arrow

Didier, mi fiel amigo (1997)

Didier, mi fiel amigo
Trailer
4,9
414
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Para Jean Pierre, agente deportivo y muy liado con sus problemas, este no va ser el mejor día para cuidar a Didier, el perro labrador de su amiga y menos aún para ocuparse de él durante una semana. Al día siguiente, un extraordinario acontecimiento le llevará a una de las aventuras más alucinantes, en la cual, su peor pesadilla puede convertirse en la oportunidad de su vida... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Didier
Duración
104 min.
Guion
Alain Chabat
Música
Philippe Chany
Fotografía
Laurent Dailland
Productora
TF1 Films Production / Katharina/Renn Productions / Chez Wam
Género
Comedia Fantástico Animales Perros/Lobos
"Fábula perruna divertida y sin pretensiones en la que quizá desentonan los papeles femeninos, bastante inconsistentes. Confirman a Chabat como un valor prometedor para la comedia francesa"
[Cinemanía]
4
Un tanto decepcionante
La cosa promete: comedia francesa con un argumento surrealista, al estilo de "La soupe aux choux" ("Mi amigo el extraterrestre", de Louis de Funes).
Y la verdad es que el inicio no está mal. ¿Cómo interpretar a un perro? Chabat lo calca y, aunque las actuaciones del resto de elenco sean penosas, se lo perdonas porque es una comedia y los gags, al principio, son divertidos.
Pero poco a poco, la cosa se desmorona, se hace anodina y se deshilacha. Parece que se terminaron las ideas y el film termina aburriendo soberanamente.
El guión hubiese dado para un "corto", pero poco más.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
6
¡QUÉ BÁRBARO!
¿Le apetece una película entretenida, divertida, para pensar poco y absolutamente irreal? Aquí la tiene. No hay mayores pretensiones. Ahora, eso sí, va usted a ser testigo de una actuación absolutamente portentosa de su director y actor principal Alain Chabat. Éste interpreta a un perro labrador hecho humano. ¡Qué bárbaro, qué bárbaro, qué bárbaro! No hay palabras. La palabra 'genial' se queda muy corta. Es verdaderamente asombroso. ¡Ostras! ¿una interpretación así no sirve para que le den el Oscar? Este tipo ha tenido que dedicar meses para alcanzar ese grado de perfección interpretativa.
Por cierto, hay que agradecerle al cine francés un estilo de comedia ácida, ingeniosa, alocada y en ciertas ocasiones surrealista, realizada desde finales de los 90 hasta la actualidad. Y, aunque me pese decirlo, reconocer que ha superado con creces a la comedia actual americana que viene representada por auténticos bodrios infumables.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica