arrow

Los Fruitis (Serie de TV) (1991)

Los Fruitis (Serie de TV)
Trailer
5,3
24.272
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (1991). 91 episodios. Los Fruittis es una serie animada producida en España por TVE a finales de los años 80, y emitida a principios de los 90 durante algunos años, la cual gozó de gran éxito entre los niños de la época. Está ambientada en una isla con un gran volcán donde hay una aldea en la que viven una comunidad de frutas, frutos secos, vegetales, legumbres y plantas, además de una niña humana. Esta comunidad vive tranquila en su aldea pero también se ven atacados ciertas veces por animales u otros personajes de su misma especie, y hasta por las sacudidas y desprendimientos que produce el volcán. (información extraída de Wikipedia). (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ España España
Título original:
Los Fruittis (TV Series)
Duración
25 min.
Guion
Toni Babia, Antoni D'Ocón, Josep Viciana
Música
Josep Roig
Fotografía
Animation
Productora
Coproducción España-Francia; Emitida por Televisión Española (TVE)
Género
Serie de TV Animación Comedia Infantil
8
La piña de los frutis: el drama
Aún recuerdo aquel duro instante que cambió para siempre mi vida, aquel momento que supuso un punto de inflexión, ¡oh!, en mi tierna niñez.

Llegaba yo alegre y risueño del colegio, cual mocitas al Pipabéu. Como era costumbre, tiré mi mochila por ahí y me dispuse a encender el televisor Sanyo recién adquirido por mis padres en el Tien21 de la esquina. Ojalá pudiera decir que había macarrones, sonaría tan campechano y granjaescuelero, pero lo cierto es que no me acuerdo de qué había para comer. Al fin y al cabo no es decisivo. A lo que iba, encendí la tele, y ahí estaban, las frutas con patas y habla con las que disfrutaba cada mediodía. No podría dar crédito a lo que iba a suceder a continuación.

La trama se desarrollaba a finales del siglo LXVI d.d.c, cuando tras una invasión por parte de unos gorilas no-rojos comepulmones del planeta Caodebenos había acabado con la especie humana y había desarrollado una magia un tanto infecciosa por la que las frutas cobraban vida. Luego las frutas se comieron a los gorilas no-rojos y cuidaron de una niña humana que aún quedaba con vida porque se había quedado escondida, cuando lo de los gorilas, en el ministerio de educación. Por lo que sea a los gorilas no les interesó entrar allí. No me extraña.

Los frutis tenían que lidiar a diario con todo tipo de problemas de índole cotidiana, como no despertar a el volcán inactivo junto al que vivían, establecer un sistema social basado en una democracia no-feudal, recoger arroz para la humana comunista o que no les invadieran las hormigas no-rojas. Nada comparado a lo que tuvieron que padecer aquel día.

Eran las 5 de las tarde, yo creo, cuando una banda de frutas asesino-secuestradoras (fijo que no-rojas) secuestraron al más mítico y carismático miembro de los frutis, la piña. Lagrimas en vertical se desprendieron de mis ojos cuando, tras varias horas, comenzó a parecer evidente que nada se podía hacer. Esta serie fue pionera, además de en tantas otras cosas, en eso, en la creación de un nuevo concepto de secuestro, el secuestro sin ningún fin. Exacto, se secuestraba porque molaba, sin más. No como antes, que estaban siempre secuestrando con un fin y jugando a la playstation y a las maquinitas. Ay, hambre de cien años les daba yo...

Bueno, el caso es que el Sr. Nabo, concejal de bodegas, y mi personaje favorito, sólo conseguía negativas tras arduos esfuerzos y continuas luchas internas con el pipero del Sr. Pepino AKA Floper. Fue entonces cuando la niña humana, en un golpe maestro shyamalaino de los guionistas, se erigió en heroica salvadora, y así, siendo capaz asaltar a los secuestradores con una percha, fue capaz de recobrar la tranquilidad a nuestras vidas y salvó a Gazpacho (así se hacía llamar la piña en otro golpe maestro) en un movimiento táctico con uno, dos o doscientosveinticinco precedentes como mucho.

Huelga decir, que tras esto, no volví a ser el mismo, y los repetitivos consejos de mi madre acerca de la harto enorme capacidad de los malvados asesino-secuestradores para "echar drogas o estupefacientes" en vasos ajenos en las discotecas y/o pubs, jamás volverían a caer en saco roto. No te puedes fiar de nadie.
[Leer más +]
34 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Poca chicha
Al rememorar una serie de nuestra infancia como "Los fruitis", lo primero que debería venir a la cabeza, como no, es aquello que más nos marcó o gusto de susodicha serie, y como no, lo que recordé en primera instancia fue el emblemático personaje de Pincho siendo perseguido por Gazpacho como si de un cómic se tratara.
Eran dos personajes que le daban vida y color a la serie, una nota de humor que no le venía nada mal y diversos momentos de simpatía.

Por todo lo demás, "Los fruitis" no pasaban de ser un muy mediocre entretenimiento cuyas tramas resultaban reiterativas en demasía y que no contenían ningún tipo de motivación entorno a sus personajes o sus historias.
Como comenta algún compañero, además, la animación era bastante limitadita y no se notaba ningún tipo de esfuerzo por darle un poco de nivel, cosa que hacía de esta serie algo tan entrañable a ratos, como olvidable a niveles generales.
Las había mejores.
[Leer más +]
22 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1