arrow

Una mujer difamada (1936)

7,0
379
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Cuando Loy, una diva social, calumnia al periodista Tracy, éste decide contraatacar implicando en el asunto a su prometida y al desafortunado Powell, un famosísimo pescador deportivo. El plan de Tracy incluye un matrimonio improvisado, una falsa seducción, la pesca de la trucha, puñetazos, promesas rotas... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Libeled Lady
Duración
98 min.
Guion
Howard Emmett Rogers, George Oppenheimer, Maurine Dallas Watkins (Historia: Wallace Sullivan)
Música
William Axt
Fotografía
Norbert Brodine (B&W)
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer (MGM)
Género
Comedia Romance Comedia romántica Periodismo
8
Por Caridad Humana.
Deliciosa comedia de enredo que, por alguna razón que no alcanzo a comprender, ha quedado olvidada en el túnel del tiempo sin merecerlo. Tampoco es que tenga madera de clásico pero es imposible resistirse a la vieja fórmula. Es impresionante la facilidad que tuvieron en USA en los años 30, con medio país en la ruina, para facturar comedias de enredo, ágiles, de diálogos chispeantes y ritmo desbocado, y con la gran mayoría enmarcadas en los estratos más altos de la sociedad. Pura evasión para el vulgo. Nunca Jolibud volvió a tener tanta conciencia social, máxime teniendo en cuenta la vena sádica de la que hacen gala desde hace décadas. Y aquí tenemos otra muestra más de esa entrañable benevolencia, con un gran guión, repleto de idas y venidas y gatos y ratones, dirigida con solvencia y sin alardes y fantásticamente interpretada por los nombre del cartel, especialmente un William Powell tan carismático como de costumbre. Quizás haya algunas situaciones cogidas con pinzas y el final sea un poco apresurado, pero me resulta indecoroso echarle nada en cara a una ONG.
En definitiva, 100 minutos de evasión y sonrisas cómplices aseguradas.
[Leer más +]
12 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Una comedia casi perfecta
Si los años cuarenta supusieron la época dorada del Cine Negro, la década anterior estuvo marcada por la proliferación de comedias. Malas, regulares, buenas y muy buenas, de todo hubo. "Una mujer difamada" está sin duda entre las muy buenas porque cumple a la perfección con las premisas de una gran comedia: el buen hacer en la dirección de Jack Conway, un original y entretenido guión, todo tipo de situaciones rocambolescas, giros imprevistos en la trama y tres de los mejores actores del momento: Myrna Loy, William Powell y Spencer Tracy, que se desenvolvían de maravilla en este tipo de producciones. La película nos habla del gran poder la prensa y de los poquísimos escrúpulos de algunos periodistas (geniales Powell y Tracy) para obtener cualquier historia jugosa, sin importar lo más mínimo que sea cierta o no. La "víctima" será una recelosa y cansada millonaria (Myrna Loy), una bella joven que ya se ha visto envuelta en todo tipo de rumores antes de que Tracy y Powell entren en acción. Jean Harlow y el veterano Walter Connolly redondean el reparto, por si fuera poco. Estamos ante una ácida e irónica mirada al cruel mundo de la prensa, ante una película que no ha perdido ni un ápice de frescura . "Una mujer difamada" es, probablemente, una de las cinco mejores comedias de toda la década.
[Leer más +]
11 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil