arrow

Don Quintín el amargao (La hija del engaño) (1951)

6,5
566
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Don Quintín es un modesto viajante de comercio que pasa por continuos apuros económicos. Un día descubre a su esposa con otro hombre en la cama y la echa de casa. Dudando de la paternidad de su pequeña hija la abandona. Pero al cabo de los años decide buscarla. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ México México
Título original:
La hija del engaño
Duración
78 min.
Guion
Antonio Estremera, Luis Alcoriza, Janet Alcoriza (Obra: Carlos Arniches)
Música
Manuel Esperón
Fotografía
José Ortiz Ramos (B&W)
Productora
Ultramar Films
Género
Drama Melodrama
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Carlos Arniches
7
Don Quintín
Largometraje realizado por Luis Buñuel en su etapa mejicana. Es la tercera adaptación al cine del sainete "Don Quintín el amargao" (1924), de Carlos Arniches y Antonio Estremera. Se rueda en los Estudios Tepeyac (Méjico) con un presupuesto modesto. Producido por Óscar Dancingers, se estrena el 29-VIII-1951 (Méjico).

La acción tiene lugar en Méjico D.F. y se divide en un prólogo, situado 20 años antes, y en un nudo y desenlace de 1950/51. La película desarrolla un drama folletinesco, de personajes exagerados, situaciones desmesuradas y disputas desgarradoras, del agrado del público aficionado a emociones fuertes. El relato contiene situaciones que, vistas con ojos actuales, resultan poco verosímiles, pero que eran más creíbles en los primeros años 50. La película, considerada como una obra menor del realizador, contiene elementos interesantes, transgresiones sugerentes y una producción técnica con una correcta puesta en escena, un adecuado movimiento de actores, un buen trabajo de cámara, encuadres precisos y un acompañamiento musical bien distribuido.

Es interesante la adaptación del relato al costumbrismo mejicano y la reelaboración de los diálogos con giros y expresiones del ahora llamado castellano internacional (habla mejicana con palabras de otros países hispanoamericanos, como el "quiuvo" colombiano). Mediante un prolongado fundido en negro indica, sin palabras, el paso de 20 años. Formula un alegato contra la familia tradicional, de la que muestra las debilidades, limitaciones, contradicciones y dificultades de viablilidad, pese a (o a causa de) los sólidos principios morales que exhibe don Quintín en el prólogo. Las paredes de la casa de Lencho García muestran numerosas estampas religiosas, que no impiden el maltrato físico de la mujer y las hijas. Arremete contra los principios de la moral burguesa, intransigentes e incapaces de comprender y perdonar al arrepentido. El tono dramático del relato es objeto de reiteradas transgresiones a manos de un humor negro, grotesco y, ocasionalmente, aceradamente crítico, en especial con los arrebatos de ira y autoritarismo del protagonista. Transgrede, también, los parámetros del cine, cuando hacia el final rueda una escena ostensiblemente teatral, situada en un espacio reducido, al que los actores acceden desde los lados. Un Buñuel lúcido y autocrítico quiere recordar al espectador que lo que ha presenciado es sólo un sainete intrascendente. El film es de una gran sencillez narrativa y argumental y su visión resulta entretenida.

La música, dirigida por Manuel Esperón y Luis Buñuel (no acreditado), aporta una partitura descriptiva de situaciones y potenciadora de emociones. Añade 2 canciones: "Amorcito corazón" y "Jugando, mamá, jugando". La fotografía, en B/N, crea composiciones de buen dibujo y acertados contrastes en un marco de sobriedad y austeridad presupuestaria. Muestra en la sala de juego una imagen española: "La maja desnuda", de Goya.
[Leer más +]
13 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El genio de Buñuel en todos sus trabajos.
El hecho de que el director tuviese la necesidad de comer (qué tío más raro) le llevó a hacer este tipo de trabajos que más tienen que ver con el género "comedia facilona". Pero el genio de Buñuel siempre se deja ver en todas sus películas. El tema me atrae porque retrata bastante bien la personalidad del protagonista (aunque lejos de la de "Él" una de sus obras maestras), con trastornos propios de la época y condición sexual. Hay, como siempre, diálogos interesantes y contundentes. Veo similitudes con "el gran calavera", "Susana"... películas que también me gustaron bastante,
[Leer más +]
10 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil