arrow

Desconexión (2012)

Desconexión
Trailer
6,9
6.848
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Historia sobre la incomunicación centrada en un grupo de personas en busca de conexiones humanas en el interconectado mundo actual de las redes sociales. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Disconnect
Duración
115 min.
Guion
Andrew Stern
Música
Max Richter
Fotografía
Ken Seng
Productora
LD Entertainment / Wonderful Films
Género
Drama Thriller Historias cruzadas Internet / Informática Cine independiente USA
8
Disconnect (2012)
El especialista en el campo del documental Henry Alex Rubin -nominado al Oscar por Murderball- debuta en un largo de ficción con Disconnect, un thriller sobre los problemas de las nuevas tecnologías en la sociedad actual. El amplio reparto lo integra Jason Bateman, Hope Davis, Frank Grillo, Paula Patton, Alexander Skarsgård, Michael Nyqvist, Andrea Riseborough, Max Thierot y los críos Colin Ford, Jonah Bobo y Haley Ramm. La película fue presentada en festivales como el de Venecia y el de Toronto con buenas críticas.

Al estilo de películas como Vidas Cruzadas (1993) de Robert Altman y Crash (2004) de Paul Haggis, Disconnect es una historia sobre un grupo de gente que no se conoce entre sí, aunque sus vidas se entrecruzan entre ellas. Todas con el mismo patrón, el cybercrimen. A destacar tres focos -pese a que los daños colaterales afectan a más gente-; el intento de suicidio de un crío (Jonah Bobo) después de difundirse una foto comprometida en Facebook, la vida de un chico (Thierot) que trabaja mostrando su cuerpo por webcam, y la ruina de una pareja (Patton y Skarsgård) tras un fraude cometido por internet.

Se nota que Henry Alex Rubin procede del documental pues Disconnect es una película que tratando de ser ficción resulta bastante realista y verosímil. Una película que deja un par de mensajes aplicables para la misma vida real, uno didáctico como son los riesgos de las redes sociales, el otro más emocional, gira sobre la frialdad de las relaciones humanas en perjuicio del uso de estas nuevas tecnologías. Esto último se ve reflejado en la incapacidad de comunicarse de todos los protagonistas con sus seres más cercanos.

Las historias casan muy bien entre ellas, aunque a mi juicio la que va sobre la periodista (Riseborough) que trata de sacar al chico del inframundo de las webcams tiene menos fuerza que las otras dos, posiblemente al caer en ciertos tópicos procedentes de las historias de amor imposibles. Bien es cierto que la del crío que sufre bullying y la de la pareja que ha caído en la bancarrota dan mucho juego, de ahí escenas de alto voltaje -como el desenlace de ambas-.

El trabajo de los actores es una de las grandes bazas, un reparto coral con un protagonismo compartido para que brillen todos. Destacan más Jason Bateman como padre arrepentido, un habitual secundario del cine americano reciente como Frank Grillo (Warrior), y los actores jóvenes, todos ellos muy bien.
[Leer más +]
47 de 52 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Potentisima reflexión sobre nuestra sociedad
Si estás leyendo esta crítica, es imprescindible que veas esta película.

Has encendido tu ordenador posiblemente metiendo alguna clave con la que te registraste, has accedido a Internet, has navegado, has entrado a este portal, y puede que incluso estés registrado en este portal.

Si has hecho todo esto, que lo has hecho, yo que tu no me la perdería. Te va a mostrar realidades de tal actualidad como el momento que estoy tecleando estas letras.
Cinematográficamente, posiblemente sea lo más interesante, intenso y potente que he visto desde "21 gramos" o "Amores perros". La definiría como una de Iñarritu, cibernética. Tal vez, la que tenía que haber rodado en vez de Babel, para firmar una trilogía de bandera e impresionante.

Con el trasfondo de internet, redes sociales y protección de datos (que levante la mano quien este libre), no las he contado pero serán unas 4-5 historias se entrelazan magistralmente, para mostrarnos, enseñarnos, abrirnos los ojos, de las consecuencias de esto que hacemos con tanta sencillez e inocencia como entrar en una cuenta bancaria, comprar por internet, chatear con un amigo, o simplemente tener un perfil en Facebook o Twiter.

La película tiene mucho más. Todavía más. Una profunda reflexión sobre la relaciones de pareja, sobre los jóvenes, sobre los padres entre ellos y con los hijos.

Tremenda película. Para reflexionar sobre un modelo de sociedad en la que estamos todos inmersos.
[Leer más +]
29 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil