arrow

Dinero fácil (2010)

Dinero fácil
Trailer
6,0
2.490
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Los bajos fondos de Estocolmo son un sumidero al que han ido a parar todos los desechos de la sociedad sueca. Todos quieren defender su territorio y lucrarse a cualquier precio. La enigmática desaparición de una mujer, será el nexo de unión de tres criminales con un objetivo común: vengarse del gran capo Radovan. Jorge, JW y Mrado forman parte de la fisonomía de los bajos fondos de Estocolmo. Jorge está entre rejas, aunque en poco tiempo se fuga para cargarse al chivato que lo enchironó. Mrado se ve incapaz de compatibilizar su papel de matón yugoslavo con el de padre que lucha por la custodia de su hijita. Y JW conduce un taxi mientras intenta aparentar ser de una clase social a la que no pertenece. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Suecia Suecia
Título original:
Snabba Cash (Easy Money)
Duración
124 min.
Estreno
26 de agosto de 2011
Guion
Maria Karlsson (Novela: Jens Lapidus)
Música
Jon Ekstrand
Fotografía
Aril Wretblad
Productora
Tre Vänner Produktion AB
Género
Thriller Drama Acción Crimen Drogas
Grupos  Novedad
Snabba Cash
6
Distinta pero igual
Cuando uno tiene ante sí un trabajo como "Easy Money", hay algo que realmente no llega a cuadrar. Si lo que de verdad deseaban sus creadores es que se alejase del espiral de thrillers americanos con que cada año nos bombardean, en cierto modo dan en el clavo, pues desde unas relaciones entre personajes mínimamente trabajadas, donde el tempo no parece un lastre para que la acción se desarrolle sólo cuando debe y también obtengamos ciertas cotas de dramatismo, hasta un empleo eficaz del montaje y un buen uso de la banda sonora, hacen del film de Espinosa algo realmente competente. Como decía, en cambio, si lo que querían era alejarse de esa corriente formalista para crear un ejercicio de cauce realista, en prácticamente ningún momento llegan a lograrlo. De hecho, su única herramienta para intentar que así sea, es una fotografía sobreexpuesta que, por desgracia, parece la única respuesta de intentar tomar un camino distinto (dejando de lado su montaje, que en ningún momento se acerca al del videoclip industrial tan impuesto últimamente en Hollywood). Haciendo a un lado esa característica, sin embargo, no hay rastro de mayores virtudes que le den un aire distinto.

Hay que agradecer (puesto que no todo van a resultar achaques) que, por otro lado, su guión esté bien medido y no dé tumbos innecesarios para llegar a una conclusión que, podrá gustar más o menos, pero a buen seguro otorga esa dosis de realidad que Espinosa debería haber impreso en las formas.

Su elenco, amateur casi en su totalidad, no le pierde la cara al film en ningún momento, y cada uno de los actores parece como conocer el modo para encauzar su rol en el momento adecuado. De hecho, pese a la juventud de algunos de ellos, destaca en especial la sobriedad de su protagonista, Joel Kinnaman, que compone con temple un carácter que llega a dejar algunas de las secuencias más lúcidas de todo el metraje. Incluso podría decirse que el actor comprende a la perfección su papel, y llega a desgranar algo que, por desgracia, Espinosa no toca ni de soslayo: la crueldad del mundo en que se encuentran. Un mundo que a veces te rebasa y deja graves secuelas tras sus consecuencias, esas que aquí llegamos a ver, pero jamás a sentir.
[Leer más +]
26 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El dinero fácil no existe
Dinero fácil perfectamente podría formar parte de una especie de ciclo de thrillers europeos, con referencias a la Europa globalizada y de hecatombe económica, al tráfico de drogas y a la corrupción generalizada, al drama carcelario y a la pérdida de valores de las nuevas generaciones, con personajes salvajes y carnívoros, que abarcaría nuestra Celda 211, la francesa Un profeta, la italiana Gomorra, la autríaca Revanche, la rumana Si quiero silbar, silbo, la islandesa Reykjavík-Rotterdam o la danesa Submarino (todas ellas muy recomendables).

Dinero fácil tiene algunos elementos que lo diferencian del típico thriller hollywoodiano, aunque las referencias del director son eminentemente norteamericanas. La acción no escatima en escenas violentas, o lo que es lo mismo, no tiene la mojigatería de cierto cine yanki: aquí hay sangre y disparos. Puede que los personajes no tengan la complejidad que debiera, pero al menos se nota un esfuerzo por dotarlos de cierta entidad: así, el protagonista JW queda dibujado como un hipócrita descarado que reniega de sus raíces y quiere escalar la cima del éxito utilizando atajos nada recomendables (la figura del arribista se presta a jugosas relaciones); y el resto queda descrito en una especie de tablero de ajedrez con ecos a las mafias albanesas, serbias y suecas.

Tampoco puede reprocharse a Dinero fácil ser una película previsible: de hecho, uno nunca sabe cómo avanzará la trama, e incluso su final puede calificarse de sorprendente. Todos ellos puntos a favor de una película apreciable que se mueve entre dos aguas: en primer lugar, ser un entretenimiento de acción pura y dura, un título llamativo para la taquilla, y por lo tanto con la posibilidad de saltarse las reglas de toda lógica y ofrecernos una trama pasada de roscas; y en segundo plano, la encubierta y a su manera muy presente crítica a esa burguesía sin estatus pero con traje, la misma que ha provocado el desastre económico del 2008.

Eso de 'igual pero diferente' nunca fue tan recurrente. Nótese que a Dinero fácil le interesa más saber cómo se forma el embrollo que el embrollo en sí mismo: en otras palabras, en cómo se articulan las relaciones de fidelidad, traición y dinero entre las mafias que en ofrecer un golpe adrenalítico. Quizás porque, aunque su dirección de fotografía imita las sacudidas de El ultimátum de Bourne, de habernos ofrecido un espectáculo tarantiniano, de mero impacto visual, la trama hubiera defendido a su protagonista. Es aquí cuando el film gana definitivamente la partida: nos avisa de que el dinero fácil no existe, y quien crea o diga lo contrario miente, y tarde o temprano pagará las consecuencias.

Xavier Vidal, Cinoscar & Rarities, http://cachecine.blogspot.com
[Leer más +]
13 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil