arrow

Layer Cake (Crimen organizado) (2004)

Layer Cake (Crimen organizado)
Trailer
6,8
13.490
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Después de haber acumulado una considerable cantidad de dinero, un vendedor de cocaína londinense (Daniel Craig) se dispone a abandonar Inglaterra y comenzar una nueva vida. Sin embargo, sus planes no coinciden con los de su jefe Jimmy Price (Kenneth Cranham), que quiere encargarle un último trabajo. Debut en la dirección del productor de "Lock, Stock and Two Smoking Barrels and Snatch." (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Layer Cake
Duración
100 min.
Estreno
13 de enero de 2006
Guion
J J Connolly
Música
Lisa Gerrard, Ilan Eshkeri
Fotografía
Ben Davis
Productora
Sony Pictures / Sony Pictures Classics / Marv Films
Género
Thriller Drogas Mafia
"Espléndido thriller. (...) de visión rigurosamente obligatoria para cualquier amante del género"
[Diario El País]
7
Hojaldre
Ópera prima de Matthew Vaughn, productor de "Lock & Stock" (1998) y "Snatch" (2000). Se basa en la novela "Layer Cake", de J.J. Connolly, guionista del film. Se rodó en exteriores de Londres y Amsterdam y en Twickenham Studios (Londres). Se estrenó el 1-X-2004 (RU).

La acción principal tiene lugar en 2003/04, a lo largo de unos pocos días. Un hampón profesional llamado X (Daniel Craig) que trabaja habitualmente para el mafioso Jimmy Price (Kenneth Cranham) decide retirarse. Contra sus previsiones, se ve obligado a aceptar dos últimos encargos: uno es sencillo (localizar una muchacha huida) y el otro entra, aparentemente, dentro de lo rutinario.

El protagonista es un miembro del hampa, educado, elegante, de gustos refinados y buen nivel cultural. Trabaja por encargo y con independencia ejecutiva. Cuenta con colaboradores de confianza y no forma parte de una familia u organización. Se considera un hombre de negocios normal, que mueve una mercancía ilegal, que se legalizará en un futuro no lejano. Su figura se ajusta a los modos y formas de las mafias de principios del XXI, de estructura muy ligera, unidades de acción dispersas, relaciones radiales y ausencia de red. Las organizaciones criminales contemporáneas no son compactas y rígidas como las que analizó el cine negro americano de los años 30 y 40 o como las que estudió con maestría el nuevo cine negro de los años 70 ("El padrino"). Las que explora el film están descompuestas en estratos, capas u hojas separadas, a la manera de un hojaldre. De ese modo son más eficaces, menos visibles y más seguras frente a la acción policial. En su mundo no faltan códigos de conducta, represalias y ajustes de cuentas, que la película muestra y usa como factor de generación de tensión, conflicto y suspense. La obra incluye una dosis medida de humor negro, que en ocasiones se hace jocosamente macabro. La violencia está presente de modo ajustado y contenido, pese al número de muertes violentas. Una escena sádica está tratada con elipsis visuales, que elevan su tono realista y sus efectos escalofriantes. La historia está bien escrita, evita exageraciones y desmesuras, resulta creíble y refleja los parámetros del crimen organizado actual, que describe de modo bastante objetivo y satisfactorio.

La música, grata y vibrante, suma 11 temas, a cargo de Lisa Garrard, Ilam Eshkeri, Duran Duran, Kylie Minogue y otros. Destaca el aria que canta Garrard y la canción "Don't Let Me Be Misunderstanded" (Joe Cocker), sobre los créditos finales. La fotografía enmarca la acción en espacios abiertos, amplios e iluminados. Usa bonitos planos cenitales (lluvia), contrapicados (mesa de cristal, caja de droga) y descentrados, que dan brillo visual al film. Muestra preferencia por las luces dispersas, colores matizados y planos casi monocromos (Tammy en el pasillo). La historia es interesante y entretenida. Atrae por si misma y por su estilo comedido, equilibrado y de sabor europeo. Buena interpretación de Craig.
[Leer más +]
67 de 85 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
La última y lo dejo
La historia de un vendedor de cocaína de "a kilos" londinense, que decide dejarlo, pero antes le mandan un último trabajo. La película tiene ciertos matizes que recuerdan a las obras de Guy Ritchie: el ambiente de las mafias londinenses, la variedad de personajes que se van entrelazando, las escenas en exteriores, los planos y la forma de filmar... pero sin el humor negro de Snatch o Lock&Stock. La historia mantiene la íntriga hasta el fin, los actores en su sitio, y la cara de soso de Daniel Craig viene "p'al pelo" en este papél. No es un film novedoso ni revolucionario, pero es una película interesante y entretenida, con una acción que no se pasa de rosca (ní tiroteos desmedidos, ní el bueno saltando por los aires).

Lo mejor: la historia, la forma de dirigirlo, los actores y el ambiente del film.
Lo peor: algúnos puntos que se quedan en el aire, algún personaje que parece importante y al final no lo és.
[Leer más +]
33 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil