arrow

Bodas reales (1951)

Bodas reales
Trailer
6,5
2.740
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Fred Astaire y Jane Powell son dos hermanos bailarines que acuden a Londres para actuar en la ceremonia que unirá en matrimonio a la princesa inglesa Elizabeth con Philip. Intentarán, además, encontrar el amor de sus vidas mientras la realeza celebra los fastos de la boda. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Royal Wedding
Duración
92 min.
Guion
Alan Jay Lerner
Música
Johnny Green
Fotografía
Robert Planck
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer
Género
Musical Romance Comedia Comedia romántica Bodas Años 40
"Buenos números musicales y algunas escenas memorables para un musical con sabor al viejo Hollywood"
[Diario El País]
6
Un musical menor de un director mayor.
Esta es la segunda película dirigida por Stanley Donen, y todavía estaba lejos de alcanzar los brillantes resultados conseguidos en obras posteriores.
Bodas Reales cuenta la peripecia de una pareja de hermanos que viajan a Londres para hacer su espectáculo de baile durante los festejos de celebracion de la boda de la reina. Lógicamente el amor hace su aparición y los dos se enamoran. Pero la película es tan rosa que ni siquiera hay grandes conflictos al respecto, y entre canciones y bailes la película llega a un típico final que hace felices a todos
Al margen de su liviana trama, lo mejor de Bodas Reales es su parte musical, y de su parte musical casi exclusivamente el baile. Un maduro Fred Astaire vuelve a demostrar un gusto y una elegancia exquisitos en cada número en que interviene, y su presencia es lo mejor con diferencia de la película. Para la historia del género quedó la secuencia en la que baila por las paredes de la habitación de hotel.
Stanley Donen hace un musical colorista, simpático, discretamente entretenido, pero decididamente menor dentro de su carrera como director.
[Leer más +]
13 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Pero que grande es este bailarín!
Las cosas como son: ni es el mejor film de Astaire ni el mejor musical de Donen, pero es una película simpatiquísima que no decae en ningún momento. La pareja Astaire-Powell funciona ante la pantalla, pero sin duda, Fred es el que más aporta a la película. Son memorables las escenas en que Astaire baila con un perchero y otra en la que éste desafía la gravedad y baila por el techo y las paredes. Y si a ello le sumas la elegancia del baile de este magníco bailarín, pues tienes una película que no sólo divierte, sino que algunas de sus escenas son inolvidables.

Por tanto, película muy recomendable para los amantes de los musicales.
[Leer más +]
9 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil