arrow

Libertador (2013)

Libertador
Trailer
5,9
815
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Superproducción entre Venezuela y España que relata la figura del militar y político venezolano Simón Bolívar (1783-1830), uno de los principales artífices de la independencia de los países latinoamericanos frente al imperio español en el siglo XIX. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Venezuela Venezuela
Título original:
Libertador
Duración
119 min.
Guion
Timothy J. Sexton
Música
Gustavo Dudamel
Fotografía
Xavi Giménez
Productora
Coproducción Venezuela-España; Producciones Insurgentes / San Mateo Films / WMG Film
Género
Aventuras Drama Biográfico Cine épico Siglo XIX Colonialismo
2
Peligro, trola a la vista
Está claro que cualquier acercamiento a una figura o episodio histórico venerados por la progresía mundial requiere para la digestión de las masas una alta dosis de mentira. Pero lo que me he encontrado en "Libertador" es tal cúmulo de falsedades, omisiones, tergiversaciones e invenciones para hacerle la pelota a un personaje tan siniestro como Simón Bolívar (Edgar Ramírez), que se queda uno alucinado. Es que prácticamente todo lo que sale es mentira, excepto generalidades del tipo de existió un tal Bolívar, hubo una guerra o Venezuela se acabó independizando. El que quiera conocer un poco a este caudillo militar tiene que salir despavorido de este trabajo, sólo apto para comprobar el grado de desfachatez al que se alcanza en la tarea de manipular. Es lamentable que un liberal ortodoxo con muchos gestos autoritarios, cosa compatible, se haya transformado ahora por medio de la mentira en un "socialista" (lo cual no quiere decir que el socialista es bueno y el liberal-demócrata malo, son ambos detestables aunque peor el primero), según el chavismo y otros iluminados. ¿Acaso saben que Karl Marx lo definió como "el canalla más cobarde, brutal y miserable”?, ¡Qué gran definición para este repugnante tipejo! Dicho esto, como cinta de aventuras no está mal hecha, incluso tiene un apartado técnico saludable además de la breve presencia de la bella María Valverde, pero es que la mata su absoluto desprecio por la realidad histórica.

Estoy seguro que un experto podría localizar cincuenta gazapos, incluso cien, pero yo os voy a señalar los aspectos más oscuros del personaje, convenientemente ocultados por Alberto Arvelo Mendoza. Por ejemplo, de cómo un tipo que va de libertador acabó como dictador en Colombia y en Perú, expulsado de sus propio país por déspota. Nos venden que luchaba por los oprimidos cuando en realidad, como buen terrateniente criollo y esclavista, lo que deseaba era explotar sin ningún miramiento a negros, mulatos o indios. Con razón la mayor parte de esta gente luchaba por la Corona. Pero sigo, ni rastro en este panegírico falaz de sus muchos crímenes, como el decreto de guerra a muerte contra los españoles en Trujillo en 1813, en el que ordenaba la ejecución de todo peninsular o canario, lo que se tradujo en miles de muertes. O de cómo mandó fusilar a opositores, como el mulato Píar; a oficiales enemigos derrotados, a 38 tras su victoria en Boyacá (1821); o a simples realistas encarcelados por el mero hecho de oponérsele. En este sentido, ordenó en febrero de 1814 la ejecución de más de 500 presos en Caracas, casi 400 en Valencia y más de 300 en La Guaira. Lo más "curioso", pero que en realidad es perfectamente lógico, es que encontramos otra vez en la misma persona al genocida y al amante entusiasta de la libertad. Es decir, una vez más se demuestra que el crimen es la otra cara del liberal-demócrata.
[Leer más +]
14 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Más que todo lúcido y estético...
Para estos lados del globo terráqueo, sin duda se trata de una superproducción. Y es que en Venezuela estamos acostumbrados a ver largometrajes propios de nuestra historia independentista con limitados recursos en cuanto al aspecto técnico se refiere, siendo esta, quizás, la principal premisa para que cada plano, fotografía, exterior y vestuario me hicieran llevadero el camino durante las dos horas de reproducción del film. “LIBERTADOR” es por plusvalía, entretenida, pues relata la vida de unos de los personajes más ilustres de la historia americana y universal. Esto quiere decir que no habría mucho de qué preocuparse en el argumento principal de la película, por lo que prácticamente la mayor parte del problema se reduce a tres elementos fundamentales: su elenco, su guión y su música.

El elenco está encabezado por quien es hoy en día nuestra mayor representación en el cine a nivel mundial, Edgar Ramírez, siendo acompañado por otros actores de cierta trayectoria en el cine iberoamericano y anglosajón. A mi juicio, Ramírez, quien por supuesto es objeto de la evaluación principal, estuvo técnicamente pulcro en su interpretación, pero a medida que avanza la película me fue generando esa típica sensación "estuvo bien... pero pudo ser mejor"... La acentuación lingüística que empleó no la identifiqué con la Venezuela de 1800, sino más bien con la Venezuela del 2000. Por otro lado, creo que el personaje requería un mayor nivel dramaturgo para la caracterización de una figura que te imaginas mucho más recia, metódica e imponente, pues es lo que vienes arrastrando desde las primeras clases de Historia de Venezuela en la educación básica. En cuanto al resto del elenco, en líneas generales estuvo bien, para no caer en el precisado de cada personaje.

El guión fue quizás el elemento con mayor número de críticas y cuestionamiento según lo que he podido sondear en la red. Los principales argumentos atribuyen carencia de situaciones (en Venezuela diríamos "está chucuto"), desorden secuencial y transiciones deficientes. Yo me inclino por la tercera, pues opino que las escenas de batalla pudieron haber tenido un mayor peso en el film con un Libertador mucho más ferviente. Y para lograrlo de una forma prudente, pienso que era indispensable mostrar mucho más al protagonista en su etapa de adiestramiento militar e intelectual, de manera de no incurrir en un cambio brusco al dar paso al Bolívar humanístico y apasionado. Por supuesto, la historia demás de rica en torno al personaje confiere al guionista una responsabilidad y nivel de dificultad notable para lograr una síntesis eficiente en dos horas.

Y por último, la música. Si ya decía que en el papel principal teníamos a la mayor referencia actoral venezolana del momento, pues la banda sonora no se queda atrás, habiendo seleccionado a otro gran ícono actual fuera de nuestras fronteras. Gustavo Dudamel, el joven director de la Filarmónica de Los Angeles, debutó con su primera banda sonora, con un resultado, a mi parecer, bastante satisfactorio, pese a los condicionamientos propios establecidos en el guión para con las situaciones dramáticas. Las orquestaciones con pinceladas de sonidos propios venezolanos, me permitió un rápido recorrido mental desde Los Andes hasta las riberas del Orinoco…. Es lo más importante que tengo que decir al respecto.

"LIBERTADOR" es un film lúcido, estético y reivindicador, que debido al gran peso histórico, todo paisano debe ver. Es entretenida, agradable a la vista, y hasta emocionante para cualquier persona que tenga una pizca de patriotismo venezolano en sus venas. Pero más allá de eso, considero que se queda corta ante otras grandes superproducciones sobre personajes históricos y procesos independentistas. Y como todos los que verán la película no son venezolanos, es pertinente omitir un juicio imparcial.
[Leer más +]
13 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil