arrow

Una noche en Casablanca (1946)

Una noche en Casablanca
Trailer
7,2
4.323
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La acción se sitúa en Casablanca, poco después de la Segunda Guerra Mundial. El gerente del Gran Hotel ha muerto en extrañas circunstancias. Para ocupar la vacante que deja, es contratado Ronald Kornblow, que abandona de inmediato la posada que dirige en un oasis. Tras su llegada Ronald entra en contacto con Corbaccio, un extraño sujeto que se dedica a estafar turistas a través de su Compañía de Camellos Amarillos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
A Night in Casablanca
Duración
85 min.
Guion
Joseph Fields, Roland Kibbee
Música
Werner Janssen
Fotografía
James Van Trees (B&W)
Productora
Loma Vista Productions. Distribuida por United Artists
Género
Comedia
8
Discrepo (7.6)
Me ha parecido una de las mejores. Los chistes de Groucho siguen siendo delirantes (abajo cito unas cuantas frases que recuerdo), y Chico y Harpo no están mal. Ha mejorado el guión con respecto a otras y lo mejor de todo es que sólo tenemos que soportar dos números musicales: el del piano, tan pesado como siempre, y el del arpa, esta vez con buen ritmo. Pero nada de ver al guaperas de turno cantando insoportables temas "románticos"; de hecho, apenas se ponen cinco frases en boca de la pareja de amantes.
La escena de la preparación del equipaje está cerca del nivel de la del camarote y de la del falso espejo.

-------------------------------------------------

Groucho: Es usted la mujer más hermosa que he visto.
Beatrice: ¿De veras?
Groucho: No, pero no me importa mentir si con ello saco algo.

Groucho, tras tirarle un plato de sopa encima al conde: No se preocupe, si se tira por encima otro plato de sopa, no se notará.

Tras un intento fallido de asesinato contra Kornblow (Groucho), éste aún sigue pensando que se trató de un accidente. Aparece en escena sucio y magullado.
Pierre: Señor Kornblow, ¿qué le ha pasado?
Groucho: Fue un accidente. Me atropelló uno de estos chóferes de Casablanca. Tuve que
esquivarle tres veces, y a la cuarta me subí a una palmera.

Chico: Oiga, ¿qué es esto? La botella está vacía.
Groucho: Sí, es que es champán seco.

Groucho "confunde" a la mujer de un cliente rico y poderoso con su amante.
Groucho: Señor Smythe, este es un hotel respetable, así que le sugiero que se vaya a otra parte con su amante.
Smythe: ¡Esta señora es mi mujer, debería avergonzarse!
Groucho: Si es su mujer el que debería avergonzarse es usted.
Smythe: ¡Tendrá noticias mías!
Groucho: De acuerdo, pero intente enviármelas en una postal.
[Leer más +]
28 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Como pasar noche en Casablanca, sin salir de California.
Nueva película de los hermanos Marx, donde vuelven a actuar como si fuera un teatro, escenarios donde dramatizar o en su caso, satirizar.

Una noche en Casablanca, nos presenta una película donde en un hotel de allí estan matando a todos los gerentes, y por casualidades del momento, llaman como nuevo gerente a Kornblow (Groucho), y con esa perspectiva junto a un tesoro oculto por los nazis y un camellero sinvergüenza (Chico) y se crea la trama.

Un guión, aunque nada original, interesante porque puede dar para mucho, el problema radica en que su adaptación para las gracias y lo bufonesco de los hermanos Marx, consigue enrollarlo de tal forma, que pierde atractivo, siendo en algunos momentos algo aburridos.

Otro punto negativo, son los escenarios, y es que se hecha de menos y más con ese titulo tan sugerente un paisaje o por lo menos algunos planos, pero no deja de ser todo simples decorados en grandes almacenes de California.

Por último añadir, a los hermanos Marx actuando, parece que estuvieran en un teatro, donde la cámara es el publico, y lo hacen nota en demasía perdiendo esa visión que se le pide al cine y por lo que está por encima del teatro en ese aspecto.

En resumen, película normal, del montón, que sigo sin comprender su sobrevaloración crítica y valorativa en muchos medios, a no ser que la memoria sea la causante de ese positivismo reminiscente.
[Leer más +]
15 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil