arrow

El único superviviente (2013)

El único superviviente
Trailer
6,4
16.872
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Año 2005. A un equipo de élite de las fuerzas especiales SEAL del ejército norteamericano, liderados por Marcus Luttrell (Mark Wahlberg) junto a otros tres soldados (Kitsch, Foster & Hirsch) les es encomendada una peligrosa misión, la "Operación red wing": capturar o matar a un líder terrorista talibán, Admad Shad, que se esconde en una zona boscosa de Afganistán. La llegada al punto donde localizaron el objetivo se realizó sin problemas, pero pronto la situación se complicó hasta extremos inimaginables. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Lone Survivor
Duración
120 min.
Estreno
1 de enero de 2014
Guion
Peter Berg (Libro: Marcus Luttrell)
Música
Steve Jablonsky
Fotografía
Tobias A. Schliessler
Productora
Film 44 / Spikings Entertainment / Weed Road Pictures. Productor: Adi Shankar
Género
Bélico Acción Drama Basado en hechos reales Guerra de Afganistán Ejército
5
No quiero hablar de la lucha si no estamos preparados
La operación Red Wings (Alas Rojas, por si las moscas) fue un dramático fracaso del ejército estadounidense en Afganistán en junio de 2005. El único superviviente, Marcus Luttrell, que da pie al título con vocación de spoiler prematuro, escribió una novela relatando tan terrible historia y, cómo no, el cine USA no ha tardado demasiado en llevarlo a la gran pantalla con la intención de retratar semejante muestra de épica y valor.

'Battleship' pareció sentenciar a Peter Berg, pero con esta película sigue demostrando su habilidad para el cine de acción y que la crítica no le ha dado ni mucho menos la espalda. 'La sombra del reino' (2007), que también mostraba el intervencionismo americano pero en otro escenario, guarda similitudes con la película que nos ocupa en cuanto a la forma, pues su realismo y su nervio son los mayores activos de ambos films. No obstante, no son más que pulcros ejercicios de acción que cojean en su mayor parte por no dejar de ser, en suma, harto convencionales. Podría decirse que componen la trilogía particular sobre el ejército estadounidense del señor Berg.

Lo más destacado y memorable de la película es una larga, larguísima secuencia de tiroteo y la tensión que se respira en los momentos previos. Berg rueda con la fuerza de un Michael Mann y sus disparos resuenan con innegable espectacularidad. Es una metáfora de lo que viene a ser esta película: funciona mejor cuando se deja llevar por la acción y el suspense, por lo más físico, pero falla estrepitosamente en sus ínfulas de trascendencia, que hieden a típica americanada por los cuatro costados. Sus buenas críticas (incluso extraordinarias) al otro lado del Atlántico suenan a puro marketing del heroísmo en tiempos en que el intervencionismo made in USA está más devaluado que nunca.

Su empaque formal es, como se mencionó antes y como no podía ser de otra manera, deslumbrante. Le acompañan una buena banda sonora y una cuidada fotografía. Su diseño sonoro logra que palpemos la tensión a cada instante, desde los silencios a las balas y, además, es de agradecer el compromiso de su escueto reparto, que se cree sus papeles aunque no dejen de ser meros estereotipos más allá de los uniformes. Sus bondades son suficientes como para pasar un rato entretenido y, en ocasiones, quedarse clavado en la butaca, pero sus defectos (y tópicos) no dejan de ametrallar al respetable. A saber: irritantes ralentís en picos de acción, cámara lenta y música dramática a todo volumen en cada muerte de un SEAL (¿recuerdan a Ben Stiller en la desopilante secuencia inicial de 'Tropic thunder' parodiando 'Platoon'? Pues aquí también tendría material para una parodia) y la molesta sensación de forzar la verosimilitud a cada paso (los soldados tienen más vidas que los del Call of Duty, hiriéndose, levantándose e incluso lanzándose por precipicios como quien se lanza por los toboganes de un parque acuático). Los cuatro SEAL protagonistas sufren más que Jim Caviezel en 'La pasión de Cristo' (Mel Gibson, 2004), convirtiéndose indisimuladamente en mártires de la causa (militar). El fondo que subyace da un poco de miedo, como si se quisiera justificar a toda costa el intervencionismo norteamericano.

El tramo final pretende proporcionar alguna arista más al mensaje de la película, pero resulta demasiado obvio, como toda la cinta. Se agradece el detalle, pero no esperen una sorpresa como la demoledora conclusión de la superior La sombra del reino, que lograba dejar un poso incómodo en el espectador y dotar de un nuevo sentido a toda la cinta. Aquí uno sale con la sensación de no haber visto más que una americanada más, bien facturada, pero americanada. El típico montaje fotográfico final in memoriam y su “todo por la lucha” delatan a la película de Peter Berg como lo que realmente es: una desaforada oda patriótica.

Resulta imposible, además, desterrar de la mente el recuerdo de Bigelow y su impecable 'La noche más oscura', una cinta compensada entre el componente de pura acción y su lectura moral. Una muestra de cómo debería ser este subgénero.

http://asgeeks.es/movies/critica-de-el-unico-superviviente-todo-por-la-lucha/
[Leer más +]
72 de 100 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Potente, desgarradora, y espectacular.
Pocas esperanzas tenía puestas en la nueva película de Peter Berg, me esperaba un film poco ambicioso y con todos los tópicos que se podían imaginar. Estaba equivocado profundamente, porque la película logra crear una historia de camarería, acción y heridas reales.

Es por ello que veremos el sufrimiento de cuatro soldados a los que una misión, aparentemente simple, acaba complicándose hasta la desesperación, y sí, aquí los soldados no son de plomo, y sufren, les llegan las balas y tienen muy pocas oportunidades de salir con vida.

El papel principal ha recaído en Mark Walhberg, saliendo airoso con una interpretación bastante efectiva y creible. Taylor Kitsch es uno de los oficiales de la misión, y pese a su porte de tipo duro y cara inmutable, consigue dar a su papel la suficiente carisma como para, por momentos, tener más peso en pantalla que el propio Walhberg. El papel de Emile Hirsch es de los más creíbles de toda la producción. En su rol, el actor da vida al encargado de las comunicaciones en la misión, lo cual llega a ser una de los matices claves de todo lo que ocurrirá. El actor no se arruga en su manera de acercarse al dolor y el pánico, siendo uno de los más convincentes.

El encargado de dar vida al soldado Matt 'Axe' Axelson es Ben Foster, un actor que se nota que se toma en serio su trabajo, que está siempre bien situado en su papel. Su rol de luchador, pese a lo que pese, sumado a su ambigua moralidad, hace que sea el más carismático de todo el reparto, a lo que se suma su manera de sufrir y de mostrarse realmente desconcertado ante todo lo que está ocurriendo le supera, así mismo, es quién más demuestra el aire de la guerra, la muerte y la fortaleza.

Sigo en spoiler sin desvelar nada por falta de espacio.
[Leer más +]
53 de 78 usuarios han encontrado esta crítica útil