arrow

La clase (2008)

La clase
Trailer
6,8
20.414
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
François es un joven profesor de lengua francesa en un instituto conflictivo, situado en un barrio marginal. Sus alumnos tienen entre 14 y 15 años, y no duda en enfrentarse a ellos en estimulantes batallas verbales; pero el aprendizaje de la democracia puede implicar auténticos riesgos. Al comenzar el curso, los profesores, llenos de buenas intenciones, deseosos de dar la mejor educación a sus alumnos, se arman contra el desaliento. Pero la abismal diferencia de cultura y de actitud chocan violentamente en las aulas, que no son más que un microcosmos de la Francia contemporánea. Por muy divertidos que sean a veces los alumnos, sus comportamientos pueden cortar de raíz el entusiasmo de un profesor. La tremenda franqueza de François sorprende a sus alumnos, pero su estricto sentido de la ética se tambalea cuando los jóvenes empiezan a no aceptar sus métodos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Entre les murs
Duración
128 min.
Estreno
16 de enero de 2009
Guion
François Bégaudeau, Robin Campillo, Laurent Cantet (Libro: François Bégaudeau)
Música
Varios
Fotografía
Pierre Milon
Productora
Haut et Court
Género
Drama Enseñanza Colegios & Universidad Adolescencia
"Hace didactismo del bueno con un estilo cercano al docudrama. (...) Una película que respira autenticidad"
[Diario El País]
"Sincera y honesta"
[Diario El País]
7
De entre los muros de mi aula a los de una sala de cine
Mañana, a las ocho y veinte, estaré de nuevo allí, entre ellos. Con las chavalas y chavales de mi tutoría, un programa de apoyo para alumnos de 2º de la ESO con carencias educativas del que forman parte tres marroquíes, dos colombianos, dos ecuatorianos, un chaval gitano ... Por supuesto, soy profe de insti. De un centro público, por supuesto. Y, por supuesto también, situado en zona periférica. Se comprenderá fácilmente que, por todo ello, mi mirada a "Entre los muros" resulte a la vez próxima y extrañada. Diríase que, a ratos, tenía la sensación de estar observándonos, a los chavales y a mí mismo, a través de un espejo. Y ese es, sin duda, el mayor logro del film: su inmediatez prácticamente documental, la veracidad con que muestra los espacios (siempre interiores pero nunca opresivos), las situaciones cotidianas que se van desgranando con encomiable agilidad, el mosaico de profes y alumnos que comparten las aulas etc.

No cabe duda que "Entre los muros" se halla en las antípodas de la mayoría de títulos de ese subgénero, absolutamente alejado de la realidad de las aulas y plagado de tópicos, que podríamos llamar "cine escolar". "Entre los muros" es un film honesto y eso se huele a distancia. Y sin embargo...

Al levantarme de la butaca, sin embargo, en la boca tenía un sabor agridulce. Se ha insistido mucho en los logros del film. Y saltan a la vista. No tanto en sus carencias. Que también saltan a la vista. El vuelo de la película es muy bajo. Casi tan a ras de los hechos, de los espacios y de sus personajes que, cuanto de inmediatez ofrece, le dificulta elevar la altura de sus análisis y emociones. Todos los cuestionamientos que en la película se esbozan son certeros e importantes, pero uno echa de menos mayor implicación y riesgo en los análisis, más vibración en el retrato de los personajes y de sus inter-relaciones y, a la postre, mayores dosis de compromiso y riesgo personal tanto en lo formal y narrativo como en lo argumental. Ya sabemos que no existen recetarios en universos tan complejos como éste pero ... ¿alguien recuerda "El pequeño salvaje" de Truffaut o aquél irrepetible final del "If ..." de Lindsay Anderson?. ¿Sabéis entonces a qué me refiero?.
[Leer más +]
146 de 170 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Educando a la educación
- El material: unos veinte adolescentes, es decir, proyectos de adultos, que hay que formar. Los hay de todo tipo y de todas las clases en cuanto a físico y a carácter, resultando completamente humanos, que no modelos como los de las repugnantes series de TV de chavales.

- El artesano: un profesor que no es un cabrón fascista armado con regla ni Robin "hada madrina" Williams en "El club de los poetas muertos", sino un ser humano (perdón por repetirme, pero es que ver esto en el cine me sorprende). Un tío capacitado, que logra que la clase funcione en la medida de lo posible, pero que comete algún que otro error (y no pequeño), como todo bicho viviente haría en esta situación.

- El taller: la cámara jamás nos saca de esas paredes estrechas que nos encierran en la cotidiana lucha dialéctica por la eduación que siempre acaba en guerra psicológica. Lo que ocurra en el exterior pertenece al terreno de la conjetura. Dentro del instituto conviven dos terrenos: el de la civilización (clase) y el de la selva (recreo), que contrastan muy claramente en la escena en la que el profesor sale del primero al segundo.

- El proceso: moldear personas es algo bastante complicado. En caso de que individualmente el material sea dócil y maleable como algunos de los personajes/personas que nos encontramos la cosa funciona, pero en cuanto se presentan duros y afilados ya es otra historia. Y si ya los juntamos no hay dios que pueda con ellos. Incluso habrá que desechar material para que la máquina ande. Así, deshumanizando lo humano. Lo racional falla. Pero, ¿así realmente funciona?

- El futuro: llegamos al final del trayecto. Se han jugado todas las bazas. La mayoría del material ha ascendido un peldaño más en el proceso para llegar a ser adultos, lo cual es un éxito muy relativo. La cuestión lógica que habría que preguntar ahora sería: ¿han aprendido?, pero tal como está planteado el proceso, eso es secundario. Este proceso no consiste en adquirir conocimientos, sino que intenta ser un trampolín para que el material alcance una polsición social vía trabajo. La herramienta para vivir. Pero, ¿y si en realidad es un obstáculo?

La película nos plantea la situación con la veracidad como principal arma y deja entrever alguna que otra pregunta. Lo de las respuestas ya es cosa nuestra. Que interese buscarlas o no, ya es cosa de cada uno, pero el planteamiento de las dudas es admirable.

Sillas vacías. El futuro es una incógnita.
[Leer más +]
107 de 115 usuarios han encontrado esta crítica útil