arrow

Despertar a la vida (1961)

Añadir a listas
Sinopsis
En el verano, la señora Gray viaja a Francia con sus hijos, deseosa de enseñarles los campos de batalla y los cementerios de guerra, a fin de formarlos en historia. Pero la madre enferma al llegar, y tres entusiastas chicas y un hermanito varón, se verán abocados a pasar solos algunos días en el chateau-hotel de Mademoiselle Zizi (Danielle Darrieux), una mujer enamorada cuyo pretendiente, Eliot (Kenneth More), va a sentirse muy interesado por los chicos y en especial por Joss (Suzannah York), una linda rubia de 16 años con ansias de vivir. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
The Greengage Summer (Loss of Innocence)
Duración
99 min.
Guion
Rummer Godden, Howard Koch (Novela: Rummer Godden)
Música
Richard Addinsell
Fotografía
Frederick Young
Productora
Columbia Pictures
Género
Comedia Drama Romance
9
“Me gusta todo lo tuyo”
La señora Gray, es de las personas que piensa que, la experiencia directa es la mejor manera de formar a sus hijos, y por eso, en el verano de 1961, les ha llevado a Francia para que, viendo los campos de batalla y los cementerios de guerra, comprendan el sacrificio y el gran aporte que hicieron quienes lucharon durante la II Guerra Mundial. Pero, queriendo preparar otro terreno, el Fatum (o las circunstancias de la vida si se quiere) hará que la madre de los chicos enferme con sólo pisar tierra y deba permanecer en un hospital, mientras estos consiguen que les acepten en el chateau de Mademoiselle Zizi donde habían hecho la reserva. Son tres niñas y un chico ávidos de experiencias, y para su suerte, el pretendiente de la quisquillosa Zizi, el inglés Eliot (sin apellido conocido), resultará harto afable y dispuesto a consentir a aquellos chiquillos que son sus compatriotas… y cuando descubre que la mayorcita, Joss, es capaz de lucir ya como toda una mujer, el interés va a aumentar en él significativamente.

El excelente guionista Howard Koch (“In this our life”, “Casablanca”, “Carta de una desconocida” …), fue el encargado de adaptar la novela semi-autobiográfica que (Margaret) Rumer Godden (otra de las numerosas escritoras que debió usar un nombre que sonara masculino para no espantar a los machistas), publicara en 1958. También ella tenía tres hermanas y fueron criadas lejos de su tierra en un ambiente donde pudieran conocer mundo.

Eficaces diálogos y un ambiente bastante romántico al que el celebrado cinematografista, Frederick A. Young, consigue extraerle todo su encanto, sirven para complementar una historia muy bien contada por el director Lewis Gilbert, logrando un puñado de seres creíbles que definitivamente nos atraparán con sus picardías y secretos.

Eliot (muy sobriamente interpretado por Kenneth More), será un personaje encantador y a la vez harto enigmático, que va sembrando toda suerte de dudas respecto a su verdadera personalidad. Danielle Darrieux, es la mujer bella, pero ya madura, que tendrá que competir con la frescura y el encanto de una jovencita; y Suzannah York representa a Joss, la chiquilla de 16 años que descubrirá muchas cosas de la vida que antes ni siquiera imaginaba.

Una relación sáfica –todavía bastante tabú para la época- quedará también insinuada… mientras que, curiosos sucesos irán poniendo aventura y misterio, ilusión y romance, frustración y pérdida… en la vida de los muy simpáticos chiquillos que van entendiendo que, Inglaterra no es todo el mundo y que hay gran variedad de seres humanos a los que se puede llegar a conocer.

“DESPERTAR A LA VIDA”, nos deja un buen gusto a cine romántico, donde la humanidad en pleno queda muy cálidamente exaltada.

Un diálogo para recordar:
- ¿Cuándo uno se hace mayor puede romper las reglas?
- Si luego vas a arrepentirte, no.

Título para Latinoamérica: “EL FIN DE LA INOCENCIA”
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica