arrow

Marnie, la ladrona (1964)

Marnie, la ladrona
Trailer
7,4
14.590
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Marnie (Tippi Hedren), embustera y ladrona compulsiva, se sirve de su trabajo como secretaria para robar. Cuando Mark Rutland (Sean Connery) la contrata, no sólo no abandona sus delictivos hábitos, sino que, además, se comporta de manera absolutamente desquiciada. A pesar de todo, Mark, cediendo a un impulso inexplicable, decide casarse con ella y averiguar las razones de su obsesivo comportamiento. Cuando un terrible accidente lleva a Marnie a una situación límite, Mark la obliga a enfrentarse a sus terrores cuyas raíces se hunden en el pasado. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Marnie
Duración
129 min.
Guion
Jay Presson Allen (Novela: Winston Graham)
Música
Bernard Herrmann
Fotografía
Robert Burks
Productora
Universal Pictures
Género
Intriga Drama Robos & Atracos
8
Hitchcock nunca falla
Marnie no es de las obras maestras indiscutibles del maestro Hitchcock, no obstante se trata de una muy buena película dotada de la habitual fuerza narrativa del cineasta inglés. Y es que el verdadero talento de los buenos cineastas se puede ver en películas que como marnie no tienen un gran guión. En manos de cualquier otro Marnie hubiera sido una peliculeja de suspense del inmenso montón que corre por ahí, pero la mano de Hitchcock la transforma en un sólido drama que, quizá si, se resiente en un evidente final.

No obstante una película es mucho más que su guión y Hitchcock lo supera por completo. Con sus habituales detalles, picados y movimientos de cámara, acompañados de un brillante uso del color, Hitchcock saca petroleo de donde no lo hay y arma una película donde el drama de los personajes, mucho más importante que el mero ejercicio de suspense como siempre en Hitchcock, está por encima (y además se siente) de todo lo demás.
[Leer más +]
50 de 62 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Los traumas de Marnie
Film realizado por Hitchcock. Escrito por la guionista Jay Presson Allen ("Funny Girl", 1975), se basa en la novela "Marnie" (1961), de Winston Graham. Se rueda en exteriores de Pensilvania, Virginia y Nueva Jersey y en el plató de los Universal Studios. Producido por Hitchcock, se estrena el 22-VII-1964 (EEUU).

La acción principal tiene lugar en Filadelfia en 1962/63. Marnie Edgar (Tippi Hedren) es una muchacha inteligente, solitaria, extraña, insegura y frágil, que se gana la vida robando dinero de la caja fuerte de las empresas en las que trabaja como secretaria o administrativa. Mientras presta sus servicios en Rutlan y campañía conoce al ejecutivo Mark Rutland (Sean Connery), que se siente atraído por ella.

El film desarrolla un thriller psicológico con elementos de misterio, intriga, suspense y romance. La acción tiene lugar en una atmósfera inquietante en la que los protagonistas se mueven por afanes poco claros. Mark es fuerte, dominante y poco considerado. Su comportamiento plantea dudas sobre la posibilidad de que en el fondo de su ánimo se hallen ocultas pasiones sádicas de origen patológico. Lil Mainwaring (Diane Baker), cuñada de Mark, en relación a Marnie parece oscilar entre sentimientos de envidia con celos y un extraño afecto. Las relaciones entre Mark y la indolente y pasiva Lil plantean interrogantes sobre la naturaleza de las mismas. La conducta de los personajes parece desvelar la existencia de un submundo inquietante, que refuerza el misterio del film y le da profundidad. Hitchcock pone de manifiesto, una vez más, sus obsesiones sobre el sexo, la locura, la enfermedad mental, la violencia, la muerte, el sometimiento de la mujer al hombre, las pasiones insanas, etc. También muestra sus preferencias por las protagonistas jóvenes, hermosas, rubias, que ocultan algún secreto y que acaban dominadas por el hombre. Pese a sus esfuerzos y gestiones, no consigue que el papel lo interprete Grace Kelly, casada (1956) desde hacía tiempo con Raniero III de Mónaco. Ocupa su lugar la protagonista de "Los pájaros" (1963), su producción anterior. El escaso éxito de la obra en su estreno, se ve compensado con el paso del tiempo por su reivindicación como una de las cintas más meritorias del realizador.

La música, de Bernard Herrman ("Psicosis", 1960), aporta una partitura de gran belleza, con temas tan convincentes como "Marnie" (tema central) y "Lil" (que suena varias veces). Es el último trabajo del compositor para Hitchcock, que rechazaría la partitura que creó para "Cortina rasgada" (1966). La fotografía, de Robert Nurkes ("Vértigo", 1958), ofrece una potente visualidad, que se apoya en encuadres muy notables (marcha inicial de Marnie por el andén de la estación del tren), planos cortos, primeros planos, planos de detalle (bolso, pistola), planos picados y un diligente y acertado trabajo de cámara. Hace uso de "flashbacks" trepidantes para referirse a sucesos capitales del pasado.
[Leer más +]
45 de 54 usuarios han encontrado esta crítica útil