arrow

55 días en Pekín (1963)

55 días en Pekín
Trailer
7,0
14.591
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
China, año 1900. Las embajadas extranjeras en Pekín deben hacer frente a la sangrienta revuelta nacionalista desencadenada por los boxers, que se dedican a asesinar cristianos. Dentro de un recinto amurallado, el embajador inglés se une a los miembros de otras delegaciones en un desesperado intento por resistir el asedio. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
55 Days at Peking
Duración
154 min.
Guion
Philip Yordan, Bernard Gordon
Música
Dimitri Tiomkin
Fotografía
Jack Hildyard
Productora
Samuel Bronston Productions.
Género
Aventuras Colonialismo Años 1900 (circa)
"Magnífica aventura dirigida por un Ray que día a día iba cambiando el guión, lo que, paradójicamente, no alteró el resultado final de la historia. Un clásico del cine de aventuras"
[Diario El País]
"Otra de las maravillosas superproducciones de Bronston (...) toda una delicia de reparto"
[Diario El País]
10
Heroíca defensa
Ignoro si Nicholas Ray o el productor S. Bronston se inspiraron en el Álamo a la hora de enfocar 55 días en Pekín, pero lo cierto es que la supera con creces. El contexto histórico del film está bien definido aunque se tomaron algunas licencias que no se ajustan a la Historia.

La aparición de Heston con su regimiento, la entrada a la fiesta con Ava Gardner o la impoluta serenidad de David Niven -el mejor de los tres- durante toda la película otorgan a ésta un embellecimiento añadido. El trabajo de los actores es de notable.

Los decorados y los exteriores son parte indispensable de 55 días en Pekín, así como el empecinamiento de unos pocos por no bajar los brazos para seguir robando y empobreciendo al país más grande de la Historia del Hombre: China. Pero politiqueos aparte, 55 días en Pekín hace justicia al tipo de películas de aventura que se filmaban antes. No queremos ver a Gladiator en plan mosquetero, ni a Braveheart en plan político de altura; prefiero ver a Heston y a Niven mil veces más.

Aventuras con categoría. 9.1

-"Los barcos navegan sobre el agua y sobre el agua naufragan. El fin de mi dinastía ha llegado."
[Leer más +]
40 de 52 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
“Si le soy sincero la historia de Francia me aburre”. David Niven o el brazo derecho de Su Majestad.
Probablemente la mejor película de toda la factoría Bronston la encontramos en esta fantástica “55 días en Pekín” –aunque “El Cid tiene momentos de mayor épica que no se alcanzan aquí- ya que además de un gran reparto y unos magníficos aspectos técnicos nos encontramos con una historia muy interesante que en contra de lo que se comenta habitualmente tiene una gran coincidencia con los verdaderos hechos históricos ya que la rebelión de los boxers es una manifestación de xenofobia –justificada o no, ese es otro cantar- que aparece muy bien retratada en la cinta.

Fantástica dirigida la película por Nicholas Ray y también en varias secuencias después de la marcha de Ray por Andrew Marton (Las minas del rey Salomón” “El día más largo”), es un ejemplo casi perfecto de combinar una historia bélica-política con la parte dramática, cosa que raras veces se consigue.

Desde el punto de vista histórico ya digo que es muy correcta, es verdad que faltan algunos hechos que hubiesen sido interesantes como el asesinato de los cristianos chinos y no centrarse tanto en los europeos, o ver como más de 5.000 chinos lucharon enel rescate al lado de las potencias extranjeros, algo que tampoco nos muestran, pero es normal es una película angloamericana muy egocéntrica pero excelente y por eso hay que agradecer al ruso-americano Samuel Bronston que la produjera con esos medios y en nuestros país. También hay que añadir que la mayor parte de los asesinatos y venganzas que se cometieron por allá después de los hechos fueron sobre todo obra de los alemanes.

Sobre los actores me gustaría quitarme el sombrero con David Niven, que está más gentleman que nunca, incluso cuando se disfraza de boxer con cinta en la cabeza, y reconocer de una vez que es uno de los cinco más grandes actores británicos de todos los tiempos.

Sobre Ava Gardner poco que decir, no es una actriz que me interese especialmente, lo mejor es verla alcoholizada en la mayor parte de los planos y que Heston decidiera cambiar su final en el guión.

Y hablando del Rey de Roma, pues comentar una vez más que ese último superactor que queda vivo que es Charlton Heston está que se sale. Como siempre. Por cierto que haría muchas películas en la primera mitad de los sesenta donde un hombre resiste contra otros muchos en un fuerte o castillo, véase “El Cid”, “El señor de la guerra” “Kartum” o esta misma.

Por cierto disiento profundamente con Txarly. China, civilización práctica por antonomasia no es a mi juicio el país más grande de la Historia del Hombre. Yo me quedo con la India, donde el pensamiento, el arte, la filosofía y la religión han sido muy superiores a la de los chinos. Además los indios no son xenófobos. Cuestión de gustos. Claro que si lo que se trata es de hacer maquinitas, obras de ingeniería, darle a la pólvora o montar muros, entonces te entiendo. Yo prefiero otras cosas.
[Leer más +]
33 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil