arrow

Vivir para gozar (1938)

Añadir a listas
Sinopsis
Adaptación de una obra de Broadway. Johnny Case (Cary Grant), un hombre poco convencional, se enamora de Julia Seton (Doris Nolan), una chica de buena familia; así que debe adaptarse a la alta sociedad neoyorquina. Además, su novia quiere que trabaje en el banco de su padre, actividad incompatible con su carácter. Sólo Linda (Katharine Hepburn), la vivaz hermana de Julia, es capaz de comprender que Case desee vivir una vida diferente. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Holiday
Duración
93 min.
Guion
Sidney Buchman (Teatro: Philip Barry)
Música
Sidney Cutner
Fotografía
Franz Planner (B&W)
Productora
Columbia Pictures
Género
Comedia Comedia sofisticada Comedia romántica Remake
9
"Cuando me encuentro en una situación como ésta me pregunto: ¿Qué haría la General Motors? Y hago lo contrario"
Ésta es una de esas sorprendentes y profundas historias que no se pueden definir simplemente como "comedias", porque son muchísimo más complejas que eso, y reducirlas a una simple etiqueta equivale a infravalorarlas.
Siempre he creído que Katharine Hepburn era con diferencia la mejor actriz de todos los tiempos, y tras ver maravillas como ésta, lo sigo creyendo.
Lo que presenciamos aquí es toda una minuciosa y crítica revisión del sueño americano y los laureles con los que pretende seducir a los incautos. En ese rasgo, la película no es original; ya se ha tratado innumerables veces en el cine ese tema. Pero en 1938, el tema poseía aún una gran frescura en el cine y en esta película en concreto se aborda directamente y sin tapujos.
Cuando el sueño americano consiste en entrar al club de las grandes familias de rancio abolengo, llevar una vida vacía en una gran casa-museo que es como una jaula de oro, tener amistades hipócritas que sólo se mueven por el olor del dinero, un empleo enchufado en una de las grandes empresas del suegro en el que uno no hace prácticamente nada aparte de rascarse las p... ehhh, las palmas, ir a aburridas e insulsas reuniones en el club social en las que todo el mundo se dedica a despellejar al prójimo y organizar fiestas en las que todo el mundo se dedica a lo mismo que en las reuniones del club social.
Pues bien, a nuestros protagonistas se les plantea la disyuntiva de tomarlo o dejarlo, de entrar al club y lograr el tan ansiado sueño americano, o darle la patada a todo y prescindir de ese sueño que, no por ser tan cacareado, es menos esclavizador, discriminatorio y contrario a la libertad individual.
Las grandes interpretaciones de Katharine Hepburn (Linda Seton), Cary Grant (Johnny Case) y también la de Lew Ayres (genial como el cínico pero sensible hermano de Julie y Linda, las protagonistas) y las de Jean Dixon y Edward Everett Horton (como los Potter, amigos de Johnny Case), hacen crecer por momentos la película hasta momentos de increíble vivacidad, ternura y profundidad psicológica, con unos diálogos extraordinarios en su intensidad, en su honestidad y a menudo en su sentido del humor.
Una joya de película que sigue reluciendo pese al tiempo transcurrido.
[Leer más +]
53 de 57 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Deja Vù
Esta película nunca la había visto antes, pero al verla me dio la sensación que ya he visto a estos personajes. Quizá porque en casi todas las comedias americanas de los años 30 no faltan estos ingredientes:

- Heroe guapo, "pobre", simpático y buen chico que hace pequeñas locuras de vez en cuando. En este caso hace cabriolas sin venir a cuento. Sí, sí, el tío por ejemplo antes de salir de una habitación da una voltereta. Vete a saber por qué.

- Heroina guapa, con carácter y soñadora. Y cuando suelta el discursito pues primer plano, se le ilumina la cara y mira a un punto indeterminado.

- Padre de ella viudo, rico y severo. El típico mandamás que luego resulta que no manda nada. Suelta los típicos discursos de "en mis tiempos..." erguido y con el dedo índice apuntando al techo.

- Hermana tontina y materialista a la que la heroina quiere mucho pero que no se lo merece porque en el fondo es una arpía.

- Familiar borrachín que suelta de vez en cuando las verdades del barquero sin que nadie le haga caso. En esta peli es un hermano, pero suele ser un tío, es más, suele ser Tío Henry, no se por qué. Indispensable que la heroina le llore alguna vez en el hombro.

- Pretendiente de la heroina estirado y pelota. En este caso han sustituido el pretendiente por un primo, pero hace la misma función de metomentodo.

- Amigo bohemio del heroe que actua de conciencia crítica y que además le ríe todas las gracias. En este caso son 2 ya que un matrimonio es quien cumple esta función.

Agítese la coctelera, ponga unos buenos diálogos y voilà: comedia años 30.

Lo de "pobre" lo he puesto entre comillas porque no tener dinero, o renunciar a él, en este tipo de películas no es óbice para tener smoking o irse de crucero. Yo así también quiero ser pobre.

En fin, la peli es entretenida pero vas pensando: yo esto lo he visto antes, yo esto lo he visto antes....
[Leer más +]
44 de 66 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1