arrow

Las diabólicas (1955)

Las diabólicas
Trailer
8,0
8.322
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El director de un colegio, el señor Delasalle, convive con su esposa y su amante, la profesora Horner. Pero las dos mujeres, cansadas de sufrir la constante tiranía y malos tratos del hombre que comparten, deciden que esa situación no puede continuar... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Les diaboliques
Duración
114 min.
Guion
H.G. Clouzot, Jérome Géronimi, René Masson, Frédéric Grendel (Novela: Pierre Boileau, Thomas Narcejac)
Música
Georges Van Parys
Fotografía
Armand Thirard (B&W)
Productora
Vera Films
Género
Intriga Thriller Terror Crimen Thriller psicológico Película de culto
8
Diabólicamente magnífica
H. G. Clouzot realizó en 1955 una de las cumbres del cine de suspense, manteniendo en tensión al espectador sin dosis efectistas o sustos fáciles, algo que suele ocurrir en el cine actual. También así lo demuestra el remake que realizó Jeremiah Chechik, del que por suerte he podido olvidar casi todo, exceptuando la secuencia de la bañera con susto incluido. Aunque este hombre hizo después “Los vengadores” y poco se ha vuelto a saber de él. El destino pone a cada uno en su sitio y más a aquellos que blasfeman y se atreven a realizar remakes de los clásicos. Los más puristas cinéfilos pueden dormir tranquilos. Amén.

Y es que Clouzot a través de ya una interesantísima historia de venganza, frialdad y pasión sentó las bases de los que debe ser un thriller, introduciendo numerosos puntos de giro e inflexión para enganchar al espectador sin caer en demasiadas trampas. Algo en lo que es muy fácil incurrir, pero Clouzot se mantiene en esa línea de equilibrio entre la tomadura de pelo y la genialidad.

La atmósfera oscura y opresiva de "Las diabólicas" es irremplazable, utilizando elementos del expresionismo alemán y del cine negro norteamericano. También las actuaciones de Simone Signoret y Véra Clouzot son excelentes y se intuye una relación más que afectiva entre ambas, complementándose la una a la otra.

Destacan la planificación de la secuencia del crimen, muy hitchcockiana, y sobre todo los elementos fantásticos y sobrenaturales que se introducen en la cinta. El final es tan criticable como memorable.

También es de agradecer que Clouzot adelante elementos de la futura trama como realiza en una de las secuencias iniciales donde Véra Clouzot arroja una pequeña piedra en la piscina.

Se dice que Hitchcock no pudo comprar a tiempo los derechos de la novela en la que se basa, pero en “Vértigo” (1958), su mejor película en mi opinión, utiliza elementos de la magnífica película de Clouzot. Pero no es el único, muchísimas películas utilizan parte del argumento como referencia. Y es que las grandes películas, aunque no sean del todo perfectas y aguanten medianamente bien el paso del tiempo, son capaces de eso y mucho más.
[Leer más +]
80 de 89 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
La otra parte
Después de los créditos –impresos sobre un cuadro casi abstracto de asfalto y lluvia–, empieza propiamente la película: dos figuras, con gabardina y paraguas, cruzan el plano de izquierda a derecha. Un autobús con plataforma –que recuerda a las novelas de Maigret– se desplaza hacia el fondo. Suponemos que el plano se centrará en el autobús, pero una furgoneta oscura –una Citroën ‘dos caballos’– avanza en sentido contrario y tuerce hacia la izquierda: es ella la protagonista… Pero, inopinadamente, la cámara se detiene frente a un poste y deja que la furgoneta salga del encuadre. El poste ocupa el centro. Tiene pintada una flecha que señala justo hacia la ‘otra’ dirección.

Se corta el plano y aparece, de nuevo, la furgoneta oscura.

¿Por qué comento un plano como éste, tan aparentemente insustancial?

Por la sencilla razón de que, a mi modo de ver, en ese plano se resume el juego que plantea la película. Las direcciones aparentes, los caminos trazados, no son aquellos por los que discurrirá la historia. Cuando una flecha apunta a la derecha, es probable que la cinta gire hacia la izquierda… o, incluso, que ignore la flecha por completo.

Y ahora, en el spoiler, la escena culminante.
[Leer más +]
60 de 62 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1