arrow

El justiciero (2018)

El justiciero
Trailer
5,5
3.144
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El Dr. Paul Kersey (Bruce Willis) es un famoso cirujano que vive con su familia en Chicago. Un día, su esposa (Elisabeth Shue) y su hija (Camila Morrone) son brutalmente atacadas en su casa. Paul, que siempre había sido un tipo tranquilo, siente cómo la sed de venganza va apoderándose de él. Con la policía sobrecargada de crímenes, decide tomar la justicia por su mano e ir en busca de los agresores de su familia y de paso enfrentarse a todo tipo de criminales. A medida que las víctimas acaparan la atención de los medios, la ciudad se pregunta si este vengador es un ángel guardián... o un simple justiciero. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Death Wish
Duración
107 min.
Estreno
28 de marzo de 2018
Guion
Joe Carnahan, Wendell Mayes (Novela: Brian Garfield)
Música
Ludwig Göransson
Fotografía
Rogier Stoffers
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) / Cave 76. Distribuida por Annapurna Pictures
Género
Acción Crimen Remake Venganza
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Brian Garfield
6
Death Wish (2018) vs Death Wish (1974)
Film protagonizado por Bruce Willis y dirigido por Eli Roth, remake de la película de 1974 del mismo nombre protagonizada por Charles Bronson y dirigida por Michael Winner, que también fue conocida en muchas partes como El justiciero, o con el nombre en Latinoamérica de El vengador anónimo, aquí la trama es casi la misma, a diferencia que este nuevo Paul Kersey es un médico, en vez de ser un arquitecto,y se traslada el escenario de Nueva York a Chicago, tampoco violan a su esposa y a su hija ( grave error para este remak ) al igual que la entrega original su esposa es asesinada por unos criminales y su hija quedo en estado de coma debido al incidente, y Paul Kersey tendrá que buscar la justicia por sus propias manos sin ninguna misericordia, gracias a la negligencia de la autoridades competentes, este nuevo remake esta muy por debajo de la entrega original, Eli Roth es incapaz de hacer que el espectador se identifique con este nuevo Paul Kersey, como en su momento si lo pudo hacer Michael Winner, a pesar que el señor Roth nos tiene acostumbrado a plasmar escenas violentas y sangrientas en sus películas,no entiendo como no quiso plasmar las escenas de violación en este film, cuando en la entrega original era lo más impactante.Y desde ese momento el espectador se identificaba con el Paul Kersey de Charles Bronson, hasta cierto punto de mostrar una simpatía eterna con el personaje de Bronson,otras de las cosas que juega en contra de este remake, es que Bruce Willis no supo llenar los zapatos de Charles Bronson, hay que admitir que no está en su mejor momento como actor, últimamente se ha dedicado hacer películas algo mediocres, a diferencia del Bronson para la época,que se encontraba en el cenit de su carrera, no nos olvidemos que ya en 1972 le habían dado el globo de oro como el actor más popular del mundo, la película original es nostálgica extraña y oscura, criticada en muchos aspectos, sí pero jamás olvidada ha sido la película de venganza por excelencia, tantas veces imitada pero jamás igualada, pero no todo es malo para este nuevo remake.
Si usted piensa igual que yo que le encanta ver a los chicos malos recibir su merecido como sea, aunque le caiga un piano en la cabeza o que lo maté un delfín (si es posible) usted disfrutará esta película ya que cuenta con buenas escenas de venganza que lo hará pasar un buen rato, ya que los chicos malos reciben lo que se merecen,y no hay que olvidar que verdugo no pide clemencia,y que la misericordia es sólo para los misericordiosos.
[Leer más +]
21 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
La Parca Calva
–Estoy feliz.
–Pues díselo a tu cara.

Éste, que es uno de de los primeros diálogos que pueden escucharse en El justiciero, podría pasar perfectamente por una de las múltiples discusiones que me imagino a los productores de la cinta teniendo con su actor principal. Bruce Willis no es el mayor de los problemas de la nueva adaptación cinematográfica de la novela de Brian Garfield —que ya dio pie a una larga saga protagonizada por Charles Bronson allá por los 70— dirigida por Eli Roth, pero os garantizo que tampoco es una de sus virtudes.

Si juntamos a un actor en horas bajas con un director que nunca ha tenido horas altas, no nos debería extrañar que la película que salga de ahí sea bastante justita en el mejor de los casos y una abominación terrible en el más probable de ellos. Por suerte, los astros se han alineado y podemos estar muy agradecidos de que el resultado final no sea tan chungo (ni tan largo) como podría haber sido.

Dejémoslo claro: como entretenimiento funciona como un tiro (jé), pero es la enésima cinta de venganzas que ya hemos visto mil veces. No es la mejor dentro de su género ni tampoco es la peor. No puedo afirmar que me alegre especialmente de haberla visto, pero tampoco me arrepiento. Lo malo es que esta indefinición se puede emplear también para hablar de su tono. Pues ni es lo suficiente violenta y cachonda como para ser un explotation que va a por todas ni parece querer cuestionarse si las acciones de su protagonista son moralmente reprochables o no. Cero atisbo de petardeo y guasa, cero interés en abrir debate.

Esto ha sido un problema en Estados Unidos, donde su estreno ha levantado bastantes ampollas por su cercanía con el terrible tiroteo que tuvo lugar en un instituto de Florida durante el mes pasado. Y no es extraño que esto haya ocurrido, teniendo en cuenta que El justiciero tampoco hace ningún esfuerzo por dejar claro qué es lo que nos está intentando contar. Sinceramente, a mí me gustaría interpretarla como una sátira. Hay momentos que apuntan a ello. Por desgracia, durante la gran parte del metraje parece que nos encontremos ante una apología de las armas que además se las apaña para ser vagamente racista (aunque sólo ligeramente machista) en el proceso. Me cuesta poco asumir que habrá provocado mastodónticas erecciones a cualquier miembro de la Asociación Nacional del Rifle que haya tenido el placer de ir a verla.

En definitiva, pese a su indudable mal timing, El justiciero no es una película del todo terrible. Si asumimos que Bruce Willis se va a pasar hora y media poniendo cara de acelga (y aun así os garantizo que se esfuerza mil veces más que en sus últimas películas directas a DVD), que nunca sabremos hasta qué punto el guión va en serio o en broma y que parece más bien un film de transición para un Eli Roth que busca a toda costa salir de su zona de confort… pues oye, que si la echan un domingo por la tarde en la tele y no dan nada más, tampoco pasa nada si la dejáis puesta de fondo.

Crítica original en: http://www.cineenserio.com/el-justiciero/
[Leer más +]
12 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1