arrow

Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo y nunca se atrevió a preguntar (1972)

Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo y nunca se atrevió a preguntar
Trailer
6,8
18.063
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un bufón que trata de conseguir los favores de la reina con un afrodisíaco. Un médico que se enamora perdidamente de una oveja. Una mujer que sólo consigue excitarse en lugares públicos. Un absurdo programa de televisión sobre fetichismos. Un científico loco que crea un pecho gigantesco y monstruoso. Un espermatozoide aterrado ante su inminente salida al mundo exterior... A lo largo de siete capítulos, Woody Allen contesta a su manera las preguntas planteadas en el libro de divulgación sexual en el que se apoya la película, abordando de una forma descarada y cómica algunos de los tabúes relativos a la sexualidad humana. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Everything You Always Wanted to Know About Sex (But You Were Afraid to Ask)
Duración
87 min.
Guion
Woody Allen (Libro: David Reuben)
Música
Mundell Lowe
Fotografía
David M. Walsh
Productora
United Artists
Género
Comedia Parodia Comedia absurda Sketches
7
Con algunos momentos desternillantes (7.33)
Ahí va mi nota para cada uno de los cortos:
• ¿Surten efecto los afrodisíacos? (6.9)
• ¿Qué es sodomía? (6.5)
• ¿Por qué algunas mujeres tienen problemas para llegar al orgasmo? (7.2)
• ¿Los travestís son homosexuales? (7.5)
• ¿Qué son los pervertidos sexuales? (6.7)
• ¿Son exactos los descubrimientos de médicos y clínicas que se dedican a la
investigación y experimentos sexuales? (8.1)
• ¿Qué sucede durante la eyaculación? (8.4)

(6.9+6.5+7.2+7.5+6.7+8.1+8.4)/7 = 7.34

Los dos últimos son los cortos más graciosos que he visto en los últimos años.
En mi opinión, los más sosos son el de la oveja y el del programa de televisión, aunque cada uno tiene sus momentos. Pero lo bueno que tienen esta película es que, aunque algunos chistes no funcionen (que serán pocos), la corta duración de cada historia hace que siempre sea entretenida.

-------------------------------------------------------------------------

Parodiando a Shakespeare en la primera historia:
• "Ver o no ver, esa es la obsesión. Ver a la reina desnuda, o en corpiño. ¡Qué alegría, qué ilusión! Daría mi vida por ver a la reina desnuda; la daría incluso por verla con corpiño... o por ver a cualquier otra desnuda... o por ver a cualquier otra con corpiño, no importa."
• "Y aunque ello me cause enojo, tengo que abrir el cerrojo para ver si voy y mojo."

En el juicio de la segunda historia:
• "El demandado ha cometido adulterio con una oveja. Lo más repugnante es que la oveja era menor de 18 años."

El doctor loco de la penúltima historia, que parodia clásicos como Drácula, Frankenstein o los de la ciencia ficción de serie B:
• "Pues no estoy loco, aunque en la clínica de Masters & Johnson me lo llamaran porque tenía visiones de exploraciones en áreas sexuales que los diminutos seres humanos no podían ni soñar. Yo fui el primero en explicar la relación que existe entre la excesiva masturbación y la afición a la política; y también fui el primero en defender que el orgasmo clitoral no debe ser exclusivo de las mujeres. También me ridiculizaron cuando construí un diafragma de 120 metros. Pero pasen por aquí. Usted, señorita, será la protagonista de mi más reciente experimento. ¿Ve a estos 19 boy scouts? Pues quiero medir sus respiraciones mientras abusan de usted."
• Me gustaría conseguir el libro de Víctor titulado "Posiciones sexuales avanzadas (cómo llegar a ellas sin reírse)".
[Leer más +]
47 de 54 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Un Allen avanzado
Entre guiños a la serie B más pura, el humor inglés más descabellado (excelente el corto de Wilder), al mundo shakespereano más visto desde su perspectiva o al acercamiento televisivo más paródico, Allen desgranaba su tercer largometraje en solitario y, con él, destilaba un humor quizá menos común, más directo, conciso e irreverente al que se podría tildar, incluso, de actual, pues paradojicamente logró un tipo de humor más grueso con el que hoy en día la sociedad se idenfitica incluso mejor, avanzándose así a su epoca.

Y sirviéndose de personajes peculiares, mentes alocadas, situaciones poco o nada sutiles y un buen puñado de sus nada desdeñables apariciones (como italiano está impagable) confabuló su tercer film con una gracia e imaginería desbordantes.
No me molestaré en hablar de sus episodios, puesto que todos merecen ser vistos como piezas que completan un magnífico engranaje confabulando un disparatado entretenimiento repleto de peculiar diversión, además de aportar chispazos mediante esos diálogos ya más típicos en el mundo Alleniano, aunque en la mayoría de ocasiones se reduzca más al típico gag disparatado.

En definitiva, "Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo y no se atrevió a preguntar" es otra gran aportación de un magnífico cineasta que, si bien iría evolucionando al avanzar en su carrera, aquí deleitó al público con una enorme comedia de las que hoy en día no se encuentran. Carcajada de luxe.
[Leer más +]
29 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil