arrow

The Tibetan Dog (2012)

6,0
32
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un niño de 10 años se va a vivir al Tibet con su padre tras morir su madre. El cambio es radical. Abandona la ciudad para mudarse a las extensas llanuras tibetanas, rodeado de ganado y con poquísima población. Hace frío, la comida es diferente y extraña y su padre, el médico de la zona, no parece especialmente contento con la llegada del crío. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ China China
Título original:
Tibet Inu Monogatari (The Tibetan Dog)
Duración
87 min.
Guion
Historia: Naoto Inoue
Música
Shusei Murai
Fotografía
Animation
Productora
Madhouse
Género
Animación Aventuras
8
La amistad y lealtad de un perro
"The tibetan dog" es la primera coproducción chino-japonesa de animación de la historia. El equipo técnico lo componen básicamente japoneses, con un guión y ambientación chinos. Está basada en una popular novela china.

Un niño de 10 años se va a vivir al Tibet con su padre tras morir su madre. El cambio es radical. Abandona la ciudad para mudarse a las extensas llanuras tibetanas, rodeado de ganado y con poquísima población. Hace frío, la comida es diferente y extraña y su padre, el médico de la zona, no parece especialmente contento con la llegada del crío.

Pero en el Tibet descubrirá una raza de perro gigante (mastín tibetano), especialmente uno de pelaje dorado y recién llegado al igual que él, con el que inicia una intensa relación de amistad. La paz del lugar se rompe con la aparición de una criatura que comienza a asesinar al ganado y la gente...

Por la calidad de la animación se nota la mano japonesa en el proyecto. El Tibet como escenario es un buen lugar para la historia y aunque sea algo simple en su planteamiento, a mí me ha gustado. Bueno, la verdad es que si me ponen un perro como protagonista, cualquier película gana un punto en mi valoración (lo sé, es poco objetivo). Además, aunque casi todos los perros que aparecen son mastines tibetanos, también hay un shih-tzu y yo tengo 3 de esos... ;)

Es interesante ver el modo de vida tibetano, con sus tiendas, sus costumbres, sus ropas... Me recuerda bastante a lo que aparecía en El perro mongol.

La primera mitad de la cinta es algo infantil. Si los perros hablaran sería una peli Disney... Todo cambia en la segunda mitad, más acción, aventuras, tensión...

La leyenda china que se cuenta en la película, está bien. Pero yo me quedo con el mensaje que se lanza: "Muchos hombres ven a los perros como compañeros. Los perros ven al hombre como un amigo".

He visto una versión en chino subtitulada, pero me hubiese gustado mucho verla en japonés.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil