arrow

King Kong escapa (1967)

King Kong escapa
Trailer
4,8
136
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El comandante Nelson, del submarino Explorer, estudia el mito de King Kong, que le fascina, y aprovechando unas reparaciones se acerca a la isla de Mondo, donde según sus investigaciones debe habitar Kong. Mientras, en el Polo Norte, el pérfido Doctor Who tiene una base secreta, en la cual ha construido un émulo robótico de Kong, Mechanikong. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Japón Japón
Título original:
Kingu Kongu no gyakushû (King Kong Escapes) (King Kong's Counterattack) (King Kong Strikes Back)
Duración
104 min.
Guion
Takeshi Kimura
Música
Akira Ifukube
Fotografía
Hajime Koizumi
Productora
Coproducción Japón-EEUU; Rankin/Bass Productions / Toho Company
Género
Ciencia ficción Monstruos Simios
Grupos  Novedad
King Kong
6
La diplomacia del King Kong y la bestia humana
King Kong es raptado por el pérfido Dr. Wu para extraer material radiactivo del subsuelo del Polo Norte, algo que no puede hacer su réplica metálica Mecanikong por exceso de radiación. El monopolio del material radiactivo dará la supremacía en la carrera armamentística a un pequeño país para dominar el mundo. Pero King Kong se escapa y huye… de la civilización.

King Kong, es un personaje con fuerte identidad en el cine fantástico, un monstruo como Godzilla, Drácula, el monstruo de Frankenstein, el hombre lobo, la momia o Paco Martínez Soria. Este King Kong es más inteligente de lo usual ya que comprende básicamente el lenguaje humano y es manipulado, drogado, hipnotizado y explotado laboralmente. En esta película se enfrentan King Kong y Mecanikong y aparece el repertorio clásico del género: científicos malvados, planes para dominar el mundo, armas atómicas, laboratorios secretos pop, robots, errores científicos, rubias que se tropiezan, espías asiáticas, japoneses rocker, héroes acartonados, amores a primera vista imposibles, islas misteriosas, reptiles gigantes, destrucción de ciudades, escalada a edificios singulares (en este caso la antigua torre de comunicaciones de Tokio), etc. Como en la mayoría de las películas de monstruos se pasa de lo real (de la biología a lo social) a lo irreal, sin pasar por lo imaginado (los perfiles psicológicos). Por tanto, no hay que esperar demasiado de la película, a no ser que se sea un fan de este tipo de cine o que se viera la película de niño en la década de los 70 en un cine de verano.

La película se realizó en un periodo de expansión económica en Japón (1966-1969), la elevación del nivel de vida culminó con la exposición internacional de Osaka en la que Japón se presentó como la 3º potencia mundial, superando en P.I.B. a la R.F.A. No obstante este clima de esperanza no redujo la relación del japonés con las películas de catástrofes. El cine de Kaijus (monstruos) a través de Tokusatsus (efectos especiales) seguía siendo muy popular sobre todo a través de los Estudios Toho, con Tsuburaya en el maquetismo y transparencias y Honda, amigo y un año menor que Kurosawa, en la dirección.

La indefensión ante las catástrofes es el tema principal de las películas japonesas de monstruos y está fundamentada en dos fenómenos sufridos: los terremotos y la destrucción nuclear. Esta posición debilitada de las personas ante la amenaza que surge desde dentro de la tierra (los terremotos) y desde el cielo (las bombas nucleares) les comprime. El gran terremoto de Kanto y la aniquilación de las ciudades de Tokio, Hiroshima y Nagasaki al final de la Segunda Guerra Mundial, estas dos últimas causadas por el único ataque nuclear de la historia (de EE.UU contra Japón, ordenadas por Truman) dejó una huella atroz en esa generación. King Kong es la amenaza de la naturaleza, latente, dormida y Mecanikong es la amenaza tecnológica, radioactiva, fruto de la ambición y crueldad humanas.
[Leer más +]
14 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Cine de barrio a la japonesa
Una película curiosa, muy ingenua en cierto modo, y con momentos divertidos. Sin duda es un tipo de "cine de barrio" al estilo japonés, con maquetas y efectos especiales muy cutres, pero con un encanto entre "naif" y "camp", a lo que ayudan la fotografía en color, y los decorados. Mechanikong es como el lado oscuro de King Kong. Es un mundo con claras conexiones con el "manga" y el "anime" de esos mismos años. Un mundo situado en el centro de la cultura popular, "pop" si se quiere, del Japón de entonces (junto con Ultraman y otros personajes archiconocidos).

Se puede destacar la presencia en el reparto de actores estadounidenses (como Rhodes Reason) entre los actores japoneses, lo que se explica por el hecho de ser una coproducción entre Japón y los Estados Unidos. Supongo que la versión que he visto es la japonesa, con todos los actores, incluidos los norteamericanos, hablando en japonés, lo que no deja de ser insólito.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil