arrow

Los tres cerditos (C) (1933)

Los tres cerditos (C)
Trailer
6,7
5.778
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Versión animada de la famosa fábula, realizada por Walt Disney en 1933. 36º de los 75 cortos que forman las Silly Symphonies de Disney. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Walt Disney's Silly Symphony: Three Little Pigs (S)
Duración
8 min.
Guion
Boris V. Morkovin
Música
Frank Churchill
Fotografía
Animation
Productora
Walt Disney Productions / United Artists
Género
Animación Comedia Infantil Cuentos Silly Symphony Cortometraje (animación)
Grupos  Novedad
Silly Symphony
6
Una clásica historia.
Uno de los clásicos de Disney y una clásica historia que conocía pero que no había visto el corto de este año y ni siquiera sabía que había sido premiado.
Es un placer ver estos cortos de estos años pues a uno le sirven para recordar la inocencia de la animación de aquellos años, una animación hecha con papel y mano y donde la música estaba totalmente ligada a la historia.
Los tres cerditos es una historia clásica, conocida por todos nosotros y no se si por los niños de ahora pero la historia como todas las de Disney tiene su moraleja.
De los cortos de la época es quizás el que menos me gustó pero no dejo de reconocer su gran labor y el mérito del mismo.
Entretenido y divertido en algunos detalles como los cuadros de la casa de ladrillo, un poco de ironía tienen esos cuadros y sino mírenlos otra vez.
[Leer más +]
15 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Who's afraid of the big bad wolf? big bad wolf, big bad wolf
Qué recuerdos me trae este corto... que a mi, a la edad con la que lo vi, me pareció larguísima, me sentí adulto e importante. Qué inocente.

Hace unos meses lo rescaté en DVD y lo volví a disfrutar, junto con otros cortos clásicos de la Disney. La animación es simple pero efectiva, con una música espléndida y un final que representa muy bien la fábula que nos quiso transmitir un anónimo del S.XVIII.

Ahora bien... siempre me quedaron las ganas de saber por qué, en aquellos tiempos, la música, por ejemplo, era tomada como algo ocioso (y hasta al parecer odioso), valorándose más los trabajos de sudar la gota gorda ;-)
[Leer más +]
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil