arrow

Ghost Dog, el camino del samurái (1999)

Ghost Dog, el camino del samurái
Trailer
7,1
13.144
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
"Ghost Dog" (Whitaker) es un asesino a sueldo de Nueva York, un hombre de actitud tranquila en su vida diaria que se rige bajo el código de honor de los antiguos samuráis. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Ghost Dog: The Way of the Samurai
Duración
115 min.
Guion
Jim Jarmusch
Música
RZA
Fotografía
Robby Müller
Productora
Plywood Productions
Género
Drama Cine independiente USA Mafia
"Una película seria y digna (...) la película que más me gusta de un cineasta que habitualmente me repele"
[Diario El Mundo]
"Film formidable, irónico, tierno, trascendental y ligero a la vez. (...) Obra cumbre de un cineasta irrepetible"
[Diario El País]
8
EL RAPERO SOLITARIO
¿Una película de gángsteres y asunto negro, múltiples asesinatos y ajustes de cuentas mafiosos, en la que el mundo criminal está representado por una cuadrilla de italoamericanos bastante entrados en años?
Su cuartel es como un asilo de jubilados. El casero les abronca por adeudar unos meses y todos callan, cohibidos. Juegan a las cartas y ven películas de dibujos, absortos. Es una fijación. El capo y su familia, así como los lugartenientes y guardaespaldas, ven a todas horas dibujos animados, apasionadamente. En el coche, en el dormitorio, en el portátil, en diversos monitores repartidos por los salones… Félix el Gato, el Pájaro Loco, los de Hanna y Barbera, escenas de golpizas, tiroteos, cacharrazos.

¿Una película de samuráis protagonizada por un negro obeso que camina pesadamente? Vive en una azotea rodeado de palomas mensajeras. No corre por paredes y techos ni hace acrobacias ni volatines. Lee a fondo el código samurái y lo practica muy aplicado. En vez de katanas maneja pistolas, con eficiencia que va más allá de lo profesional. Entregado al estudio de los textos magistrales, carece de amigos y vida social. Bueno, es amigo de un heladero parlanchín de cuya cháchara en francés no entiende una palabra.

Podría parecer un film ridículo. Pero no lo es. Al contrario.

Jarmusch convierte todo lo ambiental y genérico en accesorio: lo desmonta. El mundo consiste en absurdo y sinsentido, está repleto de fantasmagoría.
Así lo contempla Ghost Dog cuando conduce. Introduce ritualmente un disco rapero y con el párpado izquierdo desplomado sobre el ojo contempla a un lado y otro ese mundo espectral que atraviesa firme, trazando sin vacilación el camino del guerrero hacia la muerte. En el camino de Ghost Dog los pájaros aparecen a menudo, como indicadores, y también uno de esos perros con cara de persona.
Ese camino, dice Jarmusch, es espiritual. Lo demás es tratado con la peculiar sorna del autor, y con lirismo y parsimonia no menos característicos. Prepara el terreno para la gran intervención de Whitaker, quien más que un personaje crea un estado de ánimo: el desapego.
[Leer más +]
93 de 101 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
En el camino de la excelencia
Jim Jarmusch ya nos había regalado anteriormente otra obra maestra: Dead Man, con otro buen actor; Jonnhy Deep. Aquel fue un western atípico como el camino del samurai lo es a su manera.

Mafiosos sesentones que suben las escaleras armados y jadeando por el esfuerzo... un vendedor de helados que solo habla francés... un asesino a sueldo yankee, negro y samurai... un tipo que construye un barco en el jardín de su casa... los mismos impactos de bala sobre el cuerpo, al igual que en Dead Man... una atmósfera inquietantemente tranquila... y una representación de la Mafia mucho más acorde con la realidad que la que Hollywood suele encargar a Scorsesse. Todo ello entrelazado con pulso firme, fina ironía y un modo de ver la vida completamente desfasado.

Mención especial para Forest Whitaker, el actor de color más minusvalorado por Hollywood. Ya interpretó magistralmente a Charlie Parker diez años antes en Bird y aún así, siguieron ofreciéndole papeles pequeños en filmes mediocres. A mí modo de ver, es el mejor actor de color por delante de vacas sagradas como Denzel Whasington o Morgan Freeman.

Una gozada de película. 9,5

"El camino del samurai es el de la inmediatez. Un samurai en batalla al que decapitan, si tiene perseverancia, todavía puede segar una vida de un golpe aunque falte su cabeza."
[Leer más +]
71 de 96 usuarios han encontrado esta crítica útil