arrow

Toy Story 4 (2019)

Toy Story 4
Trailer
7,5
8.343
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Woody siempre ha tenido claro cuál es su labor en el mundo y su prioridad: cuidar a su dueño, ya sea Andy o Bonnie. Pero cuando Bonnie añade a Forky, un nuevo juguete de fabricación propia, a su habitación, arranca una nueva aventura que servirá para que los viejos y nuevos amigos le enseñen a Woody lo grande que puede ser el mundo para un juguete. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Toy Story 4
Duración
100 min.
Estreno
21 de junio de 2019
Guion
Andrew Stanton, Stephany Folsom (Historia: John Lasseter, Andrew Stanton, Josh Cooley, Valerie LaPointe, Rashida Jones, Will McCormack, Martin Hynes, Stephany Folsom)
Música
Randy Newman
Fotografía
Animation, Jean-Claude Kalache
Productora
Pixar Animation Studios. Distribuida por Walt Disney Pictures
Género
Animación Fantástico Aventuras Comedia Infantil Muñecos Cine familiar Secuela Pixar 3-D
Grupos  Novedad
Toy Story Pixar (Películas)
9
Las Aventuras de Woody
Tras la perfección absoluta que era Toy Story 3, con ese final apoteósico y redondo, realmente hacia falta hacer una película más basada en este universo y en estos personajes?

Antes de ver Toy Story 4, la respuesta es un obvio NO.

Tras ver Toy Story 4 me quedo con el SI.

No es tan redonda ni perfecta como Toy Story 3, pero la historia que cuenta esta nueva entrega profundiza aun más en el alma de estos juguetes y sobretodo en las nuestras, las de los espectadores.

El mazazo emocional que nos arrean en los primeros 10 minutos de película ya viene avisándonos de que este film no es ninguna broma, ni una secuela hecha para sacarnos la pasta como por ejemplo lo son la segunda de Rompe Ralph (que me encantó pero no hacia falta) y la de Monstruos University que sigo sin entender la necesidad de su existencia.

En cambio esta Toy Story 4 se justifica a si misma nada más empezar. El resto del filme se desarrolla y está al mismo nivel que las otras 3. Tenemos risas, aventuras, nuevos y carismáticos personajes, enredos, y sobretodo muchísimo entretenimiento. Hasta llegar a ese final no apto para personas con síndrome de Peter Pan, en el que la hostia emocional es considerable y que hará que más de uno o una de vosotros/as salga completamente planchado/a del cine.

Y es que esta cuarta entrega sigue con la estela de la tercera y profundiza en los sentimientos, en los de estos juguetes que ya son más nuestros que de Andy o Bonnie, y remueve nuestros propios sentimientos.

Toy Story 4 consigue lo que pretende, tocarnos la fibra, hacernos pensar, divertirnos como enanos y devolvernos otra vez (y ya van 4) a nuestra infancia.

Gracias Pixar.
[Leer más +]
83 de 109 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El juguete perdido.
Seamos sinceros, cuando anunciaron Toy Story 4, todos nos echamos las manos a la cabeza. Nadie pensó que fuera a funcionar. ¿Por qué debería? Toy Story 3 ya era una conclusión más que satisfactoria. No necesitamos más. Van a cargarse una pedazo de trilogía con la cuarta entera. Pues resulta que, sin que sirva de precedente, estábamos equivocados.

Más que ninguna otra de Pixar, la saga de Toy Story siempre se ha caracterizado por su alcance, por ser capaz de conectar con un público amplísimo. Tienes aventuras, tienes humor, tienes colores, pero su riqueza temática nunca debe subestimarse. En la primera eran los celos, la inseguridad, el darte una hostia de realidad y salir de tu burbuja. En la segunda, el abandono, la vejez, el miedo al rechazo y a la soledad, el enfrentar tu pasado. La tercera tal vez reciclaba algunas ideas de las dos anteriores, pero es sin duda la más emocional, y en ella encontramos elementos de finalidad, de pasar página, de los límites del compromiso en una relación que claramente ha llegado a su fin. Todas estas ideas están enraizadas en la complejidad psicológica de sus personajes, imposible de encontrar en el 95% del cine de animación. Y aunque Buzz fuera co-protagonista en la película original y él haya sido el vehículo de algunas de estas ideas a lo largo de la saga, Toy Story 4 nos deja más claro que nunca que, y debimos haberlo visto venir, esto siempre fue acerca de Woody.

Ninguna de las entregas anteriores (con la posible excepción de la segunda) pone a Woody bajo el microscopio tanto como Toy Story 4. Bonnie es una niña adorable y se hace de querer, pero la sombra de Andy es alargada, ya lo sabemos. No solo para Woody, sino para los que hemos crecido con él. Woody está perdido, en todos los sentidos. Bo Peep, reinventada tras haber sido uno de los personajes más planos en las dos primeras películas de la saga, funciona como contraparte a la perfección, y de las conflictivas perspectivas de ambos personajes nacen los temas que vertebran toda la película: la búsqueda de propósito y de identidad. Qué te queda cuando has perdido todo lo que le daba valor a tu existencia. A qué recurrir cuando te ves abandonado en un armario acumulando pelusa. En su incertidumbre, Woody se vuelve más complejo, más interesante que nunca. Y esto es una locura teniendo en cuenta que estamos hablando de una película de dibujos sobre juguetes que quieren que jueguen con ellos. Por supuesto, los guionistas siempre encuentran el equilibrio para que la historia no sea tan chunga como las ideas que se desprenden de ella, cosa que me parece admirable. La resolución, por su parte, es fantástica. Es coherente, es súper emotiva y completa el arco argumental de Woody a la perfección. Y sí, podemos decir que es poco original porque utiliza la misma estructura que las tres anteriores (los juguetes están en casa, los juguetes se pierden por algún motivo, los juguetes tienen que volver a casa), pero vaya, que si se lo achacamos a esta también tenemos que hacerlo con la 2 y la 3, y qué queréis que os diga, si la alternativa es quedarse toda la película encerrado en casa de Bonnie (o de Andy en las anteriores), pues vaya coñazo. Incluso diré que encuentro bastante meritorio que sean capaces de abarcar temas tan variados utilizando siempre la misma premisa y de tunearla lo suficiente para que nunca se haga aburrida.

Visualmente, la película es una maravilla. Pixar siempre ha estado en la cresta de la ola en lo que a calidad técnica se refiere, y Toy Story 4 no es una excepción. El nivel de detalle en las composiciones, la expresividad de los personajes, la exuberancia cromática y la complejidad de las texturas (ese brillo de la porcelana de Bo Peep, por Dios, y el gato, el puto gato) son espectaculares. Llevo desde Wall-E pensando que en el plano visual ya no pueden superarse, lo que significa que llevan ya más de diez años callándome la boca.

Sus personajes secundarios son casi tan potentes como en entregas anteriores. Casi. Forky es una buena adición a nivel temático, pero a veces se me hace un poco cansino. Gabby Gabby me gusta. Me gusta su personalidad y me gustan sus motivaciones, y se aleja un poco de la idea de "juguete malvado" que ya habíamos visto un par de veces en la saga. Ducky, Bunny y Duke Caboom pues bueno, son divertidos, te sacan unas cuantas risas y tienen carisma, pero, al igual que el Ken de Toy Story 3, su función es básicamente esa. Por ponerle una pega a la película y que no todo sean halagos, diré que me habría gustado que avanzara un poco más a los demás personajes, especialmente a Buzz (nunca ha sido tan secundario como en esta película) y a Jessie, pero como ya he dicho, esta es la historia de Woody, así que no lo voy a tener muy en cuenta.

En resumen diré que Toy Story 4 me ha parecido estupenda. Es divertida, es dinámica, es profunda, es emotiva, es visualmente arrolladora y, lo más importante, es una película que conoce, que respeta y que quiere a sus personajes y a su audiencia, que sabe que muchos de nosotros hemos crecido con estos personajes y lo aprovecha a las mil maravillas. Poco más se puede pedir. Y no, yo no creo que sea la peor de la saga. Toy Story 4 tiene (al igual que la tercera) el regusto agridulce de la despedida merecida, pero si en unos años anuncian Toy Story 5, no seré yo el que diga "SE VAN A CARGAR LA SAGA". Me callaré la boca. Tras una cuarta entrega de este nivel (no se me ocurre ninguna otra tetralogía tan sólida como esta), mi confianza en este equipo creativo ya es absoluta. Se lo han ganado.

Puntuación: 8,3
[Leer más +]
30 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1