arrow

Aaron's Blood (2016)

Añadir a listas
Sinopsis
El padre de Aaron lucha para salvar a su hijo hemofílico después de haberse infectado éste con sangre de vampiro. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Aaron's Blood
Duración
80 min.
Guion
Tommy Stovall
Música
Jakub Gawlina
Fotografía
Taylor Camarot
Productora
Pasidg Productions Inc.
Género
Terror Intriga Thriller Fantástico
7
No más ajos
Darías todo por alguien de tu familia?
Que harías por un ser querido?
NarratIvamente muy bien llevada, sin sustos de terror adolescente la película nos cuenta una historía "sencilla" de una manera fácil.
Entretenida
Echo en falta mayor profundidad en algún personaje pero comparando con el nivel del género una nota bien merecida
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
¿Hasta dónde llegaría un padre por su hijo?
Algunos reyes midas del fantástico actual ya han tenido muy en cuenta esta pregunta en obras de terror como Stephen King ("Cementerio de animales"), Steven Spielberg ("Poltergeist" o "La guerra de los mundos") entre tantos otros.

Aquí tenemos una historia indie, fría, telefilmesca, de producción pobre y técnicamente fea... pero rica en muchos matices. En primer lugar (y con permiso de "Afflicted", "Déjame entrar" o la comiquera "Un hombre lobo americano en Londres") tenemos una de las visiones más realistas del vampirismo, llegando a atrapar al espectador y hacerle cuestionar una historia que "podría suceder perfectamente".

La sangre es el punto de partida que enlaza todo el film: la sangre para saciar la sed de los vampiros, el padre (Aaron) que es enfermero (y ya comienza el film con una escena de una extracción de sangre), el pequeño que es hemofílico y la sangre de Aaron (título del film) que es su propio hijo: sangre de su sangre.

La película puede que pierda en las escenas que requieren efectos especiales (por ello, su director intenta evitarlas y sólo pone 4 o 5 en todo el film) debido al bajísimo presupuesto que la hacen parecer "cutres", pero en la narrativa gana mucho: el giro al thriller (la investigación), las pesadillas de Aaron.

Un drama de terror hiperrealista, brillante y atemporal sobre el verdadero mundo del vampirismo.
A destacar la interpretación de James Martinez como padre sufridor (muy creíble y que lleva la cinta a flote todo el rato). También destaca su duración breve, yendo al grano desde el minuto uno sin perder el ritmo y sin caer en el ridículo o en los tópicos.

De mis favoritas de la edición 2016 del Festival de cine fantástico de Torremolinos donde la vi dos veces y donde ganó el premio al mejor actor protagonista (merecidísimo) y el segundo premio a la mejor película. Lástima que estas pequeñas joyas no lleguen nunca por aquí.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil