arrow

Pájaros de papel (2010)

Pájaros de papel
Trailer
7,1
11.377
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Historia de un grupo de artistas de vodevil a los que la guerra civil (1936-1939) les arrebató todo menos el hambre. El músico Jorge del Pino, el ventrílocuo Enrique Corgo, la cupletista Rocío Moliner, el huérfano Miguel y otras almas perdidas forman una curiosa familia que intenta cada día salir adelante con sus miserias y sus alegrías, con el aliciente de su música y sus canciones. Y a falta de pan, están los aplausos. Entre vencedores y vencidos buscan, más que una oportunidad, algo que comer o un lugar donde dormir. Pero, antes de lo que se imaginan, son puestos a prueba y tienen que tomar difíciles decisiones. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Pájaros de papel
Duración
118 min.
Estreno
12 de marzo de 2010
Guion
Fernando Castets, Emilio Aragón
Música
Emilio Aragón
Fotografía
David Omedes
Productora
Antena 3 Films / Versátil Cinema
Género
Drama Comedia Comedia dramática Teatro Guerra Civil Española Posguerra española
8
Con un franco no se puede vivir...
El teatro a primera vista era austero, pero unos amigos nos habían hablado muy bien del espectáculo. Sin hacer mucho ruido y de puntillas, nos vamos sentando en nuestra incómoda butaca. De repente la oscuridad se hace dueña del anfiteatro, aunque todavía quedan resquicios de luminosidad donde se pueden apreciar las paredes desconchadas y un telón al que no le venía de más un buen lavado. En el silencio que nos acoge antes de que dé comienzo el espectáculo, percibimos perfectamente cómo los tablones triscan a su antojo y cómo algunos instrumentos son tímidamente afinados a última hora detrás del telón. Éste se abre y con él la magia de una de las mejores películas ambientadas en la Guerra Civil Española.

Muchas eran las ganas de ver 'Pajaros de papel'. Primero por la sensación de ver una ópera prima de prestigio, respaldada de un gran reparto con suficientes tablas en el oficio encabezado por un inmenso Imanol Arias. Además, había ganas de tener de nuevo la sensación de ver los espectáculos de plebeyos, donde bailarines, magos, ventrílocuos y comediantes de vodevil animaban como podían al populacho en tiempos de la posguerra, como ya pudimos disfrutar genialmente en '¡Ay, Carmela!' (1990). Y es que, a sus 50 años, el archiconocido Emilio Aragón, decidió debutar detrás de las cámaras con este filme que discurre por un género clásico donde los haya dentro de nuestro cine patrio: la Guerra Civil Española. Un género estrella que si se cuenta con recursos económicos y las ideas bien claras como ahora, puede salir algo muy grande.

El espectáculo comienza sin miramientos ni complejos de cinta minoritaria. Emilio Aragón sabe lo que se juega y pone toda la carne en el asador, apoyado de una banda sonora que evoca a algunas de las grandes epopeyas de Hollywood, y que está acompañado de unas acertadas dosis de acción y sentimientos. Tras ese impactante comienzo que reconozco que sorprendió a la mitad de la sala, las aguas empiezan a bajar tranquilas, permitiendo todas las licencias posibles para reír, llorar y divertirse en las dos horas que nos quedan de metraje.

En todo momento se aprecia el guiño como buen payaso -sin ser peyorativo- que fue Emilio Aragón y sobre todo a sus antepasados. El ser cómico se convierte a veces en una religión en vez de un oficio, por eso vemos constantemente cómo esa faceta les une más allá del escenario y cómo defienden su labor con uñas y dientes. En la cinta los nombres propios de los artistas hay que otorgárselos a Imanol Arias y Lluís Homar, quienes se encargarán de tocar con salero el violín, cantar unas cuantas frases con rima, realizar algún que otro truquete de magia de segunda o intentar -sin mucho éxito- algo de ventriloquia. Ambos transmiten una complicidad tanto dentro como fuera del show que es de destacar. Cada uno actúa a su manera, pero es que Imanol Arias está de auténtico Goya. Mejor incluso que en 'El Lute', ya que aquí hay un par de escenas que consigue encogerte el corazón.

(continúa)
[Leer más +]
100 de 118 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Calada hasta los huesos.
El arte tiene distintos propósitos pero creo que una obra alcanza su meta máxima cuando llega a cambiar la vida de quienes la contemplan. Este ha sido mi caso. Acabo de llegar del cine a las dos de la mañana pero no puedo evitar escribir unas líneas para todo aquel que se esté planteando ver esta película. No recuerdo ninguna ocasión en que haya sentido algo parecido al salir del cine, ni alcontemplar cualquier otra expresión artística. La película cala en el fondo de nosotros desde el primer momento, construyendo unos personajes (Jorge del Pino, Enrique Corgo, Rocío Moliner y Miguel) que en unas dos horas consiguen introducirse en nosotros y quedarse para siempre. Tras haber visto últimamente muchas películas vacías y sensibleras que no tienen más fin que buscar la lágrima fácil encuentro Pájaros de Papel como un regalo a todos nosotros. He llorado de manera agridulce desde los primeros minutos de película y puedo asegurar que se ha oído llantos generales en toda la sala, además de risas y carcajadas, mezcladas siempre por una congoja que ahogaba. Sólo puedo agradecer a Emilio Aragón, a los actores y a todos los que han hecho posible esta película el habernos dado esta maravilla.
En particular querría hablar de Imanol Arias. Hoy, tras la muerte de Miguel Delibes, me he planteado cómo algunas personas pueden afectar a nuestra vida con sus obras y nunca sabrán lo trascendente y fundamental que ha sido su vida para muchos de nosotros. Imanol con su trabajo ha dibujado a Jorge del Pino y lo ha hecho real, dando a la vida no sólo a un personaje, sino unos principios, unas vivencias y una personalidad que me han conmovido desde el primer segundo. No sólo lo ha conseguido en esta ocasión, sino que a lo largo de su carrera ha ido construyendo y conformando personajes que he ido guardando en la mochila y me han afectado realmente. A mis 21 años no puedo más que agradecerle haber dedicado su vida a enriquecer la mía y la de muchas otras personas que disfrutamos y paladeamos su trabajo.
En fin, lamento la parrafada y espero convencer a todas aquellas personas dudosas. Si habría de quedarme con una sola cosa de la película me quedo con esa visión de esperanza, amor y optimismo desde el fondo de la película y de los personajes que se deja traslucir a lo largo del drama y por supuesto con Jorge del Pino, un regalo por sí mismo.
[Leer más +]
55 de 74 usuarios han encontrado esta crítica útil