arrow

Rayo de sol (1933)

7,2
61
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La Gran Depresión arrastra a Hans a una trágica determinación. Pero conocerá a Anna, y el amor que surge entre ellos les hará superar todas las dificultades. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Austria Austria
Título original:
Sonnenstrahl
Duración
87 min.
Guion
Pál Fejös, Adolf Lantz
Música
Ferenc Farkas, Levine, Sándor Szlatinay
Fotografía
Adolf Schlasy, Adolf Weith (B&W)
Productora
Coproducción Austria-Alemania; Serge Otzoup-Filmproduktion der Tobis-Sascha
Género
Drama Comedia Romance Gran Depresión
9
“Schön ist das Leben” (La vida es bella)
Tras haber hecho varias películas en Hungría, su tierra natal, Pál Fejös viajó a Hollywood, donde –convertido en Paul Fejos- dejó sentidas huellas con sus filmes “El último momento” y “Soledad”, entre otros. Cuatro años más tarde volvió a Europa, y en Francia y en un corto regreso a su país de origen, hizo otros tantos filmes, pasando luego a Austria donde haría otra de sus películas memorables.

Con “RAYO DE SOL”, todavía seguía en pie el hombre sensible, perfectamente conectado con la gente del común y dispuesto a seguir mostrando su inconformidad con la sociedad excluyente que se volvía una pesadilla para tantísimos seres humanos. Había mucho en Fejos de King Vidor y había mucho en Vidor de Paul Fejos, y esa sensibilidad cada uno sabía transformarla en arte excelso, porque el cine les brotaba del alma y a la gente la llevaban con mucho aprecio en el corazón.

“RAYO DE SOL” empieza como un drama neorrealista y no fue iluso quien dijo que, el neorrealismo, tiene un buen precedente en este director húngaro. Hans Schmidt se encuentra desempleado, y al verse ante la situación de un nuevo fracaso en la búsqueda de un empleo y expulsado del cuarto que ocupaba por su tardanza en el pago, toma la decisión de suicidarse. Se va a la vera de un río y escribe una nota dirigida a la policía… y cuando piensa lanzarse al agua… una chica se tira desde el puente que tiene a sus espaldas, y la reacción instintiva de Hans es la de tirarse a rescatarla. Así se conocerán dos seres olvidados… y al sentirse particularmente atraído por la joven Anna (tiene 19 años), Hans encontrará fuerzas y le fluirán las ideas para tratar de salvarla y de sobrevivir junto a ella.

Paul Fejos vuelve a conseguir una historia de un romanticismo decantado, donde se podrá tener momentos de gran virtuosismo narrativo como, por ejemplo, la escena de la boda o ese viaje de luna de miel realizado al interior de una agencia de viajes. Los personajes nos acarician la piel, nos circulan por la sangre hasta acelerarnos el corazón y finalmente los sentimos en el alma, durante ese especial proceso de supervivencia y de instinto de conservación del uno para el otro.

Gustav Frölich (el recordado protagonista de “Metrópolis”) y Annabella (la actriz francesa, futura esposa de Tyrone Power y recordada como la Béatrice de “El Millón” de René Clair) dan vida a unos personajes débiles en solitario, pero de potentes impulsos y de gran fuerza moral cuando se convierten en esa pareja que sueña con un auto -para que Hans pueda volver a su profesión de conductor-, pero que sueña más aún, con una vida en paz, amorosa y sin carencias.

Fejos vuelve a ser muy certero en los detalles (Hans pintado de negro para ponerse de blanco en un parque de diversiones; el enrollado del tapete que por poco les tira de las escalinatas de la iglesia; Anna hincada y aferrada a la pierna del gigantesco e implacable cobrador de la empresa de automóviles…), y al final, “RAYO DE SOL” deja su resplandor muy dentro de nosotros y quedamos con la grata sensación de haber tenido la ocasión de ver otro filme impecable y con muy valiosos significados.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil