arrow

Under Electric Clouds (2015)

5,5
136
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Rusia, 2017. El mundo podría estar al borde de una gran guerra. Vagando por los alrededores de un edificio inacabado, un grupo de marginados lucha por hacerse un hueco en una sociedad cambiante. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Rusia Rusia
Título original:
Pod electricheskimi oblakami (Under Electric Clouds)
Duración
138 min.
Guion
Alexey German Jr.
Música
Andrei Surotdinov
Fotografía
Sergei Mikhalchuk, Yevgeni Privin
Productora
Coproducción Rusia-Ucrania-Polonia; Tor Film Studio / Telewizja Polska (TVP) / Metrafilms / Linked Films / Apple Film Productions
Género
Drama Película de episodios
7
No futuro.
Bastante sombrío es el panorama del futuro inmediato para Rusia, en particular pero que es imposible no generalizarlo, como lo muestra la nueva película de Aleksei German Jr.

Dividida en siete episodios, el director ruso nos presenta a diversos personajes que transitan sin un objetivo claro en medio de las ruinas de un edificio inacabado y una espesa nube como si fuera la triste sombra del capitalismo sometiéndolo todo.

Densa y hasta cierto punto impenetrable, los perfectos y bellos planos secuencia acompañan con precisas coreografías el devenir de personajes inadaptados, sin importar si son nativos o venidos de otras tierras, y con un pesimismo brutal como única herencia dada por su país.

La narrativa que propone German Jr. precisa de la total complicidad del espectador y un poco más, donde lo onírico se combina con imágenes de un poder de abstracción con múltiples significados.

Como un ovni visual indescifrable, ‘Under Electric Clouds’ se erige y se impone con una propuesta arriesgada y consciente, generando infinitas posibilidades de lectura pero con un claro descontento en su discurso ante una apabullante realidad desesperanzada.

http://tantocine.com/bajo-nubes-electricas-de-aleksei-german-jr/
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Restos del naufragio de una Rusia que no fue
Densa, parsimoniosa, episódica y visualmente inolvidable drama cuasi futurista sobre una Rusia en ruinas a un siglo de la triunfante revolución bolchevique que cambió el curso de la historia en un tercio de la humanidad.
El director y guionista Aleksei German (hijo) (Posledniy poezd, 2003) edifica una trama pesimistamente fragmentaria que se encadena entorno de una Rusia que 100 años después de la revolución se derrumba social, moral y simbólicamente.
Desde allí hilvana a su antojo situaciones que muestran un entorno y personajes que naufragan casi sin rumbo -desganados y fracasados- que presagian la llegada de un no futuro repleto de deudas pendientes de un pasado hundido en lo que no fue.
La narrativa es insistentemente intelectual, combinándose con largos y bellísimos visualmente planos secuencia que impactan por su ingeniosa forma de encuadre o la vivacidad de sus colores.
Los escenarios naturales y los personajes desquiciados superfluos sazonan una trama intencionalmente incompleta y fragmentada. La estética se impone por sobre los diálogos (inclusive en off) que por momentos se hacen ininteligibles.
Pensada en una Rusia futurista que se acerca al centenario de la toma del poder revolucionario, los personajes deambulan como autómatas delante de la cámara sin que ella los siga, a veces se convierten en sombras violentas, que no generan empatía, muchas veces no se los comprende y se esfuerzan por mostrarse descontextualizados.
Presente, pasado y futuro conviven en un desfuturo del fracaso, de lo que no fue y de las oportunidades perdidas que se padecen en devenir cotidiano de una actualidad pesadillesca sesgada por la hostilidad y la desconexión.
Con el reconocimiento a la Contribución artística sobresaliente en el Festival de Berlín, la propuesta de Aleksei German (hijo) es una película compleja y muy difícil de digerir de un solo bocado, quizás haya que verla varias veces para poder reinterpretarla; pero indudablemente es un digno producto de la familia German y amerita transitarla para degustarla y odiarla al mismo tiempo.

Calificación Fanaseriecine: 7 ½ sobre 10
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica