arrow
Crítica de fantomas
Pasajero 58, España
4
Hail, Caesar!
Hail, Caesar! (2016)
  • 5,4
    15.828
  • Estados Unidos Joel Coen, Ethan Coen
  • Josh Brolin, George Clooney, Alden Ehrenreich, Tilda Swinton, ...

Ave César, dormituri te salutant.

121 de 163 usuarios han encontrado esta crítica útil
Los amigos están para esto. Para los buenos y para los malos ratos. Uno que es amigo de los Coen no puede abandonarlos en los malos momentos, tiene que estar ahí. ¡Estaría bonito aparecer únicamente para disfrutar de un buen film! Se les espera con ansia en la nueva cita y, nada, a acompañar y que salga el sol por donde tenga que salir.

Lo más seguro que éste será un día de esos que ellos se lo pasarán genial contándote su nuevo proyecto y tú tendrás que callar y aguantarte. Te dirán que la historia gira sobre un recto hombre, director de una importante compañía cinematográfica que no encontrará nada más que escollos por los que tendrá que pagar duros sacrificios. Y confesarse. O´clock. Cinco aves maría, nada menos.

Todo a en punto. Le fallará a su mujer, su buena esposa, porque le ha prometido no fumar pero ... un pitillito caerá; la carne es débil. Es una persona ecuánime que tiene a todos en cuenta, así que el peso sobre sus espaldas es enorme. Y como en las Sagradas Escrituras, la tentación se le presentará ... más de una vez ... y se le presentará en un tugurio chino, como no podía ser de otra forma. Entonces la cosa es que... ¿Es interesante el tema? Pues ellos lo verán así y habrá que poner cara de interés y callarse como buen sufridor...

Lo malo de ¡Ave, César! es que las historias que se entrecruzan “de cine dentro del cine” poseen un fuerte inicio, pero la solución final de cada una de ellas se va a pique porque carecen absolutamente de trayectoria argumental. Si cada una fuera lo bastante sustanciosa como para desarrollar un verdadero entramado, sí que estaríamos ante otra genialidad, pero son esbozos sueltos en un todo que ni siquiera tienen demasiado agarre. La verdad, prácticamente … poco o ninguno. Y eso que no se puede negar la calidad del film.

Si has tenido un día negro, un mal día, termínalo a última hora de la noche hundido en tu butaca, de mala gana por supuesto, aguantando los pormenores de un rodaje de cine dentro del cine contado por los hermanos Coen: Ave César. Y así habrás completado y cerrado el círculo de un perfecto día negro y además habrás cumplido tu penitencia.
¡Haz que tu opinión cuente valorando la crítica!
Ver más críticas del usuario fantomas
Ver más críticas de la película Hail, Caesar!