arrow

Incident at Blood Pass (1970)

6,1
46
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La película se desarrolla durante el periodo Edo, en Japón. El protagonista, un samurai sin señor ni nombre, ve sus ideales y su lealtad puestos en entredicho por un grupo de bandidos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Japón Japón
Título original:
Machibuse (Incident at Blood Pass) (Ambush at Blood Pass)
Duración
118 min.
Guion
Kyu Fujiki, Ichirô Miyagawa, Hideo Oguni, Hajime Takaiwa
Música
Masaru Satô
Fotografía
Kazuo Yamada
Productora
Mifune Productions Co. Ltd
Género
Acción Drama Japón feudal Samuráis
7
El Ronin.
362/19(22/12/11) Muy entretenida cinta de aventuras de Hiroshi Inagaki en lo que fue su última dirección, protagonizada por las dos estrellas más luminosas del cine nipón el gran Toshiro Mifune y Shintaro Katsu (famoso por su encarnación del espadachín ciego Zatoichi) en un rol clonado al ronin de ‘Yoyimbo’ de Akira Kurosawa, de hecho se le apoda de este modo, de hecho esta obra está producida por la compañía creada por los dos. Va sobre un ronin (samurái sin amo que vagaba por Japón entre los SXII y SXIX como soldado de fortuna), Yoyimbo (majestuoso Toshiro Mifune), es reclutado por un misterioso Señor para que vaya al Paso de montaña Sanshuu, un lugar solitario en la montaña donde hay una posada y donde le dicen que va a pasar algo, de camino rescata a una mujer, Okuni (Ruriko Asaoka) que su marido maltrataba, la lleva con él a la posada donde haya trabajo, allí Yoyimbo se encuentra con una galería de personajes, un jugador, Yataro (Yusjiro Ishihara), un policía, Ibuki (Kinnosuke Nakamura), con un preso, Tatsu (Ryonosuke Yamazaki) un médico, Gentetsu (buen Shintaro Katsu), que malvive en el granero, además del dueño y su hija. La puesta en escena es cuasi-teatral, siendo el centro de la acción la taberna, en lo que recuerda bastante a la cinta americana de cine negro ‘El Bosque Petrificado’, el realizador consigue jugar con este reducido espacio de modo inteligente, por el van desfilando los personajes, personajes muy bien descritos, en apenas unos trazos quedan perfilados, el misterio sobre la misión del Yoyimbo y descubrir que oculta cada personaje crea una intriga que te engancha, hay un increscendo dramático atractivo, un desarrollo por el que varias historias se van abriendo, unos romances surgen que la condición nihilista de los hombres los hacen difíciles, ello hasta derivar en el clímax, donde las cartas quedan bocarriba. El alma de la cinta es el gran Mifune que es una hemorragia de carisma, su presencia traspasa la pantalla, es la hidalguía en persona, la empatía con él es instantánea, su laconismo e hieratismo son pétreos y marcan todo el relato, es un portento como transmite sentimientos de modo contenido, un coloso al que le da replica Katsu de modo apreciable. Es una película donde la acción apenas se da pero tienes la sensación que una bomba está siempre latente, donde la tensión es constante, donde los giros argumentales se dan con inteligencia y nunca sabes realmente lo que ocurre hasta el final. Como nota negativa están las tramas amorosas que tienen muy poca fuerza, tan solo resaltan el modus vivendi monástico-solitario del ronin. Recomendable a los que gusten de chambara bueno. Fuerza y honor!!!
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Emboscada
Me atrevo a decir que "Machibuse" será una película que gustará no sólo a los seguidores del género chambara, no sólo a los que se encuentren cómodos viendo a samuráis y campesinos de la época feudal japonesa. La trama y el clímax que el maestro Inagaki sabe ponerle en cada minuto hacen que piense que incluso a los no seguidores del género les gustaría una película así. Lástima que sea una película que más allá de Japón la habrán visto cuatro gatos. Y es por eso, por su práctico anonimato, que creo que merece más la pena alzar la voz y defenderla. Porque Inagaki, que es el que firma la película, no es un don nadie precisamente, y en lo que fue su última realización sabía mejor que nunca cómo hacer bien las cosas.

Pero es que además Toshiro Mifune alcanza el cielo tocándolo con su katana en una de esas apariciones, con uno de esos personajes, que como he leído tan acertadamente, es una hemorragia de carisma. La película en inglés tiene un título de aquellos de los que estaría orgulloso el gremio de traductores porque "Machibuse" es una palabra escueta que significa llanamente emboscada. Lo grande es que sabemos que en sus dos horas algo grande va a suceder, que probablemente será al final y que cuando se desate vamos a hacer bien en escondernos debajo del sofá. No quiero dejar en el tintero a Tarantino, sí, que en un ambiente igual de gélido y también en una taberna, colocó a ocho odiosos y creó una atmósfera inolvidable, con preso maltratado incluido y con muchas incógnitas y problemas por resolver. No me extrañaría que Quentin fuera uno de esos cuatro gatos que fuera de Japón vieron esta película.

Así que es recomendable porque está bien hecha, porque mantiene un interés desde el principio, porque la pueblan una buena cantidad de personajes todos atractivos y porque muchas cuestiones que se plantean y se quedan en el aire en principio se acaban aclarando. Detrás de esta película hay mucha inteligencia y sobre todo, cuenta con un personaje increíble que transmite una empatía indiscutible. Ya se sabe lo que es un ronin, un viajero que sobrevive como puede contra viento y marea ante las adversidades, alguien que pese a poseer tanta virtud permanece contenido y no es nunca lo que parece. Toshiro Mifune, un coloso con todas las letras.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil