arrow

V.I.P. (Serie de TV) (1998)

2,1
926
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (1998-2002). 4 temporadas. 88 episodios. Vallery Irons (Pamela Anderson) era una chica que vendía salchichas. Un día conoce por casualidad a la celebridad Brad Cliff, quien la invita a la premiere de su película. Un fanático ataca a Brad con intención de matarle, y Vallery le salva la vida. Brad la presenta como su guardaespaldas, y desde ese momento, ella tendrá una nueva vida, creando la agencia de guardaespaldas "Vallery Irons Protection". (FILMAFFINITY)
Dirección
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
V.I.P. (TV Series)
Duración
45 min.
Guion
J.F. Lawton, Morgan Gendel, Steven Kriozere, Rick Suvalle, Tom Abraham
Música
Frankie Blue, Scott Greer
Fotografía
Bryan England, Jack Conroy
Productora
Coproducción Estados Unidos-Alemania; Lawton Entertainment / Sony Pictures Television / Global Entertainment Productions GmbH & Company Medien KG / Lafitte Productions
Género
Serie de TV Acción Comedia Crimen
1
¡Victimas de Sony Entertainment Television, Unámonos!
Esto es de juzgado de guardia. ¿Seguro que no hay ninguna ley que tipifica esto como delito contra la salud publica? Probablemente pienses que la serie es sosa, aburrida, mal dirigida, con interpretaciones patéticas y con guiones para mononeuronales. Pues te equivocas, es, como mínimo, diez veces peor lo que te has imaginado. Para empezar, la serie se basa en esta premisa: Una chica que le falta de cerebro lo que le sobra de pecho (tanto el personaje como la actriz) que trabaja en un puesto de perritos, que un buen un día un actor le pide salir (?), y en una gala de premios un terrorista (?) le ataca y la chica consigue reducirle con un pollo de goma (esto se supone que es gracioso y que te tienes que reír, porque no os he contado lo mejor de la serie, que esta pretende tener toques de "humor"). Para que el actor no quede en ridículo, la protagonista afirma ante los medios ser una guardaespaldas, y va y se hace famosa. Entonces van una mafiosa lesbiana, una frígida psicótica, el típico negro fantasmón que no se come ni los mocos, una hacker a la que le faltan mas de un hervor y un chino metrosexual que pega saltos de 2 metros y reparte patadas voladoras que da gusto, y la proponen ser la relaciones publicas de una agencia de seguridad. Y como la chica es oligofrénica perdida, en cada ominoso capitulo se mete en líos y entonces sus amigos la rescatan y vuelta al ruedo, como si una serie para niños de primaria se tratara (con todos mis respetos a los niños de primaria). A partir del tercer capitulo (si tienes estomago para aguantar tanto) empiezas a sentir nauseas, y a partir del cuarto capitulo empiezas a plantearte seriamente tu sexualidad y tu salud mental. A partir del quinto, empiezas a entrar en estado de trance mientras echas espuma por la boca. En resumen, creo que esta serie es una conspiración judeo-masónica-extraterrestre en colaboración con el lobby gay y las farmacéuticas para elevar la tasa de suicidio del varón heterosexual, porque si no, este despropósito no tiene razón de ser.
[Leer más +]
13 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil