arrow

Gli amici di Nick Hezard (1976)

Añadir a listas
Sinopsis
Un joven convicto quiere vengar la muerte de un amigo y trata de engañar a un hombre de negocios norteamericano, a quien considera culpable de la muerte de su amigo. Consigue arrebatarle cien mil francos suizos, que utiliza para llevar a cabo la segunda parte de su plan. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Gli amici di Nick Hezard
Duración
100 min.
Guion
Alberto Silvestri
Música
Luis Bacalov
Fotografía
Roberto Gerardi
Productora
Centro Produzioni Cinematografiche Città di Milano
Género
Acción Thriller Crimen
4
Copypaste italiano
Los amigos de Nick Hezard - en su traducción al español.

Pues nada, he perdido hora y media de mi vida crispado viendo tontería tras tontería en un subproducto que pretendía imitar y refreir "El golpe" y "El caso de Thomas Crown".

Los primeros diez minutos son interesantes. Muy interesantes quizás. Se nota la mano de Fernando Di Leo y la más que aceptable banda sonora de Bacalov.

Pero entonces hace su entrada el tal Nick Hezard, que es un guaperas creído e irritante que imita a Paul Newman a la italiana, y aquí empieza a desbarrar la película, haciendo aguas por todas partes entre su incredibilidad y la mala pipa del actor. Que probablemente no sea tan mal actor como aparenta, vista su extensa filmografía, pero si le hacen protagonizar el rol de tonto, el rol de gracioso, el rol de pamplinas y el rol de guaperas pretencioso, todo ello por turnos en la misma película, no puedes menos que resoplar cada vez que le ves porque cae gordísimo.

El único que se salva es Lee J. Cobb, que hace de un gangster creíble y sin escrúpulos, pero que tras cruzarse con Nick Hezard pasa a ser el timado mil veces timado, haciéndose la película previsible, aburrida y sobre todo, inverosímil.

Supongo que esto es un subproducto por encargo, al hilo de la fama cosechada por "El golpe" pocos años atrás, con un argumento paralelo y pretendiendo aprovechar la estética de "El caso de Thomas Crown", que copia de un modo bastante torpe.

Solo para incondicionales de Fernando Di Leo. Yo lo soy, y aun así, me ha parecido una completa pérdida de tiempo. Toda la película aguantando para ver si al menos el final era digno, pero el final es la guinda a todo lo visto, la apoteosis de la tontería.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica