arrow
5
Mejor principio que final
La película empieza bien y promete aunque el tema no es novedoso pero conforme va pasando la pelicula esta va decayendo a pesar del esfuerzo de los 2 protagonistas.

El final me parece lamentable. La escena del bar parece de guasa y luego los dos protagonistas en la escena siguiente y su posterior consecuencia en la calle me parece de traca final, no se lo cree nadie
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
5.
Es una película para ver mientras comes, no requiere atención, no requiere una gran implicación emocional, te enfrentas a la gama alta de las películas de la sobremesa del domingo. No esperes más basándote en los actores porque saldrás decepcionado.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Si, vale, lo hemos visto muchas veces, pero está bien contado.
Vale, no me hagáis callar diciendo "Esto ya me lo se", no digáis "Esto ya lo he visto", porque, entonces, va a resultar que solamente se podrá hacer una historia sobre un tema concreto, solamente podrá narrarse una sola vez una cuestión sobre un asunto, y cualquier otra trama que se quiera relatar, sería tachada de repetitiva y poco original. Un argumento como este lo hemos podido ver en no pocas películas y series de televisión, algunas de ellas modernas y ensalzadas por la crítica, sin embargo, esta película fue defenestrada por poco original y reiterativa ("Lo de siempre", han dicho algunos), y otras propuestas mas tediosas, con menos nervio, con menos tensión, con mas ínfulas intelectuales, son ensalzadas por la misma crítica que pone a los pies de los caballos esta película, y no voy a decir títulos. O mejor, si, venga, voy a decir algún título, que a todos los críticos listillos se les hace el culo pepsi-cola con la serie "The Wire", y en realidad se pegan todo el rato hablando en la misma. Y prefiero no hablar mucho de "True Detective", que me gustó esa serie, mejor dicho, la primera temporada, a pesar de las flaquezas que le encontré, que no fueron pocas, y muchas mas de las que quiso reconocer la crítica sesuda. Bueno, voy al grano, que a veces me enrollo como una persiana. Dirigida y co-escrita por Gavin O'Connor, y co-producida por su hermano, el hecho de que estos dos hermanos sean familiares de policías hace que "Cuestión de honor" tenga un aire de credibilidad, de crudeza y de realismo a tener en cuenta, a lo que contribuye la sucia fotografía que se plasma en todo el metraje. El guión está bien hilvanado, se hace entretenido y la trama discurre de forma trepidante, practicamente sin dar tregua a lo largo de las poco mas de dos horas de esta película, recalca en cuestiones ya conocidas, en cuestiones profundas, elevadas, mas grandes que la propia vida (y bla,bla, bla), se quieren poner profundos, los guionistas, en algunos momentos lo consiguen (en otros no), en un tono de tragedia griega que deviene en tragedia shakespeariana, va desarrollandose sin piedad, sin ambajes, sin tapujos, si tiene que caer este o aquel personaje, que caiga, piensan los guionistas, aquí la explosión de mierda salpica a todos, hasta al periquito, todo esto aliñado con trascendencia y con violencia, un plato con picante, tétrico en su presentación, como el alma de algunos de los personajes, en un plantel donde todos los personajes, quien mas, quien menos, tiene alguna flaqueza que otra. Puede que en ocasiones se quiera ser demasiado crucial, quieren los guionistas manejar cuestiones demasiado elevadas, apuntan demasiado alto y se le van de las manos los papeles en algún momento, pero este es otro ejemplo donde la forma puede elevar el contenido, la dirección es manejada con firmeza por parte de alguien que sabe de lo que habla, sabe el asunto argumental que se trae entre manos, y sabe también montar secuencias y tomas, sabe de puesta en escena y sabe como mantener la atención del espectador, en una realización de gran intensidad en varios momentos. Por supuesto, esta película logra también sostenerse por su plantel de actores. Para que lo vamos a negar, testosterona, principalmente, que se le va a hacer. Eduard Norton, como siempre, grande, uno de los mejores actores de su generación (y-fies-ta), un Jon Voight que se luce siempre que puede, incluso un Noah Emmerich que está interesante. Bueno, incluso Colin Farrell está soportable. Aquí tengo que enrollarme otra vez en un inciso. No considero a Farrell un buen actor, lo considero mas bien un lastre en la mayor parte de las películas en las que aparece. Aquí, está nervioso, con todos sus tics habituales y algunos mas que no tiene en otras películas, con sus entrecejos habituales y la cara de estreñimiento que suele poner para parecer profundo, pero, sin embargo, aquí está soportable, parece que para este personaje, su actuación no desentona, no chirría. Yo, personalmente, en este caso sacaría a colación las ocasiones en que un actor que es malo o mediocre, hace una actuación medianamente digna en una película, o por lo menos no tan desastrosa como es habitual en el, aunque siempre se termina con la coletilla: "... aunque otro actor mejor habría hecho mejor ese personaje y habría mejorado la película". Pues esto es lo mismo, al menos para mi, Farrell no es tan ahostiable como en otras ocasiones, igual hasta encaja bien en el personaje, pero... otro actor, otro actor, otro actor que fuese mejor, lo habría bordado. Pues eso, para mi, peli de notable.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Si diseccionamos la película...
Si diseccionamos la película podríamos tener una obra magnífica.
Si diseccionamos la película sacaríamos de la mierda a Edward Norton y su actuación (no su personaje).
También salvaríamos la dirección, la imagen y la escena de la pelea que cuando la vi me recordó un poco al club de la lucha y de porqué me 'enamoré' de Edward Norton.
Y sin duda se quedaría en un cuerpo putrefacto y sin pena ni gloria el resto de la película: el guión, la trama, los personajes (que aunque tengan caracter son muy previsibles), las escenas de acción y todo lo demás.
En conclusión no merece la pena gastarse dinero en verla.
[Leer más +]
4 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
De acuerdo con filmaffinity
Pues sí, cada vez estoy más de acuerdo con esta página donde escribimos todos nosotros y en esta película la nota media que tiene es acertadísima. Se merece un 6 como una catedral.

Es una película que no deja de ser interesante, entretenida y que se puede ver, pero nada más de eso.
La trama es la típica de muchas películas de este género y sobre todo al principio es un poco bastante emborrosa. El final es algo menos tópico, y si acaso es de lo que más me gustó.

Los papeles de los protagonistas están claros y sobre todo me gusta el que hace Edward Norton, como siempre, magistral con lo que le pongan. Jon Voight, aunque muchos le critican, creo que hace un buen papel también, discreto, serio y sobre todo, creo que saliéndose de su típico estereotipo, pues casi siempre hace de 'malo'.
Collin Farrel saca adelante un personaje oscuro y cruel si bien es cierto que quizá resulta un poco apagado (e incluso soso) comparándolo con las actuaciones de sus compañeros.

En resúmen, y para todos los que quieran ir a ver la película, les animo a que si van, vayan con la sabienda de que no van a ver ningún peliculón, es una película del montón y para pasar el rato. Yo fuí con ganas de ver una gran película y me llevé un pequeño chasco.

Saludos.
[Leer más +]
4 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Eso me pasa por querer ahorrarme unos euros
Eso me pasa por verla doblada:
Me ha gustado, me ha gustado mucho, sin embargo, a veces me sentía oligada a apartar la mirada, ante ciertas escenas que me sonrojaban.
¿Alguno de ustedes habla latino? cuando en la versión orginal, sin duda, querrían decir:
¿aguno de ustedes hablar español?
El lenguaje de los hispanoablantes (que lo único que estarían haciendo en la versión original es hablar en castellano) ha sido manipuado, hiperbolizado, caricariturizado y ridiculizado hasta llegar a extremos asombrosos. La gente me miraba de reojo, cuando en el cine, me tapaba la cara con el abrigo por pura vergüenza ajena.
No es la primera vez que voy al cine a ver una película doblada, pero ha sido mucho peor de lo que me imaginaba. Es por eso que ahora mismo estoy hablando del doblaje y no de lo buena o mala que me ha parecido: pues bien, la película me ha gustado, sin ser una obra maestra ni mucho menos, creo que el guión era bastante sólido, la trama, interesante; contaba con un buen pulso narrativo y actuaciones muy, muy convincentes, sobre todo la del gran Norton.
Pero me podía haber gustado mucho más sin esta aberración del doblaje. Creo que cuando doblan una película le quitan parte de su encanto, a los actores, parte de su esencia. A veces se la cargan, directamente, la ejecutan sin piedad. Me gustaría un día mantener una charla con algun jefazo de las distribuidoras españolas y preguntarle por qué coño piensan que los españoles somos tan cortitos que no podemos leer subtítulos a la vez que vemos una peli.
Pero en fin, esa es otra guerra, y no es éste momento ni el lugar.

Aunque al menos me he desahogado un poco.

Ahora viene la parte en la que me excuso: tenía una entrada de un descuento de tres euros para los multicines de al lado de mi casa.
Pero juro solemnemente no volver a dejarme llevar por la avaricia.
[Leer más +]
4 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
EDWARD por qué haces esto?
anoche vi Cuestión de Honor, y la verdad me esperaba más. La historia parece buena y el reparto pues qué puedo decir, es..... de lo mejorcito que hay, Edward Norton es uno de mis preferidos y por eso tenia muchas ganas de verla, anoche íbamos con intención de ver RocknRolla pero el cine de mi pueblo es algo cutre así que mis colegas se metieron en la cursilada de Crepúsculo yo en la ya mentada antes. Pues bien esto es lo que pienso de la película, dura 2 horas y pico pero es más pesada que una vaca en brazos la primera hora es insufrible es apagada, lenta, aburrida, y sin mucho interés también es que en la primera hora se desarrolla pero lo podrían haber dejado en 20 minutos. Esta toda la película muerta solo sale un poco adelante cuando sale Edward que no esta en su mejor papel pero la salva un poco, estas toda la película esperando a que pase algo interesante y nada te venden muy buen trailer y luego te dan un capítulo de Yo soy Bea. Es como el oro tú vas a la tienda y te venden una pulsera de oro y sales muy contento con ella y luego vas a otra joyería y te dicen que es oro del malo pues así es la película una tomadura de pelo, solo se salva un poco el final que para mí me ha parecido el adecuado desde la pelea algo friky asta el último minuto de película, en fin película para ver una sola vez y nada más, eso de año nuevo vida nueva no se puede decir para el cine acabemos el año con muy malas películas y lo empezamos peor, espero que RocknRolla sea mejor.


consejo: no hagáis mucho caso a los trailers porque hay veces que defraudan mucho. Mi nota final 5.4 por Edward.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Pelín macarra
Este drama policíaco sobre la corrupción que asola el NYPD sería una buena película si no acabara derivando hacia un desenlace que nada tiene que ver con los valores que defiende el título original, el orgullo y la gloria. La película está bien contada, la ambientación y los aspectos técnicos son impecables, Edward Norton siempre es una garantía, y Colin Farrel también brilla en su papel de poli corrupto con tendencias psicopáticas. Pero acaba como un telefilme de la tarde de domingo, con un final diseñado para contentar al público menos exigente. Con todo, tiene momentos lúcidos y resulta francamente entretenida.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Para amantes del cine policial
Primer punto.....excelente la dirección de la película!!! Muy bien ambientada..de una óptica diferente , muy cruda, sin anestesia.
Otro punto a favor...Las actuaciones excelentes no hace falta aclarar nada sobre estos actores.
Para que sea Excelente le faltó un remate más acertado.
Pero sin dudas es un gran film!!! genera lo que debe generar...tiene adrenalina crudeza, suspenso y sobre todo una historia de infidelidad y traición de códigos familiares.
En fin resume que el ser humano es débil y corrupto por naturaleza.
Totalmente recomendada para amantes de los buenos policiales.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
La corrupción siempre existio
Cuando llegas al cine ya sabes lo que te vas a encontrar: un drama policiaco en el que hay héroes, villanos y alguno que está entre uno y otros. Y esta película no iba a ser menos. A pesar de que el final te deja mejor sabor de boca que los tradicionales, la película se basa en topicazos y, todo sea cierto, escenas muy violentas.

Me parece que Colin Farrell lo hace fatal (y mira que a mí este actor me parecía que actuaba bastante decente) y al resto de reparto tampoco se le puede pedir mucho más.

Tiene más categoría que una película que pone Antena 3 a la hora de la siesta pero tampoco se espera mucho de ella.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
En plena ciudad.
Cuando fui a ver Cuestión de honor, entré sin grandes expectativas. Otra película policial más pero con el gran aliciente de Edward Norton. Y no iba desencaminada, la mejor virtud de la película es lo humana que se muestra para enfocar aquellas zonas menos afortunadas de la ciudad de Nueva York y la novedad del guión en el aspecto de tratar sobre la abundancia de corrupción policial tapada en muchas ocasiones.
La película no dejaría de ser otro drama policial que se deja ver, si no fuera por Edward Norton, que casi todo lo que toca lo convierte en oro, y la afortunada actuación de Colin Farrell. Destacar también a Noah Emmerich que ha estado correctísimo en su papel.
Por lo demás hay algunas escenas que no vienen a cuento, desde situaciones de acción ridículas, hasta partes sensibleras metidas para engordar la duración.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Guión poco original y previsible, demasiados detalles inútiles
Pues eso en resumidas cuentas, una película que ya había visto y en la que se ve venir el dramático desenlace desde aproximadamente el minuto décimo. Además, cuenta con demasiados detalles (un periodista, una mujer enferma, un embarazo, un suicidio...) que sólo vienen a darle a la historia un tinte de fatalismo extremo y de los que se hubiera podido prescindir, pues todo lo que justifican se podría haber resuelto sin tantas florituras.

Aún así, un siempre grande Edward Norton consigue darle algo de dignidad con su calidad interpretativa y su capacidad de comerse al resto de personajes, y un Colin Farrell que sorprende con un papel al que no nos tiene acostumbrados.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Pretenciosa
La película es un muy buen ejemplo...para cosas que a simple vista no se deben hacer si se trata de elaborar un thriller policial serio y de larga duración: atención al spoiler

Lo mejor: Norton. Y con esto no quiero decir que haya sido lo único bueno.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Deja vu.
Correcto thriller que pese a contar con un gran reparto y una impecable factura técnica, no llega a enganchar, (cosa que no ocurría con La noche es nuestra de James Gray, por mencionar una de los últimos thriller de familia de policías, y parecida en cuanto a cuadro actoral y nivel de producción), acompañándote durante todo el metraje, una familiar sensación de deja vu. Recomendable con reparos.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Efectivo policial
El 40% de la gente que vea las películas de Edward Norton lo va a empezar a tener en cuenta. Pues el actor de películas como El Ilusionista,El increíble Hulk,El club de la lucha y American History X (entre otras) te hace notar su habilidad y facilidad de adaptarse al papel que le toca.
Pues yo soy uno de los que se ha deslumbrado por sus actuaciones.
En Cuestión de honor nos encontramos con un buen policial, firme y con convicciones. Esta es una película en la que casi no hay disparos, pero en la que se demuestra que sin tiros se puede
hacer grandes cosas. Mentiras, Corrupción, todo para pasarla bien.
No le pongo más nota porqué no me parece que este tan perfecta: Yo la arreglaría en varios aspectos.
Ya desde los primeros minutos se empieza a formar y a tomar tu atención. Es importante decir que si en algun momento de sus 2 horas llega a aburrir, tenganle paciencia.
El resto del reparto esta integrado por Colin Farrell (no es de mi santa devoción pero hay que reconocer que actúa bien), quien actuó este mismo año en Escodidos en Brujas, y anteriormente en películas como El sueño de Casandra, S.W.A.T. y Última Llamada.
Es una lástima que Jon Voight no se vio mucho, pero cuando se lo vio en pantalla cumplió.
Para cerrar, quiero agregar que este año tuvimos buenas películas (El Curioso Caso de Benjamín Button, El Intercambio, El Luchador, Slumdog Millonarie, y tantas más).
En definitiva, Cuestión de honor es una buena pelicula para disfrutar SOLO si es tas tranquilo.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Grata sorpresa.
Al ver esta pelìcula tuve la sensaciòn que los papeles de los protagonistas estelares de la obra debieron ser intercambiados, Edward Norton por Colin Farrell y viceversa, no le queda el papel de bueno a Edward Norton segùn mi opiniòn, disfruto mucho verlo desenfrenado y nerviosamente ancioso a punto de que su cabeza estè por reventar y luego transformarse en un dulce y tierno retrazado mental, esa es la base de mi apreciòn, sin embargo la actuaciòn de Colin Farrel me sorprendiò al punto que me agradò esta pelìcula. EL trama ya esta muy manoseado, la corrupciòn, golpes, bares, sucios rincones, heroes desolados e incomprendidos dispuestos al sacrificio ya son muy conocidos, pero este film tiene algo especial que te entretiene potr eso merece apreciarse.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Honor entre compis.
Quizá lo mejor de este thriller es su humildad, pues no trata de ir más lejos de lo que trata de explicar. No estamos, evidentemente, ante un film de suspense de alta categoría, pues defectos los tiene, sin embargo posee mayores virtudes.

Sí hay algo de lo que peca “Cuestión de Honor” es de su convencionalidad y conservadurismo, pues es la misma historia que tantas veces ya nos han contado, sin asumir riesgo alguno. Reúne todos los tópicos vistos anteriormente en otros films del mismo género para ofrecernos un buen cóctel, pero del que ya no es familiar. Su historia nos traslada a la investigación de un honrado policía retirado (Norton) de un asesinato a cuatro policías corruptos por unos traficantes. Pero de lo que aparenta al principio de ser un simple homicidio, se convierte en una alta conspiración de corrupción policial del cual están implicados su hermano y su cuñado (Farrell).

La historia no es nueva, ya nos la han contado mil veces, el film se vuelve además demasiado previsible a los pocos minutos, donde al final sólo interesa el final de sus personajes que determinar quién ha sido, pues ese dato se desvela ya muy al principio. Sin embargo, pese a la convencionalidad que ahonda todo el producto, no cabe negar de que se sujeta bastante bien gracias a su reparto, todos ellos muy solventes, incluso Colin Farrell, que no es de mi agrado, está demostrando en sus últimos trabajos que es algo más que un simple macarra.

Tampoco se puede reprochar sus demás aspectos técnicos, pues pese a que hay cosas más logradas que otras, el conjunto global es más que correcto. Su gran lastre es, que pese a tener un buen guión, la trama no es, en absoluto, nueva. Sino que es un compendio de clichés que ya hemos tenido la oportunidad de ver en otros thrillers. Eso no quiere decir que el film no merezca la pena ser visto, pues tiene escenas destacables, con bastante nervio e intensidad, junto a otras que sobran, como la pelea final y su conservador y tópico final.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Muy floja
Historia de policías corruptos. Yo la vi sólo por que actuaba Edward Norton, pero tengo que decir que no fue suficiente para salvar la película. En parte la trama es demasiado obvia, en parte exagerada, en parte violenta, se adivina quienes son los buenos y quienes los malos. Si te gusta la acción y la violencia cinematogáfica, es aceptable.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Cuestión de cómo hacer una película del montón
La impresión más directa que me viene después de ver la película es que se trata de un film mediocre. Ya de entrada, el tema de la historia no invita demasiado a verla. Se cuenta la historia de corrupción policial que salpica una familia en la que varias generaciones han sido policías. Es grande la pereza que da ver otra película en la que aparecen policías que aceptan sobornos, que están implicados en contrabando de drogas, que ordenan y ejecutan asesinatos para encubrir sus faltas... El resultado tiene que estar muy bien logrado, como para que tal esfuerzo valga la pena. Y ni de lejos se consigue ese resultado...

El director (y también guionista) Gavin O'Connor, con una filmografía escasa y desapercibida, se apunta un tanto por haber conseguido realizar este trabajo con grandes actores, pero su talento está bajo la duda. Las escenas, los planos, el tono del film...por momentos me pareció que estaba viendo una película de drama familiar de sobremesa de fin de semana. Pero si pocas cosas funcionan es porque se sustenta en un guión muy flojo. Los diálogos están sobredimensionados, se les pretende dar una trascendencia de los que están exentos por completo. Las acciones de cada personaje se finiquitan con la expresión "tenía que hacerlo", y con ese "gran" recurso narrativo, se va avanzando en la trama hasta desembocar en una final esperpéntico, inconcluso, y fuera de lugar.

Pero si la valoración de la película no llega a ser mala, es por la faceta interpretativa. Edward Norton realiza un trabajo sobrio, contenido, demostrando su talento. Casi se podría decir que es la actuación más destacada si no fuera por el sensacional papel desempeñado por un actor secundario de primera: Noah Emmerich. Repasando su filmografía, uno se da cuenta que incomprensiblemente este actor ha sido relegado a papeles poco relevantes, siendo la de "El show de Truman" su participación más recordada. También Jon Voight sigue en buena sintonía y realiza un trabajo eficaz y correcto. El punto decepcionante de las actuaciones va a cargo de Colin Farrell. Siempre con el mismo gesto de chico duro, enfadado, enrabietado, sus apariciones en pantalla llegan a ser repetitivas y hastías (peligrosamente se va pareciendo cada vez más al alarmante caso de Nicolas Cage). Se trata de un buen actor, no hay duda (lo ha demostrado sobradamente en películas como "Última llamada" o "Escondidos en Brujas"), pero tiende a la sobreactuación, lo que puede llevar que en sus próximas actuaciones ya sepamos lo que nos vamos a encontrar y lo que puede dar de si.

No es una película recomendable, pero tampoco es para desecharla a la basura. En un día lluvioso, en el que no funcione el TDT, y el lector del reproductor del DVD se conjure para que sólo funcione el disco de "Cuestión de honor", es una ocasión para echarle un vistazo, reflexionando sobre lo que pudo haber sido y no fue.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Una propuesta prescindible
Me pareció un coñazo insufrible. Dos horas de amargo sufrimiento. Un film lisérgico que aburre al más pintado. La cinta en ningún momento me atrapó. Una historia lenta con un desarrollo plomizo que provoca el insomnio. Hay que verla con anfetaminas cerca y tomarse una cada cuarto de hora. No se nos cuenta nada nuevo, nada que no hayamos visto ya una y mil veces. Policías corruptos, traficantes de droga y la lealtad familiar ante todo. Un nuevo fracaso conjunto de Colin Farrell y Edward Norton que necesitan como el comer un éxito taquillero o al menos una película que sea buena porque llevan años dando tumbos.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo