arrow

Porco Rosso (1992)

Porco Rosso
Trailer
7,4
21.384
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Periodo de entreguerras. Porco es un cerdo aviador que frustra todos los actos de piratería perpetrados por los piratas aéreos del Adriático. Éstos, decididos a acabar con el valiente y hábil aviador, se ponen de acuerdo para contratar a un aventurero americano cuya misión será eliminarlo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Japón Japón
Título original:
Kurenai no buta
Duración
94 min.
Guion
Hayao Miyazaki
Música
Joe Hisaishi
Fotografía
Atsushi Okui
Productora
Studio Ghibli / Japan Airlines / Nibariki / Nippon Television Network Corporation (NTV) / TNNG / Toho Company / Tokuma Shoten
Género
Animación Fantástico Aventuras Años 30 Aviones Piratas
Grupos  Novedad
Studio Ghibli (y obras relacionadas)
9
Película de culto servida en bandeja de plata.
* Miyazaki es un portento. Nos presenta a un hombre-cerdo aviador, cazarecompensas antifascista, respetado en todo el Adriático, y con la mitad de la Italia femenina rendida a sus pies; y consigue que lo vea tan natural como normal lo ven el resto de personajes de esta historia. Miyazaki se ríe de las apariencias; da a su película la misma dimensión humana tremenda que caracteriza toda su obra; mezcla sin tregua géneros y tonos sin que resulte chocante;… ¡Abra cadabra! Película de culto servida en bandeja de plata.


* La primera secuencia serviría sola ella para hacer que muchos directores bajasen su cara de vergüenza. Aquí tenemos ya a Porco, un heroico cerdo al que recurren para resolver entuertos; unos cuantos elementos sueltos que nos sitúan en la época en que la historia pretende desarrollarse; un refugio paradisíaco en el que todos querríamos estar, y la promesa de que pronto comenzará la acción. La película me gana en un minuto. A partir de aquí “Porco Rosso” se dispara a lomos de la desbordante imaginación de Miyazaki, para sorprendernos a cada escena.


* Los recurrentes guiños históricos y culturales que lanza la película, siempre a expensas de la distorsión fabuladora de este maestro del cine, son de los más sugerentes, y aportan una mayor dosis de romanticismo al asunto, en una película que no deja de ser una comedia de acción que soslaya el aparato dramático de otras cintas de los estudios Ghibli o del propio Miyazaki. Por analogías sería “El Castillo de Cagliostro” aquella con la que “Porco Rosso” tiene más puntos en común, aunque en esta última los personajes no son tan rígidos o arquetípicos como en aquella.


* Me encantan las trepidantes escenas de acción, y es difícil no partirse en dos de risa en multitud de secuencias. También es increíble como tantos lugares acaban dotados de personalidad y carácter: la isla refugio de Porco, el jardín privado de Gina, el mismo hotel Adriano, e incluso los talleres de Milán donde le fabrican a Porco su nuevo avión.


* Y que decir de los personajes… cada cual dedicado a variar el tono de la película con tan diestra mano que nos conducen por donde quieren. Curtis y los piratas regalándonos escenas de acción y humor para la galería; Fio valerosamente empeñada en convertir su aventura con Porco en un cuento de hadas; Gina, mujer de carisma y portentoso temple cuya relación con Porco es deliciosamente triste y romántica. Porque pese a todo el humor y toda la acción, “Porco Rosso” es romántica se mire por donde se mire. No quería señalar escenas, pero aquella en que Porco relata a Fio como se convirtió, en mitad de un combate aéreo, en lo que a día de hoy es… buf, pone los pelos de punta. Los diálogos son también de los que se recuerdan. “Porco Rosso” deja cosas en el aire; no se lo puede poner rostro a la magia.


“prefiero ser un cerdo a ser un fascista”

“un cerdo que no vuela solo es un cerdo”

¡Ahí queda eso!
[Leer más +]
128 de 135 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Con ella, la Ghibli traspasó fronteras.
Planeada en un principio para ser un corto de unos 40 minutos, y proyectarla en los vuelos de la JAL (Japan AirLines), pasó a ser el largometraje colosal que daría por fín un merecido reconocimiento al señor Miyazaki y a su productora, tanto en Europa como en los States.
La labor de documentación es imponente, recreando en toda su belleza la costa adriática (en principio la historia iba a transcurrír totalmente en Croacia, pero justo entonces dió comienzo la guerra en los Balcanes), y la animación es realmente portentosa, dejando ir el maestro japonés toda su afición a la aeronaútica, como ya se hace patente en el resto de su obra, en un sinfín de escenas de vuelo ejemplarmente realizadas.
El diseño de personajes es el habitual en la Ghibli, donde siempre los animales tienen algún papel destacado, y como ésta vez el argumento no permitía la inclusión de alguno se optó por la caracterización del protagonista en un cerdo, dotando también así a la película de otro elemento característico en la filmografía de Miyazaki: la magia.
Producto soberbio de la Ghibli, con todas las características que imprimen a sus obras un sello inconfundible, no tiene en absoluto nada que ver con la peor peli de esa productora (mis vecinos los Yamada), en cuya crítica algún usuario me tacha de ignorante antes de meter la pata mencionando acuarelas (tan sólo empleadas para fondos, de los que carece esa peli), y sin saber diferenciar un mero boceto de una plana de dibujo completamente desarrollada, como todas y cada una de las que componen este precioso film.
Totalmente recomendable por su mensaje de honor, valentia y amistad, por la tremenda calidad de la animación (la no utilización de "pc" como comenta algún iluminado, se debe a dos buenas razones: una, que en aquellas fechas simplemente no habían programas desarrollados eficazmente para tal fin; y dos, que Miyazaki tan sólo emplea la infografía en la duplicación de objetos de fondo y en efectos de cámara en planos muy abiertos y multitudinarios), y por ser absolutamente entretenida e inolvidable.
Como última curiosidad, mencionar que el nombre del Porco Rosso, Marco Pagot, es en realidad el de un animador italiano, amigo del señor Miyazaki.
[Leer más +]
71 de 89 usuarios han encontrado esta crítica útil