arrow

Schizopolis (1996)

Schizopolis
Trailer
5,9
106
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Historia de un escritor de discursos (Soderbergh) casado y harto de su trabajo y de su matrimonio. Un dentista (Soderbergh) mantiene una aventura con la mujer del escritor. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Steven Soderbergh's Schizopolis
Duración
96 min.
Guion
Steven Soderbergh
Música
Cliff Martinez, Jeff Rona, Steven Soderbergh
Fotografía
Steven Soderbergh
Productora
.406 Production / Universal Pictures
Género
Comedia Intriga Fantástico Literatura
9
No hay amigos, ni enemigos, todos contra todos.
Y Soderberg contra el cine. El anticine. Evidentemente si descubres que existe una pelicula llamada schizopolis, basada en “rumores, mentiras y sueños a medio recordar”, vas a tener que verla. Eso le debió pasar al bueno de Stephen. Un día se levantó de la cama y se vió con la necesidad de hacer una película llamada Schizopolis. Contra todo. Contra la narrativa. Contra la lógica. Contra el raciocinio (el invento del “Eventualismo” es una de las formas más punzantes de dejar en bragas a cualquier gurú trascendentalista). La absurdidad vital, social y política como gobierno de la realidad.

Estamos hablando de uno de los antifilmes más punzantes que deben existir. Esto no es surrealismo. Es anti-realismo. E hiper-realismo. No es tan simple como reducirlo a “crítica social” (aunque se advierten bastantes trazas de anticapitalismo tanto en los descacharrantes noticiarios insertados aleatoriamente a lo largo del metraje como en la renuncia y “sell out” a mitad de película de uno de los personajes más estúpidos que hemos visto en el cine, el fumigador de plagas y su ridícula y fascinante “nomenklatura”).
Es antisocial. No misántropa, pues Soderberg observa al humano como un ser tan frágil e insignificante que a penas puede mostrar otra cosa que no sea un humor cínico y casi lastimero. No puede menos que sentir compasión por personajes tan fuera de onda como “Nameless Numberhead Man”.

Es algo así como el reverso tenebroso de “Lost in Translation” o “Fight Club”, porque trata sobre la incomunicación y sobre la frustración de lo que supone ser uno mismo y no poder cambiar esa condición. Pero donde una recurre al sentimentalismo mágico y otra al nihilismo terrorista, aquí solo nos queda una especie de “antropología gonzo”, donde el cirujano Soderberg descuartiza lo que suponen las relaciones humanas más vacuas (laborales, médicas, maritales, sexuales, etc.) y nos lleva a pensar que la comunicación entre nosotros es más una forma de acabar matándonos más que la característica más humana que poseemos.

Aunque esto es lo que yo interpreté. Al igual es que no entendí nada. Y ya saben, si no entendieron nada, es vuestra culpa.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Do you ever wonder why you were born?
Curiosa joya me tope esta noche de 2013. Película atípica no apta para todos los públicos. Con un presupuesto mínimo ($250,000), Steven Soderbergh consigue crear esta obra, pseudo-película independiente que como su nombre indica es un auténtica locura.
Fruto de la ignorancia me pregunto cómo este tipo, Steven, ha dirigido películas desde la saga de Oceans eleven a Magic Mike y demás películas comerciales. Mk ultra.
Schizopolis es una alegoria a la locura y la esquizofrenia, una comedia experimental excepcional.
La película era tan rara que no se comercializó y apenas en pocas salas de cine de Norte América fué emitida, que gracioso, auténtico "weird stuff". Movidas de Doppelgänger muy serias.
Muy recomendable.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil