arrow
3
Como tirar el dinero en épocas de crisis
No sé porqué a veces me dejo arrastrar a ver estos bodrios incalificables. Película mala, mala de solemnidad, previsible, con un argumento visto en otras 200; unos cuantos polis malos-corruptos que al final acaban pillados por otros polis buenos-buenísimos que son muy honrados y sufren mucho. La escena final donde suben la escalerilla hacia "el gran jurado" es PATÉTICA. Para colmo de males es larga o a mi se me hizo eterna...
Está claro que nunca aprenderé.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Poco orgullo y menos gloria
Una pena que con esos actores y una realización aceptable se consiga tan poco. Un guión tan manoseado por cientos de telefilms (corrupción policial, dilema ético, "asuntos internos"), de desarrollo aburrido, esperando que pase algo interesante, te tragas dos horas de una película floja.
¡ Qué desilusión para los fans de Edward Norton !
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Cuestión de paciencia
No es nada fácil hacer una película mediocre teniendo a tu disposición un presupuesto más que generoso, capaz de poner a tus órdenes a actores de la talla de Collin Farrell y Edward Norton… pero Gavin O'Connor nos demuestra que todo es ponerse y que con un poco de esfuerzo, talento y ganas de cagarla, cualquiera puede rozar el truño.Y es que encima, además de contar con actores de renombre (cuidado que no digo que de primera línea) y un elenco de secundarios nada desdeñable, el tema elegido parecía a prueba de bombas: las interioridades profesionales y personales de una familia de policías de Nueva York… vamos, la típica historia que gusta por definición a todo el mundo o, por lo menos, a la que todo el mundo le suele dar una oportunidad.

Pues bien, un desarrollo errático, unos personajes construidos sin cohesión (a base de pinceladas) que se comportan en cada momento de la película como le conviene al guionista, escenas de relleno por todas partes y, en especial, toda una batería de giros inverosímiles, hacen que tragarse “Cuestión de Honor” sea más una cuestión de echarle ganas y paciencia, aunque sea viéndola en dos tandas.

Con todas y con esas, la película tiene un ligero pase gracias, en gran medida, a sus caras conocidas (que con escaso margen marcan la diferencia entre una película de cine y otra de Antena 3 por la tarde) y a que, de puro enrevesamiento, la película tiene cierta intriga. Si cuando digo que estas películas de policías de Nueva York son a prueba de bomba…
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Miserias policiales
El poso dejado por James Gray durante los últimos años en Hollywood se aprecia en cintas como 'Pride and glory'. Ésta se parece, y mucho, a 'We own the night' (2007), estrenándose, además, con apenas un año de diferencia. Por el breve lapso de tiempo que separa a una y a otra, nadie puede hablar de mimetismo en tema y género. Pero, sin duda, Gray ha conseguido que sigan alimentando en USA un género tan carismático y enriquecedor como el gangsteril, en este caso salpimentado con el toque policial. Es decir, está creando escuela.

Joe Carnahan, el padre de 'Narc' (2002), coge las riendas de esta historia junto a Gavin O'Connor. Centran su atención en los corrompidos cimientos del grupo de narcóticos del cuerpo policial de Nueva York. Todo bajo el demoledor marco que ofrece un drama familiar como el aquí expuesto. Policías con distinto sentido de la ética. La corrupción frente al honor. Y una familia frente a la que responder. Lo dicho, me recuerda al mejor Gray.

Película elegante, con estilo. Su director, Gavin O'Connor, consigue crear una encomiable atmósfera, pulida a través de dilemas morales, sentimientos a flor de piel, dinero ensangrentado y cuestiones familiares. Todo ello consigue transmitir una autenticidad que termina por cautivar nuestra atención, dejándonos llevar por una intriga que pivota en torno a las tres grandes piezas del puzzle: Emmerich, Norton y Farrell.

La dupla que ha parido esta cinta demuestra que sabe moverse en este género. Es una historia potente, por momentos brillante. Uno nota que se saben bien la melodía, aunque les falta cierta espontaneidad. Además de soltar automatismos debieron pensar el no incluir bufonadas de tercera división (sí, la escena del bar) que chirrían en demasía. Es por ello que esta cinta no alcanza la perfección. Aunque, con todo, nos deja un buen sabor de boca.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Corrupción policial.
Gran elenco de actores, Voight, Farrell y sobre todo, Edward Norton para retratar el tema de moda, la corrupción, en este caso policial.

Buena película, con sus ritmos y sus pausas, con los personajes perfectamente retratados y con alguna que otra escena original.

Para mí merece un notable, 7.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
¿ Honor o que te den dos patadas en el culo ?
El cine que se hace en la actualidad rara vez me gusta, pero si me entretiene ya me doy por satisfecho. Y este es un producto de esta rama, una peli no para otorgarle ningún premio ni para ensalzar mucho de ella, pero por lo menos me lo he pasado muy bien viéndola.

Gavin O´Connor en este producto me gana con el género, el thriller policiaco me encanta, lástima la forma en que tiene de contar la historia y de patearla continuamente hasta destruirla en un terrible y estúpido final. ( ver spoiler 1 )

Falla en la narración, en la forma y el periodo de tiempo. Presenta mal y tarde a los personajes y a la trama. Tendría que haber escondido un poco más las cartas, deja ver el producto muy rápido y se pierde todo el interés, ya que la historia es más predecible que el final de un capítulo de El coche fantástico. La corrupción que muestra aquí es más increíble que ver los 4 fantásticos, que la poli sea corrupta lo sabemos todos, pero que tenga ese tipo de gente de jefe es para reirse. La forma que tienen de saquear para pagar el alquiler, ja ja ja. Se estaban sacando una tremenda pasta con el negocio negro y no tenía para los gastos necesarios, brillante el guionista, sí señor.
Los movimientos de cámara son pésimos, pero pésimos de verdad. Y si hablamos de su colocación...es para mear y no echar gota. ( ver spoiler 2 )

Lo más interesante la parte emocional, porque estás viendo la peli pensando en que todos son íntegros y nada de nada. ( ver spoiler 3 )
[Leer más +]
6 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Las comparaciones son odiosas
Pues la primera media hora de película he estado rompiéndome los cuernos intentando recordar de qué película "Cuestión de honor" es un remake. Al final he recordado que el argumento es calcadito de "La noche cae sobre Manhattan" del maestro Lumet, gran película del género se mire por donde se mire. Lo que se ha hecho aquí es coger la primera película y llenarla de topicazos como el del poli a punto de divorciarse, la familia de policías, los maleantes estereotipados (yo juraría que para doblarlos han cogido gente de etnia gitana, no es broma). Si hubiera sido de otra manera tal vez le habría dado una nota un poco mejor, por el tema de los actores y tal, pero no puedo evitar la comparación con la película de Lumet, en la que esta, por decirlo de alguna manera, se inspira y francamente que "cuestión de honor" sale claramente perdiendo.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Cuestión de honor
La película esta bien según en que momentos la veas. Es decir si tienes ganas de ver alguna película de acción no veas esta, es una novela de policias sin balas ni tiroteos que digamos. Más bien es una película tranquila, en excepción de ciertos puntos, un tanto violentos.
Los actores que actuan en la película son de lo mejor: Edward Norton, Colin Farrell junto con Jon Voight ( el padre de Angelina Jolie ). En algun momento te puede parecer aburrida, pero en seguida vuelve a emocionarte.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Cosas de familia....
Es un producto no exento de tópicos y clichés pero, que sin duda, entusiasmará a los amantes del género de "pelis de polis" ya que, contiene absolutamente todos los ingredientes a los que nos tienen acostumbrados desde USA: espectáculo, trama, conflictos familiares, conflictos sociales, conflictos de "asuntos internos", persecuciones, tiros, drama,... Y esto no está mal porque al fin y al cabo, es un género ya muy trillado y, lo que los aficionados esperan y desean ver. Las interpretaciones están bien aunque destaco a Edward Norton y, no a Colin Farrell que, francamente no suele convencerme como actor y, en esta mucho menos. Me da la impresión de que haga de Alejando Magno, de jeta atrapado en una cabina por culpa de un psicópata informático o, de poli corrupto, siempre pone las mismas caras y, me transmite más bien poquito...
Intenta transmitir la idea del honor y, la honestidad que, deben valorar como objetivos los buenos policías ante las numerosas situaciones especiales que se encuentran al hacer su trabajo. Nos invita a que trataemos de valorar eso y, por contra, las tentaciones a las que se ven sometidos inmersos como están en los submundos marginales y de delincuencia que inevitablemente tocan a diario. Eso complicado con el hecho de que sea en tu misma familia, toda de polis, donde haya "buenos" y "malos" y, el conflicto que se presenta entre denunciar y hacer lo correcto o, mirar para otro lado y proteger a los "tuyos". El equilibrio, ciertamente, es difícil pero al fin y al cabo, todos los que deciden hacerse policías saben de sobra que estas tentaciones existen y, que deben ignorarlas porque si no, podríamos llegar a la conclusión de que al fin y al cabo, como a los que perjudican más directamente, son gentuza de baja estofa pues ¡hala! no pasaría nada. Eso de que el fin justifica los medios no vale ni para los policías, ni para los especuladores del ladrillo ni, para el que estafa en cualquier otra cosa. Mucha gente se siente mal pagada en relación a los riesgos o trabajos que asume y, afronta situaciones igualmente chungas y, no por eso, se mete a saco en la corrupción con la justificación de que no gana lo que cree que debe ganar. Todos tenemos un precio pero, no a todos se nos pone en la situación de aceptarlo o no y, no todos elegimos este camino o, al menos eso quiero pensar....
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Policias corruptos
Edward Norton y Colin Farrell protagonizan este drama policial que no cuenta nada nuevo pero que está dirigida con personalidad y solvencia. Alguna escena de violencia, como una pelea en un bar que dura más de cinco minutos, podría haberse suprimido, pues no aportan nada a la historia y son, bajo mi punto de vista, totalmente innecesarias; del mismo modo, creo que la breve historia sobre la enfermedad de la esposa del hermano de Norton también sobra, pues dicha historia tan solo pretende justificar el desinterés del Capitán por los asuntos turbios de sus chicos, y dicha justificación va contra el carácter crítico de la película. Finalmente quiero destacar la actuación de Jon Voight, que hace una buena interpretación en su papel de secundario.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Visto otras veces.....pero peor resuelto.
Uno tiene la sensación de haber visto ya esta película. Pero haberla visto bien hecha.
Pride and Glory está llena de tópicos, mal rodada, con mala fotografía, diálogos absurdos, mala cámara...buenos actores que ni por esas salvan la película.
Encima es larga.
Un 5 y gracias.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Una más
E. Norton tiene fama (merecida, desde mi parecer) de elegir minuciosamente los papeles, haciendo pocas pero grandes apariciones por pantalla. Con esa premisa, el espectador ve los trailers y cree que va ver la película del año...

La realidad es mas compleja. Se trata de una película que provoca un amplio abanico de sensaciones al espectador durante toda su duración. Los personajes principales del film (interpretados por Norton, Farrell y Emmerich) consiguen enganchar enseguida. Son reales, con auténticos sentimientos, dolor, cicatrices en la cara,... La interpretación de los actores es buena y realista. Tampoco tiene un exceso de violencia gratuïta y sin sentido. Es más, el argumento es inteligente, con multitud de puntos que se cruzan hasta que parece que la trama es, al igual que en la vida real, muy compleja. No cae en demasiados tópicos ni en lo fàcil.

Entonces, ¿dónde está el fallo? ¿Por que no acaba de llenar?
Pues porque, a pesar de haber complidado la trama hasta hacerla realista, es "más de lo mismo". Después de ver "Training Day", esta película apenas aporta nada que no sea una gran interpretación de los actores, que da gusto de ver pero no llena esas ganas de ver "algo nuevo".
Demasiado americana en general, dónde los policías americanos són una secta aparte de seres superiores al resto. Cuesta imaginarse la misma trama desarrollada en cualquier otro país del mundo (aunque la localización geogràfica no influye en la trama), simplemente porque se trata de una mentalidad demasiado "suya". Personalmente me indigna que en una película se muestre con orgullo un funeral de un policía con 500 personas, desfiles, tiros al aire,... como si la vida de un policía tuviera más valor que la de un obrero que se mata al caer del andamio. Y este tipo de escenas (y sobretodo, esta mentalidad) predomina en toda la película.

Ciertamente, no se trata de un film de pistolas, puñetazos fàciles o de tiroteos sin sentido. Se sale de eso. Pero su mayor problema es que, al salirse, ha caído exactamente en lo que hacen todas las películas que quieren salirse, y eso (aunque no tanto) también ya lo tenemos visto.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Solo para ver el reparto.
Hay ocasiones en las que el cine despierta cierta sensación de deja vù. Uno realiza el ritual completo. Paga en la taquilla, hace cola en la entrada, palpa buscando a ciegas su butaca, se sienta en la oscuridad y espera. Y cuando empieza la película y pasan unos veinte minutos, comienza a revisar su entrada, se gira buscando el número de la sala y otea a sus compañeros para descubrir algún gesto de extrañeza o un indicio de sublevación. Alguien ha cometido un error. ¿De verdad no se ha equivocado alguien? ¿O tal vez sea cosa mía? Sea lo que sea algo va mal, porque esta película ya la he visto. Seguro. Al cien por cien. ¿Policías corruptos? ¿Abusos de autoridad? ¿Bajos fondos? ¿Conflictos familiares? ¿Decisiones entre la legalidad y el compañerismo? Esto ya nos suena. Es más, lo sabemos al detalle. Conocemos el principio y el final. A los personajes y cómo reaccionarán. Hemos visto esa escena. Y esta. Y aquella. Ese giro lo veía venir. Ese diálogo me lo sé de memoria. Cuestión de Honor, título español tan pretencioso como el original Pride and Glory, no es una mala película. Tiene una construcción notable, unos grandes actores y ciertos atisbos de intentar reconducir el tema a un entorno más dramático. Fracasa al hacerlo, sí, pero no es una mala película. Su mayor lacra es que antes de entrar en la sala, antes de ver el tráiler o incluso antes de saber nada de este proyecto, ya lo hemos visto. No en vano el drama policial sigue estancado en los mismos temas, personajes y giros durante años, variando –y algunos casos ni siquiera esto- simplemente de contexto. Y el hecho de que en la pequeña pantalla haya obras geniales como The Wire o The Shield, hace las comparaciones aún más odiosas. De modo que al fin y al cabo lo que ocurra en esta Cuestión de Honor nos da igual porque conocemos, mucho mejor que Norton, Farrel y Emmerich, cuál será su destino.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Nada nuevo bajo el sol
Gavin O´Connor no se complica la vida y con el tirón de Norton Y Farrell filma un thriller policiaco al uso contándonos una historia que ya ha sido contada muchas veces. Es interesante comprobar como en estos casos los núcleos familiares están tan fuertemente vinculados al cuerpo, vamos que no hay uno sin dos: la familia y el cuerpo. Ser policía es algo más que un empleo, se convierte en un modo de vida que impregna a toda la familia. De este modo todo lo que concierne al trabajo recaerá directamente en ese núcleo, afectando todo y a todos. La trama nos sitúa entre dos hermanos policías (Norton el políticamente correcto y Emmerich todo lo contrario) que comienzan a investigar la muerte de varios compañeros del cuerpo en lo que parece un tiroteo más, pero que llegará a ser algo más importante a medida que la cinta avanza. La corrupción llegará a tocarle mucho más de cerca de lo que pensaba.
La cinta está plagada de clichés aún estando por encima de la media actual de policiacos.
Uno puede llegar a perder el interés percibiendo cual va a ser el final de la película, o simplemente, como fue mi caso, perdiéndo el interés cualquiera que sea el final porque ya no importa. Con un cartel y dos actores de renombre no se abarrota la taquilla, cuando el guión como es el ejemplo, es tan redundante y poco original y hay un puñado de escenas que desentonan bastante con el conjunto inicial, a pesar de que un Edward Norton correcto en todo momento intente levantar la cinta, dos brazos no pueden tanto. Aún así el esfuerzo es encomiable.

Por otro lado Colin Farrel no consigue que haga cambiar mi idea de que no es buen actor en absoluto, y Jon Voight hace un papel de padre que no pasará a los anales tampoco. Noah Emmerich está correcto como todo el elenco global, pero nadie pasa de esa "correción". Todo tiene un regusto a que ya ha sido visto y dirigido por otros, con mejor resultado además.

En definitiva, una cinta que mejor que pase de puntillas y sin hacer mucho ruido porque no tiene nada destacable que ofrecer, y sí un par de escenas que perfectamente podrían ser eliminadas (la pelea del bar) por resultar un sinsentido y un desentone absurdo.

Recomendable para amantes del cuerpo de policía y de films policiacos al uso. El resto, pueden pasarla por alto. Nadie va a multarlos de todos modos.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Esta ya la habia visto antes
Aburridisima cinta de polis que parece que hayas visto 1000 veces, los actores estan desdibujadísimos, en especial Farrell, no entiendo como con estos actores te puede salir una peli tan mala y a veces ridícula (la pelea final en un pub). Tampoco entiendo la puta mania de doblar a Norton como a Ross de Friends, no le hace ninguna justicia y nos perdemos su trabajo, absolutamente deplorable. John Voight parece que esté en Pearl Harbour diciendo en cada aparición frases de esas que salen en los tráilers, en fin, que si tenéis algo mejor que hacer no perdáis el tiempo con esta porqueria de peli y dedicadlo a otros menesteres.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
No es un puzzle hermoso pero está acabado
"Cuestión de honor" no intenta engañar a nadie, ya desde el principio te avisan que vamos a ver una americanada con todos los fallos que ello conlleva y a los que ya estamos acostumbrados; y con sólo conocer un mínimo ya te dicen claramente que los personajes son genéricos, un reparto de policías ya vistos hasta en esas frases hechas que tanto gustan por Hollywood... al comenzar la trama es un mar de dudas, muy confusa porque parece mal tratada y con temas que no llega casi a tocar... también es convencional, mueren un par de ellos, todos lloran y quieren venganza, por lo que comienzan a revolver NY en busca del canalla, camello y mala persona...y aquí ya comienza a sorprender porque la búsqueda va siendo paralela entre diferentes cuerpos y todo empieza a oler mal dentro de la policía y de la misma familia y, aunque en ningún momento el drama familiar sea ni siquiera pasable, las investigaciones de cada uno para encontrar objetivos contrarios son bastante entretentidas, diría yo que por momentos es un thriller potente en este sentido, sobre todo en comparación con lo que hay por ahí...

Una cinta sobre el abuso del poder de la policía, sobre la corrupción de alto techo y que cuenta con el superclase E. Norton es digna de ver, pero no se puede buscar en ella detalles de un nivel aceptable en cuanto al drama familiar, ni siquiera en cuanto a los dilemas planteados en la trama, todo se resuelve muy pronto para dar lugar a un desenlace moral que tiene momentos buenos pero en general es irregular, luego tiene un final que consigue resolver con dignidad la película, por muy criticado que sea y reconociendo que tiene fallos, consigue unir todas las piezas, este thriller no es un puzzle hermoso pero esta acabado.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Sin novedades
Policías corruptos, confidentes, problemas familiares por temas laborales, la defensa del honor por pertenecer a un cuerpo de policía supuestamente intachable... todo eso ha sido llevado al cine muchas veces con más o menos arte, pero en esta cinta el arte hay que buscarlo con lupa. El excelente reparto aporta cierta categoría al film, pero el tema en sí está muy visto. No aporta ninguna novedad ni ningún aliciente que la haga destacable. Entretenida y pasable, nada más.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Entretenido film.
Me parece que la historia se puede explotar mas, está bien dirigida y por momentos muy intrigante, te lleva por un Estados Unidos un poco mas real y Norton siempre está muy atinado.
Un final muy predecible con falta de emoción.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
COMO LA SEDA
Cinta que funciona perfectamente de principio a fin con acción, drama y diálogo muy completos. Ello, unido a unos Norton, Farrell y Voight con trabajos muy completos y a una cámara de O`Connor maravillosa, dan lugar a una película completa que no aburre y te mantiene entusiasmado de principio a fin.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Cuestiones de Familia
Cinta efectivista, con actores de renombre, que busca atraer al público masa. Y lo logra con un guion lleno de enredos relacionados con la corrupción policíaca. La película es algo extensa y un tanto parecida a tantas de drogas y corrupción que hay. Está agrega el condimento de cuestiones familiares, un tanto in-resueltas. El guión si bien es algo complicado e interesante por momentos se desinfla en el final, con situaciones que rondan lo ridículo. Tal vez apresurado, pero se demora mucho tiempo en llegar al nudo de la cinta.
En esta pelicula aparentemente todos los latinos son adictos y delincuentes.
La filmación tiene algunas escenas con movimientos de cámaras desagradables y por momentos hay muy poca luz, y el espectador debe imaginar lo que sucede.
Por supuesto Edward Norton, cumple muy correctamente con su papel.

La cinta cumple como pasatiempo, no esperen encontrar algo fuera de lo común, levemente superior a lo convencional.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo