arrow

Stuart: A Life Backwards (TV) (2007)

Stuart: A Life Backwards (TV)
Trailer
7,1
346
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Stuart Shorter y Alexander Marsters. Un vagabundo alcohólico de pasado violento y un escritor que trabaja en ayudas sociales. Cuando entre ellos se crea una insólita amistad, Alexander le pide permiso para escribir su historia y Stuart la va desvelando hacia atrás, "para hacerla más emocionante". A través de atracos, intentos de suicidio, encierros en numerosas instituciones y traumas infantiles, Alexander ofrece al mundo un vistazo dentro de un mundo totalmente ajeno para comprender cómo la vida de Stuart quedó tan fuera de control. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Stuart: A Life Backwards (TV)
Duración
90 min.
Guion
Alexander Masters
Música
Robert Lane
Fotografía
Ulf Brantås
Productora
BBC / HBO Films / Knifedge / Neal Street Productions
Género
Drama Basado en hechos reales Biográfico Amistad Alcoholismo Telefilm
8
Espectacular Tom Hardy, química brutal con Cumberbatch. Gran buddy-movie
Impresionante, conmovedora y mil cosas más. Precioso telefilm de la BBC que adapta una novela de Alexander Masters, protagonista de la historia y que también firma el guión, sobre la historia real de su amigo Stuart.

Protagonizada por dos jóvenes actorazos que hoy en día son archi-reconocidos a nivel mundial: Benedict Cumberbatch y Tom Hardy. Es por esto que me resulta bastante extraño ver que es una película desconocidísima que cuenta solo con 25 votos. ¡Merece más reconocimiento! (hace poco me pasó igual con Poker House, con Jennifer Lawrence y Chloë Moretz)

Tom Hardy compone una impresionante interpretación de un vagabundo extremadamente turbulento y problemático, pero a su vez con gran carisma y sentido del humor. Cercano y sencillo. Miles de matices los que le pone Tom Hardy a su Stuart, entregadísimo a su papel. Para mí, es junto con Bronson (que me dejó literalmente alucinando), su mejor interpretación. Él y Benedict Cumberbatch forman una improvisada (genial la como se conocen y empiezan a hacerse amigos) pareja de colegas realmente conmovedora, joven, fresca, cercana y natural. Pura vida en pantalla. Pura amistad. De un realismo palpable. Todos nosotros nos veremos reflejados en esta maravillosa amistad. Se nota claramente la enorme sensibilidad, amor e implicación emocional de Alexander Masters en esta película, con ese maravilloso guión que escribe. Unos diálogos geniales de gran espontaneidad y naturalidad. Un buen ritmo y un puñado de escenas muy potentes. Los pequeños fragmentos de animación están muy bien incorporados a la acción. Hacen una buena labor ilustradora, y ayudan a darle ese toque de identidad única a esta pequeña joya televisiva. Todo se respira auténtico y muy real, tiene una estética visual algo austera y gris, muy sencilla, que van muy acorde con la historia que se nos cuenta, no por ello quitándole su fuerza y simpatismo, sino todo lo contrario. Es un potentísimo canto a la vida, a la juventud y a la amistad, además de tener una fuerte crítica social, pero que no es nada explícita, y no tiene maniqueísmos ni radicalismo por ningún tipo.

Una pequeña joya con dos formidables actuaciones protagonistas. Merece mucho la pena, no se la pierdan.
[Leer más +]
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Stuart o cómo contar una vida al revés
Llegué a esta película de un modo singular: alguien me recomendó ver series y/o películas de la BBC para mejorar mi "listening" y así, después de buscar y rebuscar propuestas, encontré esta comedia dramática o drama cómico, según se mire, protagonizada per Benedict Cumberbatch ("Sherlock") y Tom Hardy ("Mad Max: Fury Road").

Ya desde el inicio me atrapó por su sencillez y naturalidad. Lo primero que llama la atención es que una temática tan seria (las desventuras de un chico joven convertido en vagabundo, drogadicto, alcohólico, ladrón, ex convicto...) pueda verse desde una óptica indudablemente cómica e inteligente. Stuart Shorter (Tom Hardy) es un chico que cae simpático por su carisma y naturalidad desde su primera irrupción en pantalla. Sus aplastantes razonamientos, cargados de lógica, inteligencia y, en ocasiones, surrealismo, acaban por desarmarte, como le ocurre al otro protagonista y narrador de la historia, Alexander Masters (Benedict Cumberbatch), que, pese a las iniciales reticencias, acaba absolutamente rendido a la evidencia: este Stuart es un chico muy especial.

La amistad que se fragua entre ellos es lo mejor. El modo en que está contada también es un acierto, porque mientras los acontecimientos van sucediéndose en las vidas de los protagonistas, vamos descubriendo aspectos desconocidos y sorprendentes de la vida de Stuart, mientras Alexander trata de dar forma al libro de su vida.

Cumberbatch y Hardy forman un tándem genial. Te hacen reír, te emocionan. La interpretación de uno se apoya en la del otro y la compenetración entre ellos es sorprendente. Parecen colegas de toda la vida. Si todo terminara ahí, en las situaciones cómicas y la relación de amistad entre ambos, sería una propuesta sencilla y agradable, una buena historia. Sin embargo, los momentos de drama le dan profundidad y verosimilitud y logran emocionar y convencer de un modo definitivo. Es una propuesta muy singular.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil