arrow

Sucedió una noche (1934)

Sucedió una noche
Trailer
7,9
15.373
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Ellie Andrews, una joven y caprichosa heredera, consigue escapar del yate de su padre, que la había encerrado para evitar su boda con un hombre poco recomendable. En el autobús que coge, con destino a Nueva York, conoce a Peter Warne, un simpático y atractivo reportero, que busca una buena historia. El azar y las circunstancias unirán a Ellie y a Peter en un accidentado y divertido viaje. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
It Happened One Night
Duración
105 min.
Guion
Robert Riskin (Historia: Samuel Hopkins Adams)
Música
Louis Silvers
Fotografía
Joseph Walker (B&W)
Productora
Columbia Pictures
Género
Romance Comedia Comedia romántica Road Movie
9
Fresca, original y divertida.
Harto como estaba de tanta comedia romática empalagosa y estúpida, me puse a ver "Sucedió una noche" y me quedé maravillado. Se trata de una road-movie deliciosa, llena de ritmo y con un finísimo sentido del humor, original y divertida. ¿Cómo es posible que esta película, rodada en 1934, se mantenga igual de fresca y otras comedias románticas, rodadas ayer, ya huelan a podrido?
[Leer más +]
87 de 103 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Sucedió una noche del “Oscar”
En 1933, Gable había trabajado en varias películas seguidas, haciendo papeles de hombre rudo o pandillero. Los productores habían hallado en esos papeles, interpretados por Clark, una mina de oro que ellos no parecían dispuestos a poner en peligro, buscándole otra clase de argumentos. Él se quejó varias veces de esto a los ejecutivos de los estudios.
-Tú deja que nosotros elijamos los papeles más convenientes para ti –le habían contestado-. Con nosotros has llegado a colocarte en un lugar que nunca soñaste alcanzar y estás ahí, gracias a esos papeles que tanto parecen desagradarte últimamente.
¡Un lugar que nunca había soñando alcanzar! Para ellos aquello era demasiado bueno. Si supieran cuales eran sus ambiciones lo hubieran tildado de loco.
Dos operaciones seguidas que se practió Gable en esa época les parecieron demasiada coincidencia a los ejecutivos de la Metro, quienes ya le tenían listo otro papel de pandillero. Era necesario castigarlo, para sentar un precedente. Lo presentaron a la Columbia, que lo había solicitado para filmar un asunto bajo la dirección de Capra.
Gable se presentó con Capra sin tratar de ocultar su resentimiento.
-Entiendo que esto es castigo ¿verdad? –le dijo.
-Comprendo su resentimiento, Gable -le dijo el director-. De cualquier modo, sé que usted quiere una oportunidad de interpretar papeles diferentes a los que hasta ahora se le han encomendado.
-Estoy a su disposición –lo interrumpió- Clark secamente.
-¿Quiere echarle un vistazo al guión? –le dijo Capra conciliador.

El castigo se había convertido en un premio para Clark; se había convertido en… un “Oscar.
[Leer más +]
54 de 60 usuarios han encontrado esta crítica útil