arrow
3
Ni con estos actores se salva
Cuestión de honor en el confesionario

Padre he pecado:

Hija mía no puedes ser tan mala teniendo de actores al Farrel y al Norton, por muy mala que seas me temo que tendré que absolverte de tus pecados.

Padre no tengo guión

Da igual, la buena dirección de O´Connor, junto al correcta fotografía, y el ambiente generado te darán la salvación.

Padre los personajes son planos

Si pecadora, pero Farrel sabe darle mucha garra a su personaje y Norton lo hace tan bien como siempre, es casi un seguro de vida. De todas formas reza dos Ave María

Padre la acción es aburrida y enredosa

Si, por supuesto, alma descarriada, pero los personajes están bien dirigidos, además de los actores principales, los secundarios tienen nivel y dan la talla. No obstante por el malsano pecado del aburrimiento reza tres padres nuestros, y por el lío que se monta un credo.

Padre tengo un final gilipollas a más no poder

La verdad es que esto si que no tiene salvación, siento decirte querida mía que ¡Vas a arder en el infierno!

Conclusión: Te gustan los actores, te gusta el director, y vas salvando al film por esto y por aquello durante 125 largos minutos. Pero llega el espantoso final y ya colma el vaso, y te dices: “Es un petardo”

Poco recomendable.
[Leer más +]
104 de 142 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Yo no digo masquesto.
En la primera escena, en el típico partido de policías contra panaderos, el capitán alienta a sus compañeros de equipo con voz de emocionado, casi saliéndole gallos: “una jugada más y el puto mundo estará en vuestras manos”. ¡En un partido de barrio! Si yo formase parte de esa plantilla me quitaría el casco y las hombreras y le diría a la clara, alto y claro: “tú eres un empalmao” y le propinaría una patada en los huevos. Luego me los regatearía a todos y marcaría canasta por la escuadra.
A partir de esta escena, todas las expectativas que uno pudiese llevar a la sala se ven reducidas a que las palomitas aguanten calientes y la pepsi fresca el mayor tiempo posible. La noche va a ser larga.

A ver quién le explica al director que un mexicano y un colombiano no tienen nada que ver, cuando es incapaz de distinguir a un negro de un hispano. En Estados Unidos hay 7 etnias, a saber:

Irlandeses (policías o bomberos)
Italianos (mafiosos)
Africanos (maleantes)
Hispanos (delicuentes)
Moros (terroristas)
Asiáticos (yakuzas)
Judíos (estafadores)


Todos ellos son inmigrantes, hayan o no hayan nacido en los United States. Los ingleses son nativos, y el resto de europeos, turistas. Y por mucho que se les diga que los indios existen, ellos piensan que son leyendas del Far West.

El caso es que yo creo que esta peli ya la vi el año pasado, aunque yo juraría que el prota era Joaquin Phoenix, pero en fin…

Dicen que Norton y Farrel pasaron 6 meses en el cuerpo de policía antes de empezar a rodar. La pregunta es evidente: ¿Para qué? ¿Para hincharse a donuts? Más habría valido que los pasase el gionista.

Luego tenemos el doblaje. Para contrastar el idioma de los polis con el dialecto de los hispanos, se exagera en el doblaje de una forma tan abrupta que provoca risa. ¿Mami-huevo? Yo me descojono.
[Leer más +]
87 de 111 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Una decepción … ¡
Cuando uno ve el trailer se percata de la participación de Edward Norton y Collin Farell, uno se entusiasma, pero al momento de verla en el cine la decepción es grande. La película tiene varios errores y aciertos que pasaré a detallar.

Errores

No se centra en lo principal: Por varios minutos la película cuenta una historia totalmente ajena a la idea central, siendo esta totalmente innecesaria y hasta molesta, se gastaron muchos minutos en una parte que pudo ser omitida sin mucho problema

Racismo: No me gustó que los antagonistas de la historia sean estereotipos y hasta caricaturas de delincuentes latinoamericanos y afro americanos, lo peor que todos estos personajes se comunican en español, que queda casi como un idioma de delincuentes (los afro americanos, normalmente deberían comunicarse en inglés, es lo normal, pero parece que el director quería estandarizar a sus villanos).

Guión: Se extiende mucho dando giros incomprensibles, que parecen haber sido puestos en el camino, en varios momentos la historia llegaba a lo absurdo. EL guión pudo ser mejor, pero todo se quedó en ganas.

Las Actuaciones: Sólo Edward Norton presenta una actuación aceptable (el guión no permitió que Norton nos ofreciera una mejor actuación), el resto del elenco es una pena total, en especial Colin Farell que se mantiene con el mismo gesto en toda la película.

Diálogos: Infantiles y con moralismos absurdos.

Aciertos:

Escenas: Hay algunas escenas muy bien rodadas, con un cuidado aceptable de la fotografía, visualmente ofrece cosas interesantes.

Soundtrack: No será el mejor, pero es preciso aunque no alcanza a crear una atmósfera.
[Leer más +]
37 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Recetario: pelis de polis
Peli prescindible que te quiere contar una historia de corrupción y tal. Con el defecto añadido de que el espectador ha resuelto la mínima intriga(?) en el primer cuarto de hora, y ni el buen hacer de Norton y cía salva el desaguisado de O'Connor. Visto veinte veces antes. Y lo que te rondaré, morena.

- El prota tiene que ser o haber sido un poli de los que se patean la calle. Está traumatizado por la muerte de su compañero o por un divorcio que no termina de encajar.

- Si el compañero no está muerto, entonces tiene que ser negro, en caso de que el prota sea blanco, y viceversa. Si los dos son blancos y están vivos, el jefe será negro o hispano. Pero si el prota es de origen irlandés; entonces la mitad del departamento será irlandés (también aplicable al gremio bomberos).

- El prota deberá decidir entre ser leal a sus compañeros o destapar la corrupción del departamento.

- El prota echa mano de un soplón de toda la vida, que es un pobre desgraciado y hasta puede caer bien.

- Los de asuntos internos son gilipollas. Los federales son gilipollas y creídos, van en pareja, llevan gabardina y un bloc de notas en la mano.

- Si se incluye a la mafia ésta será rusa, italiana o irlandesa. Si se decide presentar a la mafia rusa, deberá de incluirse una escena de brutalidad con lámpara de luz cenital. La mafia italiana será molona y hortera y la irlandesa palurda y borrachuza.

- Si la peli tiene lugar en Los Ángeles, habrá pandilleros latinos. En el resto de los EEUU serán latinos o negro, preferiblemente negros, y apareceran en una esquina oyendo hiphop o bien en un piso ruinoso con llantos de bebé y una señora de rulos que sale al rellano a ver qué es ese follón.

- Se valorará positivamente la inclusión de Mark Walhberg como policía honesto.
[Leer más +]
28 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Cumple su función de entretener
La historia no es nueva, ha habido más casos de corrupción en la policía (en la vida real suele pasar, por ejemplo, con temas de drogas). La presencia de Norton y de Farrell hacían interesante la película, y en general, los dos han destacado, aunque el doblaje de Norton resulta curioso en comparación con el que le pusieron en la mítica "American History X".

En ningún momento de la película me he aburrido, y eso es algo positivo. Mucha violencia, pero con este tío ya estoy acostumbrado (ni punto de comparación con la que he citado antes). Está muy bien contada, y en general no ha sido demasiado predecible, porque no sabíamos hacia donde iba a llegar todo esto, pero prácticamente da para reflexionar sobre algo que ocurre en la policía, por desgracia. Son aquellos que supuestamente nos protegen, y algunos abusan de su "autoridad". Y luego entre ellos, se cubren. Me recordó a mi facultad, ya que los profesores, vicedecanos, ...cometen muchos errores, pero entre ellos se protegen de manera que el culpable finalmente sea el alumnado. Y suele pasar en muchos centros educativos, sobretodo entre miembros del propio departamento.

Les recomiendo que la visionen y que reflexionen sobre si situaciones "similares" ocurren en sus respectivos trabajos. En cuanto a lo demás, el tono nocturno y azuloso pega bastante para la tensión de la película. Falta una banda sonora destacable.

No hay mucho que decir. Lo más destacable es todo lo que he dicho hasta ahora. No es ninguna película brillante ni presenta novedades, pero es aceptable para ver y no es muy larga. Un 7.
[Leer más +]
22 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Todo queda en familia
Aunque parezca absurdo, uno a veces también se cansa de ver buenas películas. Por que éstas, tienen una trama que te agota, por eso de su deber de tener que exprimir al espectador durante todo el metraje para terminar sorprendiéndole con algo interesante. Y aunque el resultado sea un tipo de sensación que siempre se desea volver a repetir, el cansancio físico y mental a veces nos merma de tal manera que sólo nos quedan ganas para ver una película más sencilla, tranquila y convencional. Y "Cuestión de honor" es casi todo eso.

Por que a pesar de estar inmersa en una trama que suena a vista, el trabajo que se ha realizado en esta cinta supera la corrección, siendo el conjunto de la misma bastante interesante. Tiene sus altibajos, y reconozco que sin Edward Norton la película perdería enteros, pues su trabajo es extraordinario. Es una perla en medio del desierto. Del desierto de la corrupción, que es de lo que nos habla este film, que empieza con el asesinato de cuatro agentes de policía que deberá investigar el detective Ray Tierney después de un largo período fuera de las calles, a pesar de su poca predisposición para volver a las mismas. Pero su padre, Francis, encarnado por un gran Jon Voight al que se agradece cada una de sus apariciones, le convence para hacerlo para así honrar el nombre de los cuatro policías caídos en unas circunstancias cada vez más extrañas. Aquí todo queda en familia, pues además de Francis y Ray, el hermano de este último, "Franny" (Noah Emmerich) también es policía y además es quien dirige el cotarro en la comisaría 31 que dará para tanta polémica. Jimmy Eagan (Colin Farrell) por su parte encarna al mejor amigo de Ray. Sobre Eagan también planeará la extensa sombra de la corrupción.

En definitiva un trabajo interesante con airazo convencional pero con el mérito de que su director transmite bien la historia que él mismo ha creado junto a Joe Carnahan y Robert Hopes. Es por ello una película original en el sentido de que no es ni un remake ni una copia de nada. Simplemente es un producto sencillo y agradable, bien elaborado pero sin la fuerza necesaria para poder llegar a ser una cinta inolvidable o estar en los altares del género. Con mucho que reprochar (escenas tediosas, alguna completamente absurda...) no deja de ser un digno entretenimiento para cubrir las horas muertas uno de esos días en los que el desánimo acompaña y uno no está para adentrarse en argumentos excesivamente complicados.
[Leer más +]
11 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
El criterio antes que el honor
Pride & Glory circula por un sendero demasiado conocido. Y el problema de caminar por él es que no importan mucho los nombres propios que intervergan, porque todo se siente excesivamente familiar.
Desde su exordio hasta su vulgar desenlace, no aporta nada nuevo a su discurso.
La relación de los compañeros policias, uno retraído y el otro rebelde, ya se muestra poco comunicativa de nuevas fuentes (hago con ello referencia a la clara similitud con Arma Letal, por ejemplo). Como ya digo, su tesis discursiva sobre la corrupción interna, desmantelamiento de redes de camellos, disputas familiares, etc, ya no genera mas interés que un simple entretenimiento. Cuando escuchas por primera vez una palabra imponente y conoces su significado, te congratulas de almacenarla en tu vocabulario. Pero si repites esa palabra muchas veces, va reduciendo el interés que antes suscitaba, como si perdiera su potente significado. Algo así ocurre con el argumento de "Cuestión de honor".
Hablando de sus actuaciones, esta vez no han dejado lucirse a Norton como debería, o al menos como venía haciéndolo hasta ahora. Farrell le pone ganas, y por momentos no resultan en vano, pero con ese guión que busca pretensiones trilladas, dar lecciones morales con ese arrepentimiento tan chirriante (claramente digo falso), sus esfuerzos se hunden y no hay flotadores para sujetarse. Luego está el sorprendente protagonismo que le dan a Noah Emmerich, que durante sus intervenciones confunde actuar con fuerza y vivacidad, con dar gritos y gestos amenazantes cada dos por tres.
Los dramas morales internos desvarían del contexto en que circula el filme (innecesaria la enfermedad de la mujer de Emmerich. O ha sido para cambiar algo del esquema convencional, o para conseguir un metraje algo mas alargado, también a modo habitual).
La realización de O' Connor transcurre algo tosca: la utilización de la cámara en mano resulta a ratos efectiva, a ratos mareante y grosera, aunque tiene el suficiente talento bruto como para transitar un pulso que decae y se recupera cada cierto tiempo.
Farrell ya se puede dar por satisfecho por haber recibido el Globo de Oro (por la otra película que estrenó, está claro), y Norton no debería preocuparse en demasía. A fin de cuentas, todo talento suele tener un borrón en su amplio y exitoso historial.
[Leer más +]
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
CUESTIÓN DE GUSTOS.....
En principio podría tener todos los ingredientes para disfrutar de un par de horas agradables, pero se desinfló a los pocos minutos.... No la entendí, no me gustó y no conecté con ella. Tal vez el problema sea que estoy perdiendo la inteligencia, pero no la entendí, y no me importaba lo que allí se contaba. Y si sucede eso, poco tenemos que hacer.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Corrupción en Nueva York
El nombre de Edward Norton ligado a cualquier proyecto es sinónimo, la mayoría de las veces, de calidad. Desde que este gran actor sorprendiera a propios y extraños tras su impactante interpretación en "Las dos caras de la verdad", este bostoniano nos ha regalado increíbles y complicadas actuaciones en films como "American History X", "El club de la lucha", "El ilusionista" o incluso en la piel del famoso monstruo verde "Hulk". De hecho, fue nominado al Oscar por "Las dos caras de la verdad" y "American History X", pero es demasiado buen intérprete como para que en la cada vez más depauperada Academia de Hollywood se den cuenta, así que la archiconocida estatuilla, por el momento, se le resiste.

Aquí Norton vuelve a lucirse en un rol complicado, pues encarna a un triste inspector de narcóticos, retirado a los despachos por un turbio asunto del pasado, que vuelve a la acción tras el asesinato de un grupo de policías. Su personaje deberá lidiar no sólo con los terribles asuntos que descubrirá, sino con un matrimonio roto, una prensa ávida de sangre y una familia un tanto peculiar.

Pero este film no sólo vive de Edward Norton, ya que se trata de un drama que envuelve a diferentes caracteres, perfectamente llevados a escena por un elenco importante: Colin Farrell, el veterano John Voight, Noah Emmerich (Beautiful Girls) y Lake Bell (Surface). Un elaborado guión mostrará las grandezas y miserias de todos ellos, en una trama más dramática que policial, explotando al máximo el bien, el mal y una especie de zona gris entre ambos, que es donde se mueve la mayoría de los personajes.

Conforme avanza el metraje la tensión va aumentando, llegando a contar con secuencias que pueden llegar a encoger el corazón de cualquiera. Así pues, un sólido drama para empezar con buen pie el 2009. No sé si ocurrirá lo mismo de todos los años, ya que estas fechas son proclives para el estreno de las mejores películas, dada la cercanía de los cada vez más infames Oscar; después llega marzo y el listón comienza a caer en picado. Esperemos que en esta ocasión, el cine logre estar a la altura.
[Leer más +]
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Cuestión interminable
Suelo medir la calidad de una película por las veces que miro el reloj durante la misma.... Esta vez han sido muchas... demasiadas tal vez...
La película se hace muy muy pesada... aunque tiene algunas escenas buenas... y Edward Norton no esta mal (me encanta este actor).
Hay escenas de relleno, que intentan dar profundidad a la historía, pero lo único que consiguen es buscar la lágrima fácil.

Conclusión: Aunque tenga una buena ambientación, buenos actores, no hay quien la salve...

Muy aburrida
[Leer más +]
11 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
ESTA PELÍCULA YA LA HE VISTO ANTES... DEMASIADAS VECES.
Familia, traición, venganza, polis buenos, polis corruptos, justicia poética, traficantes, imprescindibles escenas en decadentes apartamentos con niños de fondo llorando, intervención de los tíos de Asuntos Internos, tacos, tráfico de drogas, palizas, personajes de origen irlandés, tiroteos, juicios...

Todo visto una y mil veces. Y la calidad de los intérpretes del film no basta para levantar un guión rutinario y a un director de origen televisivo que no es capaz de planificar su película más allá de una serie de opresivos y repetitivos primeros planos.

En resumen: aquí no hay nada que no pueda ver uno en teleseries como "The Shield" o "Policías de Nueva York". Y mejor hecho.
[Leer más +]
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
¿Cuánto precio tiene la verdad?
A pesar de un inicio abrupto, la película se hace pesada en la primera hora de metraje. Esto es debido a que se revela desde muy temprano quienes son los organizadores del terrible incidente que se relata a principios del film. Debido a esta rápida revelación, se pierde el factor sorpresa que podía dar el film y se provoca que el argumento pierda fuerza, lo que conlleva que se haga más pesada la cinta. Se elimina por completo la intriga de saber quiénes son los culpables, ya que eso se sabe desde los primeros 20 minutos. Esto, desde mi punto de vista es un error, ya que se elimina de un plumazo parte de la fuerza del argumento. Un buen film de intriga, trata de revelar poco a poco los detalles, haciendo que sólo hacía el final de la película descubramos lo que sucede.

Eliminado el principal interrogante, la película se sustenta tratando de indagar en las razones que llevaron a los implicados a cometer los crímenes y cómo se resuelve finalmente el asunto. A pesar de que estos datos son bien relatados, no evita que el argumento ya haya perdido parte de su fuerza.

A partir de la primera hora de metraje, el film recupera algo de interés al desencadenarse una serie de acontecimientos que implican al protagonista. Gracias a esto, el film consigue recuperar parte del interés perdido. Estos nuevos acontecimientos, alteran ligeramente el argumento, enmendando en parte la revelación de los primeros 20 minutos y haciendo que el espectador tenga interés por saber cómo acabará todo. Sin embargo, entre alguna escena surrealista y algún vacio argumental, la trama no conseguirá llegar a la excelencia.

El elenco de actores/actrices tiene una actuación destacable, aunque en el caso de Edward Norton personalmente esperaba más de él. No es este sin duda alguna su mejor papel, visto en comparación con películas en las que participó, cómo American History X.

Por su parte el uso de la cámara alternara entre buenas tomas y otras dónde se crearan planos que provoquen el cansancio en el espectador.

Los efectos cumplen su función, ya que tampoco es que sean especialmente numerosos.

En resumen: una buena película, que sin embargo pierde gran parte de su atractivo debido a tempranas revelaciones en el argumento que eliminan el factor sorpresa del film.

Lo mejor:
_A partir de la hora de metraje, surgirán una serie de acontecimientos relacionados con el protagonista que crearan interés en el espectador.
_En líneas generales, actuaciones destacables por parte del elenco de actores/actrices.
_El tema que plantea el argumento es interesante y nos hará reflexionar.

Lo peor:
_La primera hora de metraje, se hace algo pesada.
_Se elimina parte de la intriga pasados los 20 minutos de metraje.
_Algún vacio argumental.
_Alguna escena surrealista que desentonará por completo con la seriedad que quiere mostrar el film.
_No es ni de lejos el mejor papel de Edward Norton. Lo podía haber hecho mejor.

Nota Final: 7
[Leer más +]
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
A mí me decepcionó
Veo muchísimas películas pero no entiendo si la cinta tiene calidad, quizás puedo valorar mas o menos a los actores (creo que eso lo puede hacer todo el mundo), si me gusta la música o los diálogos, pero en temas de fotografía, efectos sonoros y esos temas ni idea. Yo puntúo una película por su entretenimiento, por lo que me absorba el argumento o las veces que me mueva buscando una nueva posición.

No digo que esta película no entretenga, pero es una situación que ya he visto antes, no me ha gustado el final y el personaje de Norton tampoco ha sido de mi agrado. Me ha gustado mucho Farrel y no ha estado nada mal Norton, lastima de personaje.

Para terminar, me han gustado los dos actores principales y alguna que otra escena de la película. Por otra parte los diálogos, la historia, un par de personajes, el niño valiente con memoria de elefante y próximo presidente de los estados unidos el final y que me he aburrido es la parte negativa.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Digna de ver
Intensa, interesante y cruda historia sobre la corrupción. Es cine policiaco, pero va más allá de la acción y de las escenas impactantes.
[Leer más +]
12 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Cuestión de originalidad
Lo mejor: La escena de la plancha y el bebé.

Lo peor: La pelea del bar.

Crítica: Innecesariamente largo (más de dos horas de proyección) film que aporta poca novedad al género. Se trata de otra película más sobre corrupción policial, en este caso, aderezada con el ingrediente de verlo desde la perspectiva de una familia repleta de policías. El poli bueno (Edward Norton) tendrá que derimir si debe apoyar a un miembro de su familia aunque obre mal (Colin Farrell) y de paso a todo el cuerpo de policía o si debe hacer caso a su moral y desmantelar la corrupción neoyorkina... y ¿a que todos sabéis por qué opción se decide?

Al metraje de la cinta le sobra tranquilamente media hora (especialmente la penosa y absolutamente fuera de lugar pelea en el bar entre Edward y Farrell, hecha a propósito y de cualquier manera para aprovechar el tirón morboso de juntar a dos actores tan populares) y las interpretaciones de los actores resultan poco creíbles en general. Ni siquiera el talento habitual de Norton se deja ver en esta cinta, en la que actúa muy por debajo de sus posibilidades.

Por lo demás, puede resultar una película entretenida una vez logras meterte en ella (el inicio es un tanto confuso y tardan demasiado tiempo en explicar la relación entre los protagonistas) pero no aporta nada especial que no hayamos visto en decenas de películas similares, si acaso algunas escenas interesantes gracias a un buen trabajo de rodaje.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Los eternos Mike y Joe
Tres policías: Ray, Franky y Jimmy, ya sólo falta el pequeño Timmy. Se trata de un retrato casposo de la policía americana, por no mencionar el modo en que nos presentan al colectivo latino, al cual le ponen un ridículo acento, estilo anuncio de "Malibú" que resulta vergonzoso.
Los diálogos caen en el tópico más absoluto y no aportan nada a una historia que encajaría más holgadamente en una peli de domingo por la tarde en el sofá.
Sólo la presencia de un curtido Edward Norton hace que no pierda la paciencia en los primeros veinte minutos.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Delito tendría que ser no aprovechar a estos actores.
36(22/01/09) La originalidad no ha visitado a los guionistas de este film. Es un refrito de otras tantas cintas mil veces vistas, pues manidos son todo lo que tocan, familias metidas en la poli en Nueva York y además corrupción y coronándolo con un desenlace patético, solo para el gusto de amantes del cine de Chuck Norris. Lo peor de todo es que han desaprovechado a tres actores inmensos, John Voight, Colin Farrell y el descomunal Edward Norton, que con estos mimbres se haga una cinta tan previsible. Tan rutinaria, que se alarga más que una visita de la suegra. Nada en ella es destacable, y todo en ella es olvidable. Recomendable a los que se traguen todos, pero todos, las pelis de polis. Fuerza y honor!!!
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Gavin Ooooooooooooooooh´Connor
Decidí ver esta película para pasar un rato entretenido igual que con "training day" o "dueños de la calle", además considero que Edward Norton es un buen actor, pero… la película no se acerca ni por asomo a las mencionadas y a Norton no le va el papel de poli bueno, en la película lo hace mejor Farrel que ya es decir… Lo que conseguí fue aburrirme, intentar explicarme de regreso a casa por qué Norton aceptó esa película y perder 3.75€
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Cuestion de entretenimiento
Todo empezó cuando nos dirigiamos una amiga y yo a un centro comercial con ganas de hacer algo ya que llevabamos tiempo sin vernos, así que nos dirigimos a los cinemas a ver que películas estaban presentando. La verdad entre toda la oferta lo único quenos llamó la atención fué esta película y solo por el reparto, yo me decía: "Edward Norton es un muy buen actor al igual que Farrell" aí que nos dirigimos a la taquilla, compramos las dos entredas, entramos a la sala y nos dispusimos a pasar un rato agradable disfrutando de una posible buena película y así lo fué hasta que la película empezó. La verdad nunca en mi vida me había aburrido tanto en el cine, llegué a sentir ganas de dormir, pero no era justo desperdiciar el dinero así, entonces seguí intentando disfrutar de una película más aburrida que la fila del banco, entonces empezé a cuestionar: "Ok, la película no tiene nada de acción, pero,¿La historia es buena?, la verdad,no, más de lo mismo, los actores son buenos, pero,¿lo son los papeles? no", la verdad no entiendo cuál es la intención de ponernos a Norton a darnos clases de ingles, es que en momentos decía dos veces la misma frase en ingles y español algo así como: "What's up? Que pasa?, Tell me, dime" y como es posible que un personaje latino que solo conoce el español, después de treinta segundos que tarda Norton en dejar de utilizar dicho idioma sea capaz de entende perfectamente el ingles como por arte de magia. La verdad no me gustó para nada, todo el tiempo nos muestran acciones para hacer ver a estos policias como crueles, pero ya de tanto repetir las MISMAS situaciones, los hacen ver ridículos, incluso llegan a parecer actores de películas de serie B, lo cuál no es culpa de Norton ni de Farrell, sino del (pésimo) guionista. Sentí que estuve sentado toda una eternidad en ese asiento, y cuando miré el reloj, solo habían pasado cuarenta y cinco minutos, tuve la intención de salirme, pero era injusto desperdiciar el dienro, así que me la aguante hasta el final, esperando siempre que algo bueno, interesante o novedoso ocurriera, pero jamás llegó dicho momento, el guion es tan plano y simple que en realidad hace quedar en riículo a estos actores, una completa perdida de tiempo.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Cuestión de aguantarla, que no es fácil
Cuando uno ve el reparto de la película con la participación de Edward Norton y Colin Farrell, uno se espera algo que esté medio bien, pero poco después de empezar a verla la decepción es grande.

El guión no se centra en lo principal, durante muchos minutos el filme narra una historia totalmente desconectada de la trama principal, siendo totalmente innecesaria y hasta pesada, se gastó mucho tiempo en una parte que debió ser omitida. La trama principal se desarrolla dando demasiados giros incomprensibles, que parecen haber sido puestos por el camino sin ton ni son, en varios momentos la película llega a lo absurdo (Pongo por ejemplo la pelea en el bar...ay dios mío de mi vida!!). El guión pudo ser mucho mejor, pero todo se quedó en agua de borrajas.

No me gustó que todos los delincuentes de la película fueran latinoamericanos y afroamericanos con un lenguaje totalmente irreal, lo peor es que todos ellos hablaban en español, quedando como un idioma de delincuentes. Sobre las actuaciones decir que solo Edward Norton presenta una actuación aceptable, las del resto del reparto son de espanto, en especial la de Colin Farrell.

P.d.: Resumiendo, una película para ver sólo si no tienes absolutamente nada que hacer.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo