjuicio, tópico o correctísmo político. Lejos de la idea preconcebida que tenía, pensando que iba a ser una apología de los americanos nos presenta razones contundentes de ambos bandos. Maximilian Schell hace una interpretación soberbia, sólida, contundente, sin perifollos, nos presenta razones para apoyar el bando de los alemanes que jamás se nos habrían ocurrido, le da la vuelta a cosas que pensábamos que no la tenían, mientras Richard Widmark le da la réplica con argumentos no menos contundentes. Spencer Tracy, bordando el papel de juez que en ningún momento se nos presenta como un “héroe” de la justicia, es más, reconoce que no esta ahí por gusto, y duda de su veredicto, además entablar amistad con Marlene Dietrich, viuda de un general alemán, que en sus escasas apariciones encarna a una mujer fría, intentando mantener la dignidad entre las ruinas de su país y de su vida. Burt Lancaster se mantiene impasible durante casi todo el juicio, hasta que hace su declaración voluntaria, donde hace una magnífica interpretación, así como Montgomery Clift en su breve aparición como testigo, haciendo de retrasado mental, creíble y sólido a mas no poder. Aunque para mí demasiado breve como para considerarla la mejor de su carrera. Dirán que una buena actuación no se puede medir por su duración, pero yo creo que por muy buena que sea no es lo mismo, no es lo mismo prepararte y mantener una buena interpetraciòn durante toda una película que unas cuantas frases durante un rato. Aunque efectivamente es una actuación soberbia, pero como actuación suelta. El resumen que puedo hacer de las interpretaciones de todos, incluidos los secundarios se resume en dos palabras: SOLIDEZ y CREDIBILIDAD. Muy lejos de hacer un juicio de buenos y malos nos presentan las miserias de ambos bandos, las presiones de los americanos para que aminorar las penas para dar buena imagen ante los alemanes, el intento de eximir culpas de los alemanes esgrimiendo que no conocían las atrocidades que sucedieron, y así un sinfín de razones y argumentos que te llevan a pensar y a reflexionar mucho, sobre la justicia, sobre la dignidad humana, sobre la patria… Todos ellos temas de primera necesidad, cargados de mensaje, por ello me parece una película EXCELENTE, apasionante, una joya del cine, una película necesaria, tres horas en las que absolutamente ni una palabra sobra, todas están medidas y pensadas para hacernos reflexionar, todas tienen algún sentido y algún mensaje, tres horas a las que no les sobra ni un segundo y que en ningún momento se llegan a hacer pesadas. Te absorbe desde el primer momento, y no puedes más que seguir visionándola y seguir disfrutando de su riqueza. Uno de los mejores guiones de la historia, muy inteligente y documentado, y con multitud de frases para el recuerdo .Una de mis películas preferidas. Se resume así: TIENE QUE VERSE.
[Leer más +]
83 de 94 usuarios han encontrado esta crítica útil