arrow
Crítica de Maldito Bastardo
Raccoon City, Estados Unidos
5
Eros
Eros (2004)
  • 5,9
    2.114
  • Hong Kong Wong Kar-Wai, Steven Soderbergh, ...
  • Gong Li, Chang Chen, Robert Downey Jr., Alan Arkin, ...

Topless cinematográfico

44 de 50 usuarios han encontrado esta crítica útil
Teniendo en cuenta que los directores de las tres piezas son tan admirados como despreciados a partes iguales, resulta difícil (o prácticamente imposible) ser imparcial y no decantarse por uno de los episodios; aunque si “Eros” fuese un concierto, Antonioni y Soderbergh serían los “teloneros” de Kar-Wai por mucho que le pese a alguien.

Comienza el anciano haciendo lo que sabe: escupir imágenes impregnadas de una preciosa fotografía y exteriores con una banda sonora a tono dejando al espectador que anude los cabos sueltos. Es decir, no contar nada en un ejemplar ejercicio de vacuidad autocomplaciente (salvo para los espectadores que sepan sacar la esencia de un cuadro totalmente pintando de blanco) y dormir hasta las piedras observándolo.

Lo mejor: la bizarra e inclasificable competición de baile femenino al desnudo en una playa, donde el único riesgo (no cinematográfico) de Antonioni es dejar sin protección solar a sus portentosas protagonistas.

Soderbergh quiere realizar en su episodio un nuevo salto con tirabuzón y excelente fotografía en blanco y negro (firmada con su seudónimo habitual) directo a la somnolencia. Consigue los mismos efectos que los 90 minutos de “Solaris” en un tercio de metraje. Olvidable como tirar un avión de papel por una ventana.

Lo mejor: ZzzzzzzzzzzzZzzzzzzzzzzzzzzZzzzzzzzzzzzzzz… ¡¿Eh?! ¡Un pezón! …ZzzzzzZZZZzzzzzzzzzzzzZZ….

Kar-Wai a través de la historia de un sastre hace lo que sabe: narrar una historia de amor imposible con elementos recurrentes en su filmografía que tanto desquician y agradan al respetable. Ni es lo mejor del director de “Deseando amar”, ni toca de lejos sus cumbres artística-pedantes que tanto me cautivan y alabo, pero supone un bálsamo de cafeína cinematográfica ante tanta modorra e ingravidez soporífica. ¿O qué director actual puede transformar una paja en algo primoroso sin que un espectador tan despreciable y puntilloso como un servidor pueda mofarse a sus anchas?

¿Lo mejor? Es lo mejor de “Eros” por mucho, mucho y mucho que le pese a alguien. Aunque para gustos ya sabemos que están los colores y en “Eros”, para bien o mal, hay una completa gama de tonos y matices fílmicos.
¡Haz que tu opinión cuente valorando la crítica!
Ver más críticas del usuario Maldito Bastardo
Ver más críticas de la película Eros