arrow
Crítica de Miquel
Palma (Mallorca), España
7
Blackthorn
Blackthorn (2011)
  • 6,4
    9.598
  • España Mateo Gil
  • Sam Shepard, Eduardo Noriega, Stephen Rea, Nikolaj Coster-Waldau, ...

El regreso

6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Western realizado por Mateo Gil (Las Palmas, 1972) (“Nadie conoce a nadie”, 1999). Escrito por Miguel Barros, desarrolla una historia original referida al atracador de bancos norteamericano Butch Cassidy, al que supone que sobrevivió al tiroteo que en 1908 le costó la vida a él y a su compañero de fechorías, Sundance Kid, en un enfrentamiento con el Ejército boliviano. Se rueda íntegramente en escenarios naturales de Bolivia (Potosí, La Paz…). Nominado a 11 premios Goya, gana cuatro (supervisión de producción, diseño de vestuario, fotografía y dirección artística). Producido por Ibón Cormenzana y Andrés Santana para Ariane Mararía Films, se proyecta por primera vez en público el 1-IV-2011 (Las Palmas Film Festival).

La acción dramática tiene lugar en Bolivia en 1927, casi 20 años después de la desaparición de Butch Cassidy. El film supone que sobrevivió al enfrentamiento armado de 1908 en San Vicente (Bolivia). Butch vive bajo el nombre ficticio de Blackthorn en una localidad apartada y solitaria, dedicado a la cría y doma de caballos. Ocasionalmente visita Potosí para vender caballos de cría e ingresar los excedentes en el banco. Cansado y ya sexagenario decide regresar a EEUU. En el camino se topa con un joven que se presenta como el ingeniero de minas Eduardo Apodaca (Noriega). Cassidy/Blackthorn es un hombre reservado, de pocas palabras, misterioso, frío y solitario. Eduardo es joven, ambicioso, poco escrupuloso y poco sincero. Yana (Solier), campesina boliviana, callada y discreta, es la amante de Blackthorn.

El film desarrolla una historia original que retiene la atención de espectador, interesándole sin apasionarle. El relato hace uso del flashbacks para añadir a la historia referencias del pasado que ayudan a entender la psicología del protagonista, sus motivos y algunas de sus decisiones y reacciones. El ritmo narrativo es pausado, bastante regular a lo largo de los 102 minutos de metraje y se enmarca en un paisaje espectacular que exalta la belleza de una naturaleza espléndida que da cobijo a peligros, riesgos, amenazas y sorpresas, que crean lances de tensión, opresión e incluso de agobio. Se ha dicho que la obra no consigue el nivel dramático deseable. Tal vez es así, pero no es esta mi opinión. El relato contiene numerosos y variados motivos que crean intriga, dudas, interrogantes, inseguridades y amenazas, en torno a los que se teje una textura dramática de un vigor narrativo que me parece consistente y gratificante. En este sentido cabe señalar que la condición de persona entrada en años del protagonista, las fatigas físicas y emocionales que arrastra, su soledad y el viaje de retorno para no volver que ha emprendido, aportan elementos acumulativos que templan y elevan la fuerza del drama. Otro factor relevante creador de tensión dramática viene dado por las diferencias de edad, planteamientos, ambiciones y valoraciones que tensan con reiteración las relaciones de Blackthorn y Eduardo Apodaca.

SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama.

¡Haz que tu opinión cuente valorando la crítica!
Ver más críticas del usuario Miquel
Ver más críticas de la película Blackthorn