arrow

Semi-profesional. Un equipo de pelotas (2008)

Semi-profesional. Un equipo de pelotas
Trailer
4,7
2.401
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Jackie Moon (Will Ferrell) es el propietario, entrenador y jugador de Flint Michigan Tropics, un equipo de baloncesto perteneciente a la American Basketball Association. Sueña con dar el salto a la NBA y pondrá todo el empeño del mundo para conseguirlo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Semi-Pro
Duración
90 min.
Guion
Scot Armstrong
Música
Theodore Shapiro
Fotografía
Shane Hurlbut
Productora
New Line Cinema
Género
Comedia Deporte Baloncesto Años 70
7
Nostalgia baloncestística
Reivindico esta película. Reivindico que el cine de género bien hecho es recomendable. Hace tiempo que deberíamos haber entendido que no todo el mundo se ríe de lo mismo. Juzgar una comédia por si me ha hecho reír o no es un error. El humor cada vez es más fragmentado y más específico. Antes de ver "Semi-Pro" uno debería asegurarse que le atrae la premisa. Esto es: el paso del baloncesto al profesionalismo en los años 70.

A mi, como aficionado del baloncesto de toda la vida y del americano en particular, me ha encantado. Está llena de detalles. Desde los afros a lo Dr. J y las medias hasta la rodilla o los balones bicolor hasta la recreación de una época que genera nostalgia. Esos pabellones pequeños y cálidos de antes, esos viajes en autocar que ahora son tan impensables como la permisividad con el tabaco. Ese estilo de juego rudo y a la vez desenfadado de la ABA. Los preciosos y ajustados uniformes de la época, la aparición del alley-oop, los tiros libres a lo Rick Barry... En definitiva, una história de como pasó el baloncesto de un deporte entrañable al mega espectáculo/negocio que es hoy en día David Stern mediante. Solo por ese cariño con los detalles ya estamos ante un producto que tiene su público potencial muy claro.

Los aficionados de la comédia también disfrutarán de los cameos de varios actores del Saturday Night Live. Y por si fuera poco descubrirán una nueva faceta artística de Will Ferrell con ese hit llamado "Love me sexy" que bien podría haber firmado Barry White. Y es que la recreación de los tópicos de los años 70 le da muchos momentos cómicos álgidos a la película a costa de la estética, la moral imperante, la sexualidad o el SIDA. Todo ellos son aspectos muy disfrutables si sabes lo que vas a ver.

Así que aun siendo consciente de sus limitaciones le voy a poner una buena nota. Igual que se la pondría a esa divertidísima paródia de los Farrelly sobre el mundo de los bolos llamada "Kingpin" (con Bill Murray y en la que también salía Woody Harrelson). Porque el cine, como todo arte, es para los que están abiertos a disfrutar de lo que se les ofrece.
[Leer más +]
18 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Cuarta posición.
La nueva comedia de Will Ferrell da lo que promete, que no es ni mucho ni poco.

La película comienza de una manera dispersa y le cuesta bastante ganarse la simpatía del espectador. Ni las bromas hacen gracia ni los personajes se sienten cercanos. Parecen meros retazos de una comedieta de tres al cuarto.

Pero pasado ese descafeinado comienzo, los personajes ganan soltura y carisma, la película se agiliza y se da paso a unos cuantos gags graciosos que nos conducen hacia el estupendo clímax final.

La película encuentra su pilar básico, su eje central en el humor absurdo, pero le funciona de manera desigual. Se disfruta más como simpática crónica de superación grupal que como comedia en sí. De ahí que saque más o menos partido a los momentos épicos (en la entrada al campo del equipo protagonista, durante el partido final, yo me sentí un hincha más).

A la película, podría decirse, le ocurre lo mismo que al equipo de baloncesto: va mejorando según corren los minutos, y acaba en una digna cuarta posición, que no es ni la primera ni la segunda ni la tercera, pero que tampoco suena a derrota. Deja más o menos satisfecho y se olvida con facilidad.

"Venga, hombre, él sólo te llamó hijo de puta. Sólo eso, tranquilo".

Por cierto... Nunca pensé que un oso pudiera eludir a las autoridades tanto tiempo. Brindo por ello.
[Leer más +]
19 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil