arrow

Violación en el último tren de la noche (1975)

5,7
207
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Dos amigas cogen el tren para pasar las vacaciones de Navidad en casa de los padres de una de ellas. Pero en el tren se cuelan dos pervertidos que las que las someterán a toda clase de vejaciones y sufrimientos. Ademas los dos delincuentes cuentan con la complicidad de una extraña mujer que tambien viaja en el tren. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
L'ultimo treno della notte (Last Stop on the Night Train)
Duración
94 min.
Guion
Roberto Infascelli, Renato Izzo, Aldo Lado, Ettore Sanzò
Música
Ennio Morricone
Fotografía
Gábor Pogány
Productora
European Incorporation
Género
Thriller Drama Giallo Abusos sexuales Trenes/Metros Navidad Película de culto
4
TRANSBORDO FATAL
Margaret (Irene Miracle) y Lisa (Laura D´Angelo) son dos amigas que deciden pasar los días de Navidad en Italia, en casa de los padres de ésta última. Tendrán que tomar un tren desde Munich, no antes sin haber llamado al eminente doctor Giulio Stradi (Enrico Maria Salerno) de que el viaje va a tener demora por la intromisión de dos gamberros (Flavio Bucci y Gianfranco De Grassi). Lo que el afable doctor y su esposa (Marina Berti) ignoran es que las dos chicas van a ser las potenciales víctimas de unos pervertidos que más allá de divertirse de sus juergas, se atreven a implicarlas en un pervertido juego de sexo, sangre, y con la complicidad de una madura dama (Macha Méril) que se siente atraída en un principio por uno de ellos.

Película italiana muy en la línea de “La Última Casa a la Izquierda” (The Last House on the Left, 1972) de Wes Craven y, que, de hecho, empezaban a surgir películas de éste tipo con una carga emocionalmente erótica, violenta y dispuesta a herir la sensibilidad al espectador (así como también abrir la brecha del aburrimiento, porque la “S” también podía considerarse somnífera) pero que en ése momento despertaron la controversia incluso a los insomnes capaces de soportar una sesión de horror, perversión y violencia en cualquier sesión de medianoche.

La Película de Aldo lado es el claro ejemplo de un sinfín de películas morbosas (la mayoría de manufactura italiana) que aprovecharon el filón de tabués añadidos al simplificado cine erótico y que por ello ampliaba su campo genérico añadiéndole unas previas dosis de sangre y sadismo para salsear y darle sabor al morbo.

Atención a la banda sonora de Ennio Morricone. Al igual que empleara magistralmente el uso de la harmónica cada vez que aparecía el personaje de Charles Bronson en “Hasta que llegó su Hora” (Once Upon a Time in the West, 1968) de Sergio Leone, aquí hace lo mismo en la entrada en escena de uno de los gamberros.
[Leer más +]
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Solo la vamos a cortar un poco
Terminando de ver “L'ultimo treno della notte” (1975) de Aldo Lado con Flavio Bucci, Macha Méril, Gianfranco De Grassi, Enrico Maria Salerno, entre otros. Película de terror italiana, o “Giallo” de explotación, sobre 3 pervertidos que someten a 2 jóvenes mujeres a toda clase de vejaciones y sufrimientos… el giro será una encarnizada venganza. Atípica “película navideña”, si me permiten la broma, que sigue la estela de miles de películas morbosas que aprovecharon los tabúes del cine erótico, añadiéndole sadismo, perversión y violencia para darle morbo y dañar la sensibilidad del espectador; tanto que ganó notoriedad cuando fue prohibida en El Reino Unido como “un video desagradable” en la década de 1980; aunque fue absuelto en 1984, y no obtuvo estreno completo hasta 2008. La producción sigue la línea trazada por “Jungfrukällan” (1960) de Ingmar Bergman, siendo más una copia de “The Last House On The Left” (1972) de Wes Craven; pero realmente, viendo los filmes referenciados, cabe decir que aquí hay más insinuaciones que “gore”; y prácticamente no hay sangre ni desnudez; los 2 matones no son tan sádicos, mientras que el aditivo de la mujer sádica, si es perturbador… por lo que si buscas algo brutal y sangriento, esta película aburrirá, pues sabiendo la sinopsis, uno ya espera la violación y la venganza; algo ya visto miles de veces y de la misma manera. De los actores, todos son malos, excepto la cabra loca que da miedo… y en el fondo, la película no disimula sus pretensiones políticas: Ricos y pobres son distintos, pero a la hora de la depravación, todos tenemos los mismos deseos. Lo interesante es la banda sonora de Ennio Morricone, que realiza aquí un pequeño “auto-homenaje”, pues la inquietante melodía que Curly entona repetidas veces con su armónica, es la misma que aparece en “Once Upon a Time In The West” (1968) de Sergio Leone. Eso no quita que la película sea un tormento eterno, literal. “Solo la vamos a cortar un poco”
NO RECOMENDADA.
NO tendrá nota en Lecturas Cinematográficas
http://lecturascinematograficas.blogspot.com/
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil