arrow

Sunshine (1999)

Sunshine
Trailer
7,0
1.007
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Recorrido por la historia política y social de Hungría a lo largo del siglo XX. Dividida en tres partes, la película está protagonizada por Ralph Fiennes, que interpreta a tres personajes de una misma familia pertenecientes a distintas épocas: un abogado judío de principios de siglo, un esgrimista olímpico cuya vida coincide con el nacimiento del fascismo, en 1930, y un activista político que asiste a la implantación del comunismo, en 1950. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Hungría Hungría
Título original:
Sunshine
Duración
180 min.
Guion
István Szabó, Israel Horovitz (Historia: István Szabó)
Música
Maurice Jarre
Fotografía
Lajos Koltai
Productora
Coproducción Hungría-Austria-Canadá-Alemania
Género
Drama Años 1900 (circa) Años 30 Años 50 Nazismo
"Un siglo entero de Hungría, tres horas de Ralph Fiennes. El atrevimiento de enfrentarse a la convulsa historia de aquel país centroeuropeo ha tenido su recompensa. Una historia perfectamente interpretada llevada con mano de hierro por su realizador"
[Cinemanía]
"Buenas descripciones de los personajes y atractivas elipsis narrativas. El sello del director se manifiesta, sobre todo, en algunos momentos de rara intensidad"
[Cinemanía]
10
La discreción de la excelencia
Si se pretende aprovechar todo el jugo de esta obra maestra, pues merece sobradamente este apelativo, es necesario estar preparado. Preparado no con grandes conocimientos, sino con los suficientes arrestos para digerir lo que es una síntesis casi perfecta de la Historia, no sólo de Hungría, sino de toda Europa, en tres horas de película.

No fue ésta la situación en la que estaba cuando vi por primera vez en los cines este filme, hecho que recuerdo con especial cariño, pues ha sido la única vez que he ido al cine con mi abuela. Debía yo contar apenas once o doce años, y pocos concimientos tenía sobre los sufrimientos que asolaron nuestro continente el siglo pasado, mucho menos sobre los de Hungría. Mas aún así, al terminar la película, si bien no había asimilado bien su factor más valioso- que es la capacidad de hilar perfectamente las vivencias de tres generaciones de judíos húngaros durante la convulsa historia del sigloXX- recuerdo haber salido con la sensación de haber visto una de las mejores películas de mi vida, que aunque corta, no habían sido pocas.

Y es que, al margen del factor que la convierte en una obra maestra, hay que señalar que se ve arropada de todo aquello que hace merecer la pena a una película: la adapatación ambiental progresiva en el tiempo, la actuación magistral del actor protagonista (Ralph Fiennes hace un papelón impresionante, yo, personalmente, nunca le he visto trabajar mejor), la tanto o más importante de los actores secundarios, todos de una calidad interpretativa exquisita; y, finalmente, una red de argumentos complementarios humanamente conmovedores. En fin una película preciosa que cuenta una historia maravillosa.

Al correr de los años, ya ha pasado una década desde que se estrenara Sunshine, y tras volverla a ver dos o tres (sesiones en donde que he ido apreciando su grandísima calidad) no ha dejado de sorprenderme lo discreta que ha pasado en el panorama crítico del mundo del cine. Es curiosísima la poca cantidad de gente que, si se pregunta por la calle, el trabajo o el centro de estudios, ha visto este filme. En un principio, este hecho me indignaba: echaba pestes sobre los gustos cinematográficos de la sociedad, sobre las productoras de cine, las manipulaciones del marketing etc. Vamos, que sólo me faltaba escupir al cielo. Mas ahora prefiero considerarme entre aquellos pocos privilegiados que se molestaron en ver, en disfrutar de Sunshine y poder presumir de ello.

Desde esta tribuna, un humilde cinéfilo os recomienda encarecidamente que veáis esta película, serán, a buen seguro, unas de vuestras horas mejor invertidas.
[Leer más +]
21 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Imperio Austro Húngaro.
Fantástico film, que demuestra la fantástica progresión de un director-escritor como Szabò Istvan, desde "Mephisto" hasta este metraje fabuloso de ambientación difícilmente igualable (vi algo parecido sólo en "Amadeus", de Milos Forman). Recomendable absolutamente: sirve para entender qué es Hungría en el complejo organigrama de países centroeuropeos, y para saber diferenciarlo de los países eslavos que la rodean. Este es un film de historias magiares, no eslavas, y la caída de Hungría tal vez haya sido una de las más grandes de este siglo: pasar de un Imperio rico, oneroso, a un segundo, tercero e incluso tercer plano de la realidad política europea. Aún así, y como muy bien se puede apreciar en el film, cualquier húngaro, si se escarba un poco, aún conserva intacta esa dignidad y el orgullo de un ciudadano imperial.
Esta no es la historia de Sisi, historia por excelencia del Imperio Austro Húngaro, sino la historia de una familia húngara, de honor y absoluta nostalgia por los tiempos pasados, y es que ya lo dice Manrique en una de sus "Coplas": "...cualquiera tiempo pasado fue mejor...".

Fantástica.
[Leer más +]
14 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil