arrow

Doubles vies (2018)

Doubles vies
Trailer
6,1
472
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
A Alain, un exitoso editor parisino, y a Léonard, uno de sus autores de toda la vida, les cuesta aceptar por completo el mundo digital actual... y puede que la crisis de la mediana edad. Cuando se reúnen para debatir sobre el nuevo manuscrito de Léonard, Alain debe encontrar una manera elegante de decirle a Léonard que se está quedando atrás, de exponerle sus dudas, mientras que la esposa de Alain, Selena, cree que por fin Léonard ha conseguido realizar su obra maestra. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Doubles vies
Duración
107 min.
Estreno
12 de abril de 2019
Guion
Olivier Assayas
Fotografía
Yorick Le Saux
Productora
CG Cinéma / Vortex Sutra / arte France Cinéma
Género
Drama Comedia Comedia dramática
8
Los cambios en los conceptos culturales
Si hay un cineasta europeo cuyos nuevos proyectos son de visionado obligatorio es Olivier Assayas, que lleva más de 30 años presentando proyectos interesantes, casi siempre con una crítica política o social, en donde los guiones y las interpretaciones priman por encima de la estética. Casi todas sus películas son interesantes y tienen unos diálogos profundos y no son accesibles para el público más joven, aunque son fáciles de recomendar al público medio de mediana edad y los más mayores que disfrutan con películas en donde la palabra prima por encima de todo. La excepción es su anterior trabajo, "Personal Shopper ( 2016 )", que no me convence, pero que tiene muchos adeptos entre los más jóvenes.
En esta ocasión vuelve a adentrarse en el mundo de la cultura, centrándose en la literatura en diferentes estratos y con puntos de vista opuestos respecto a los nuevos modos de lectura. Los protagonistas son un matrimonio compuesto por Alain, un editor literario en horas bajas, y Selena, una actriz especializada en series de Televisión, a los que conocemos en su vida personal en común y en su faceta profesional, y como indica el título tienen una vida paralela que no conoce su pareja, y que irán descubriendo poco a poco cuando vean la película. Ambos tienen amigos en común, y de vez en cuando se reúnen en donde debaten de manera interesante sobre las nuevas tecnologías y los conceptos que están de actualidad entre los aficionados a la cultura.

Todas esas reuniones son muy interesantes y se expresan bastante bien los puntos de vista de cada uno, con unos diálogos ágiles y profundos en donde no dejan títere con cabeza respecto a los sistemas sociales y el comportamiento de la sociedad. En esos encuentros hay personas de diferentes generaciones y están bien expuestos esos puntos de vista, donde casi siempre los más mayores están en contra de los nuevos conceptos de leer un libro o de ver una película, en dispositivos como teléfonos móviles u ordenadores, ya sea en plataformas digitales o en Kindle o Ebooks en el caso de los libros. Al mismo tiempo surgen rencillas en el matrimonio protagonista, teniendo en cuenta el rechazo a publicar nuevo trabajo de Léonard Spiegel, que según Alain está anticuado en los conceptos literarios, pero que sigue siendo apreciado por Selena.
Pero también hay romances y relaciones fuera del matrimonio, que influye en la actitud de los personajes cuando se reúnen, ya que se ocultan esos romances y dobles relaciones ( "dobles vidas" como el título de la película ). Las historias de cada uno de los personajes están bien desarrollados, y la película tiene también un gran inicio y un magnífico cierre, con una nueva conversación con una gran profundidad dramática y una sinceridad de los personajes que no está presente en la parte anterior del proyecto, salvo uno, el escritor Léonard, quizás porque es el que no tiene nada que perder y es el que termina rompiendo la armonía ficticia de ese grupo de amigos, en muchos casos por compromiso.

El director y actor Guillaume Canet cumple en el papel de Alain y Juliette Binoche vuelve a destacar demostrando su versatilidad. Me parece un acierto la elección de los dos intérpretes franceses, ya que son ideales para los roles de Alain y Selena. La veterana actriz tiene un personaje que va ganando en importancia con el paso de los minutos, y tiene una escena en el tercio final en donde está magnífica en unos diálogos con una gran carga dramática, y lo hace de manera sencilla y creíble. Les acompañan unos secundarios de lujo como Vincent Macaigne en el papel de Léonard, Christa Théret en el de la joven Laure y Nora Hamzawi como Valérie.
Las redes sociales, los blogs, las descargas de películas, la lectura en el teléfono de libros digitales, el narcisismo de algunos artistas o críticos actuales, los cambios en el concepto del cine y la televisión, y los gustos literarios de la gente más joven son temas que están presentes en los diálogos y los actos y presentaciones de los personajes de la película, que en muchos casos no están dispuestos a cambiar sus conceptos y modos de comportamiento que tan bien les funcionaban en el pasado, pero que no sirven para los nuevos modos de consumo culturales. "El regenerarse o morir" es un tema a debate interesante, y que en el fondo podría ser una de las frases que resumiría el argumento de la película junto al título tan bien seleccionado.

La película no requiere de una elevada calidad técnica o artística, y la sencillez visual a la hora de enfocar a los personajes en sus diferentes escenarios es clave a la hora de seguir bien esos diálogos tan ágiles, complejos y profundos. La ciudad española de Sevilla tiene importancia en la parte central de la película, aunque no se encuentran allí, por los recuerdos sobre unas historias personales del pasado en esa localidad andaluza. También me gustaría destacar una canción que suena en la parte central y la dirección de Assayas que sabe sacar partido a los intérpretes, pero sobre todo el guion escrito por el propio director que fue ignorado por los jurados de los festivales de Venecia y Sevilla, en donde compitió formando parte de la sección oficial. Es probable que sea una de las películas con más candidaturas en la próxima edición de los premios César, teniendo en cuenta que se estreno en Francia en Enero de 2019.
Una película que recomiendo ver como casi siempre en v.o.s y en esta ocasión es fundamental ir con la mente despejada para no perderse con esos diálogos tan ágiles. Se está vendiendo como una comedia dramática, pero de comedia no tiene mucho, y también decepcionará a los que acudan a la sala de cine para reírse un rato y desconectar de la realidad.

LO MEJOR: El guion. El reparto.
LO PEOR: No es una comedia y defraudará a los que vayan al cine para reírse un rato y desconectar de la realidad.

Pueden leer esta crítica con imágenes y contenidos adicionales en: http://www.filmdreams.net
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Pone en primer plano relaciones reales y reflexiona sobre conflictos actuales
Siguiendo el estilo de Woody Allen, Assayas utiliza el diálogo en abundancia para hacer que sus personajes opinen sobre una gran cantidad de temas. Estamos ante una comedia a varias bandas en la que ellos mismos hacen avanzar la acción a través de sus conversaciones. Si bien es cierto que induce bastante a la reflexión, puede llegar a ser algo tediosa por su falta de acción.

En las escenas grupales, la cámara nos convierte en un protagonista más. Moviéndose al ritmo de las voces, permite seguir lo que sucede y sentirnos parte de la situación. De este modo, entramos tan activamente en las conversaciones que, incluso, entran ganas de participar en ellas. En cambio, en las secuencias entre dos, Oliver Assayas hace que la cámara se retire. Así, les ofrece cierta intimidad y volvemos a ser espectadores pasivos de momentos privados.

Los diálogos son muy directos: se dicen las cosas sin eufemismos ni rodeos. Tanta sinceridad y contundencia al expresarse acaba siendo cómica. Los personajes no parecen sentirse mal porque sus palabras puedan dañar a su interlocutor. Sin embargo, esto contrasta con el hecho de que todos tienen algo que ocultar, mienten y engañan. Quizá es la sinceridad, o quizá es que el director no intenta aplicar un filtro de idealismo a las relaciones, pero esto provoca que muchas escenas sean incómodas. Nos muestra parejas que, pese a llevar años casadas, se presentan como desconocidos.

Parece que Assayas usa esta película para generar debate sobre temas que le preocupan y parece que lo consigue. Propone consideraciones muy interesantes como el conflicto de la gratuidad del arte y la crisis de los formatos físicos. También pone en evidencia un futuro en el que la tecnología hará que nos movamos cada vez menos. Especula sobre la comercialización de la intimidad y, con esto, habla de las vínculos y las infidelidades. Incluso hace que sus protagonistas discutan sobre las nuevas tecnologías, la política y las apariencias.

www.contraste.info
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil